Gracias por su visita.

24 de diciembre de 2016

COSTUMBRES DE LA NAVIDAD



Hay costumbres raras en Navidad porque los seres humanos somos extraños y complejos.

En Noruega hay quienes esconden las escobas porque las brujas las podrían usar en esta época.

El 25 en Portugal se sirve en familia una comida llamada Consoda y se ponen platos para los muertos.

En Italia algunos no decoran el árbol sino que hacen una linda pirámide de madera adornada con frutas.

En Venezuela el 24 se bloquean calles para que la gente vaya en patines al templo. Es un misterio el origen de esto.

En Ucrania es buena suerte hallar una telaraña en Navidad. Por eso ponen telas de araña en la decoración navideña.

En Japón no se envían tarjetas de color rojo navideño. Para nada ya que esas tarjetas se usan allá para los duelos.

En Yugoslavia antes de Navidad el niño ata los pies a la mamá y el papá y ellos le dan regalos para que los libere.

Recuerda que navidad significa nacimiento y deja que algo hermoso nazca en tu interior.

Siente la paz que brota de perdonar y el gozo intenso que produce el acto de dar sin esperar recibir.

No caigas en la trampa de tener tu ambiente lleno de adornos y luces mientras tu alma está fría y hermética.

Elige hacer todo con ese mismo amor con el que Jesús perdonó sanó e ilumino a millares.

Como María actúa con amorosa humildad y destierra un orgullo que tensiona y enfrenta.

El Espíritu de la Navidad es cultivar una actitud de paz serena, armonía y hermandad.

Las luces de esta época te convocan a irradiar tu luz con buenas acciones y con un amor incondicional.
Recuerda que navidad significa nacimiento y deja que algo hermoso nazca en tu interior.

Siente la paz que brota de perdonar y el gozo intenso que produce el acto de dar sin esperar recibir.

Las velitas y las luces de diciembre son para que la alegría de diciembre sea profunda y duradera. Únete, más a Dios y con Él da estos tres pasos:

1. Perdona de corazón y sana tu pasado. Un perdón generoso borra las culpas y el rencor y te sacan de una prisión emocional.
Esta es una buena época para descargar el peso del ayer, cicatrizar viejas heridas y reconciliarte.

2. Sé agradecido. Cuenta tus bendiciones y destierra las quejas: aún con problemas eres un privilegiado.
Dar gracias te colma de gozo porque valoras tus dones y le haces un conjuro al inconformismo.

3. Date y da sin esperar recibir. Al hacerlo amas de verdad así como te ama Dios que es don gratuito.

No te dejes deslumbrar por lo material y cree que tu mejor regalo para los otros está en tu alma, no en un almacén.

Aprecia las luces navideñas y pregúntate que más puedes hacer para irradiar luz con tus buenas acciones.


Hazlo y tu alegría será perdurable..

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios

Seguir en Facebook

EnPazyArmonia