Gracias por su visita.

28 de diciembre de 2016

NADIE SABE QUE PUEDE SER FELIZ HASTA QUE LO INTENTA



La felicidad es un tema común y un objetivo que todos perseguimos. Para conseguir la felicidad debemos hacer cosas aunque también se trata de dejar de comportarnos de ciertas formas que nos perjudican.

En mi opinión estas tendencias pueden hacer la vida más complicada, difícil e infeliz.

1. Compararte con otros
Muchos tenemos la tendencia de compararnos con las circunstancias o lo que tienen los demás.

No compares tu situación, habilidades o progreso con los demás. Ni con los que están en mejor situación que tú ni con los que están en peor situación. Debes tener tu propio criterio de felicidad y trabajar para conseguir lo que quieres tú. Solo deberías tratar de ser mejor que tu propia persona en el día de ayer.

2. No ponerte objetivos
Si no sabes a dónde vas, no sabrás qué camino elegir. Ponerte objetivos es fundamental para obtener logros. Puedes ver también qué es un objetivo

3. No afrontar los problemas
Es muy raro que un problema se resuelva solo. Si tienes un problema, es tu responsabilidad solucionarlo porque nadie va a hacerlo por ti. Cuanto más esperes para actuar o más los evites, más difícil será superarlos.

4. Malgastar el tiempo
A diferencia de otras cosas en la vida (dinero, amor, respeto, amistad, salud, oportunidades, formación), el tiempo es lo único que no puedes recuperar ni comprar. Esta es la mejor razón para que planees cada día lo que te conduce a tu felicidad y objetivos.
Quien no planifica, planifica su fracaso.

5. Sentirte culpable
Si solo vives para arrepentirte de tu pasado nunca vivirás para disfrutar tu futuro. En lugar de preocuparte del pasado, gasta toda tu energía y atención en lo que está pasando ahora.

6. Buscar a la pareja perfecta
En lugar de pensar en encontrar alguien perfecto, intenta centrarte en alguien que se ajuste a ti y a tus necesidades. Para ello no necesitará ser perfecto/a.

Por otra parte, no trates de cambiarle, la pareja debe ser algo que nos complemente pero no algo de lo que dependa nuestra felicidad. Debes ser feliz e independiente por ti mismo.

7. Intentar agradar a todos
Muchas veces tratamos de agradar tanto que nos olvidamos de nosotros. Si intentas hacer a todo el mundo feliz, quedarás descontento y con falta de energía, ya que harás cosas que no querías hacer.

Es normal agradar a unos y desagradar otros y hacer cosas que no les gusten a todo el mundo.

8. Rodearte de la gente equivocada
Más vale solo que mal acompañado. Si la gente que te rodea no te aporta nada, no te apoya o no trae un efecto positivo a tu vida, ¿por qué sigues con ellas? Muchas personas se acomodan a sus amistades aunque estas no le aporten nada incluso supongan un efecto negativo en su vida. Atrévete a cambiar de círculos sociales y encontrar gente más positiva y enriquecedora.

9. Dedicarte a algo que no te gusta
Las personas se dedican a algo que no les gusta porque no se han parado a reflexionar sobre los que de verdad les gustaría hacer, por falta de perseverancia y autoestima y porque han seguido un camino marcado por la sociedad y familia.
Párate a pensar si te dedicas a lo que de verdad te gusta y a tu pasión.
“Si avanzamos en la dirección de nuestros sueños, encontraremos un éxito inesperado en cualquier momento”-Henry David Thoreau.

10. No apreciar lo que tienes
A menudo apreciamos las cosas que perdemos. La felicidad no llega por conseguir algo que no tenemos, sino en ser agradecidos por lo que tenemos.
“Nunca conseguirás todo lo que quieres aunque siempre puedes agradecer todo lo que tienes.”

11. Tener miedo a fracasar
Desarrollarse personalmente supone cometer muchos errores y aprender de ellos. Siempre vas a cometer errores en tu vida. Lo único que podemos hacer es aprender todo lo que podamos de esos errores para no volver a cometerlos.

12. Ser negativo
Tener una visión negativa de las cosas solo trae resultados negativos. Céntrate en ser más positivo, todas las cosas tienen una perspectiva positiva y una negativa.
“No puedes vivir una vida positiva con una mente negativa.”

13. Preocuparte demasiado
Preocuparse no soluciona nada. La única forma de solucionar los problemas es actuando. Si no se pueden solucionar (aunque hay pocos puede haberlos, como la muerte de un familiar) tomate un tiempo para ti, acéptalo, recupérate y sigue viviendo.

14. Hablar mucho y hacer poco
Asegúrate de hacer más que de hablas. Las acciones siempre hablan más fuerte que las palabras. Es mejor apuntarse directamente a una ONG que hablar de que lo vas a hacer. Es mejor comprarte el billete de avión para disfrutar de un viaje que hablar de él si al final no se hace.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia