Gracias por su visita.

15 de noviembre de 2016

NO HAY PLACER MÁS CELESTIAL QUE SENTIR UN BESO DE QUIEN SE ADORA.


Piropos:

No hay placer más celestial, ni dicha más seductora, que sentir en nuestros labios, un beso de quien se adora.
No importa la distancia que nos aleja... lo que importa es que hay un cielo que nos une.
No me digas que no llore, si llorando yo nací, llorando me bautizaron y llorando estoy por ti.
No me tires con piedrecitas que me vas a lastimar, tírame con besitos que me vas a enamorar.
No quiero dinero ni riqueza, a mi me basta con tu belleza.
No quiero perlas del mar ni perfumes de oriente, lo único que quiero es que nuestro amor dure para siempre.
No sé dónde vamos pero sé que quiero ir contigo.
No sé que será besarte, pero sé la dicha que siento al soñarte.
No son letras de oro ni tampoco de rubí, son letras de cariño que escribo para ti.
No te digo algo bonito, te digo algo sincero: mi cariño es infinito y mi amor es verdadero.
No temas estar desnuda porque yo te vestiré de amor.
Nuestras almas se cruzaron por capricho del destino, y tú eres lo más bello que en la vida yo he tenido.
Nuestros caminos se separaron sin odio ni rencor pero cómo quieres que te llame amigo si alguna vez te dije amor.
Nunca me ha gustado estar cerca de algo tan lejos de mi alcance.
Ojos de mantequilla, boquita de requesón, envuelto en una tortilla te mando mi corazón.
Oye, mi amor, sabes que eres el inquilino que no paga alquiler en mi corazón.
Palabras de soñador se encuentran en este canto, palabras que te dicen que eres todo un encanto
Pan es pan, queso es queso y no hay amor si no hay un beso.
Pedirle a mi cabeza que deje de pensar en ti es como pedirle a mi corazón que deje de latir...
Perdona, tienes un mapa, creo que me he perdido en tus ojos.
Podré no verte, podré no hablarte, pero lo que jamás podré será olvidarte.
Por un beso de tu boca, dos caricias te daría, tres palabras que demuestren cuatro veces mi alegría, y en la quinta sinfonía de mi sexto pensamiento, siete veces te diría las ocho letras de un Te Quiero, porque nueve veces vivo, y diez veces por ti.
Por un camino oscuro no me importa perderme, si al llegar al final allí pudiera verte.
Por una noche en tus brazos todos mis secretos te diría y por saber que me quieres hasta el cielo volaría.
Prefiero un solo roce de tu cabello, un solo beso de tus labios, una sola de tus caricias, a una eternidad sin ti.
Princesita dime donde está tu castillo para ir a gobernar contigo.
Puede que no seas perfecto, pero tus defectos son encantadores.
Qué adelantada está la ciencia que hasta los bombones caminan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios