Gracias por su visita.

6 de diciembre de 2016

CARLOS SLIM TODO UN EJEMPLO


Es una persona sumamente sencilla

Carlos Slim, logró a sus 70 años desbancar a Bill Gates en la lista Forbes en el primer lugar de las personas más ricas del mundo.

Slim, es un empresario "nacionalista", que tiene como una de sus máximas "nunca hacer negocios con políticos" y un estilo de vida que nunca traiciona: "es alérgico a la publicidad y lleva una vida frugal que raya más en la modestia que en la sobriedad".

Quinto de seis hermanos -tres hombres y tres mujeres-, Slim nació el 28 de enero de 1940 en la Ciudad de México, en una familia acomodada de comerciantes.

Su trayectoria empresarial, que inició a los 10 años, con la venta de dulces y refrescos a su familia, ha estado marcado por un estilo basado en hacer inversiones en negocios en crisis y reconvertirlos.

En 1990, por ejemplo, compró al gobierno Teléfonos de México, con un valor entonces de 1.100 millones de dólares, que logró multiplicar hasta los 20.000 millones de dólares que vale actualmente.

A partir de allí, construyó un imperio en el sector de telecomunicaciones, cuya estrella es la compañía de telefonía América Móvil, que opera en 18 países, tiene 200 millones de clientes y representa el 31% de la fortuna de Slim, la cual, según Forbes, asciende a 53.000 millones de dólares.

Si Slim ha logrado convertirse en el hombre más rico del mundo es gracias a "la expansión que hace en Latinoamérica con América Móvil", dice su biógrafo. Esa compañía ha realizado inversiones por más de 60.000 millones de dólares en América Latina en los últimos 10 años.

"Todo eso lo ha hecho un hombre que se ha fijado un saldo de 24.000 dólares al mes y que al mismo tiempo controla entre el 30 y 40% de la Bolsa Mexicana de Valores", dice el autor, que ha pasado incontables horas de la última década con Slim, quien hasta hace poco usaba un reloj de plástico.

En las instalaciones de las empresas de Slim, quien enviudó en 1999, "impera la austeridad. Los más altos y medianos ejecutivos comparten la misma secretaria, los asesores no existen".

"Arturo Elías Ayub, yerno de Carlos Slim, segundo en Telmex, despacha en una modesta oficina, donde el inmobiliario parece que ha estado ahí desde antes de la privatización de la telefónica".

"Diría que soy sobrio y mis hijos también. Por gusto, por convicción, no por disciplina", señala en el texto Slim

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios