Gracias por su visita.

7 de noviembre de 2016

MIS BRAZOS ESTÁN ABIERTOS PARA RECIBIRTE DE NUEVO



Hola, baby:

No creas que disfruto viéndote como estas actuando, por el contrario me preocupa saber que estas mal. Tus comportamientos se interpretan de otra manera, así lo veo. Me duele saber que haz perdido el manejo de tus actos. Para nada me gustaría sentir lo que estás viviendo, no mereces que estés así, de corazón te lo digo.

De todas formas, esto ha llegado a este punto fue por tu culpa y no la mía. No se trata ahora de enrostrarte lo sucedido, pero si advertir que el futuro de los dos está en tus manos. Si quieres recuperarme, para brindarnos una nueva oportunidad de estar juntos, depende de vos. Lo primero que te pido es que no sigas mostrándote como lo estás haciendo ahora, con actos infantiles, y carentes de toda justificación.

La divinidad te lleno de muchos valores lindos como para dejar ver tus miedos con actos que nunca han sido propios de ti. Reflexiona bien, tómate todo el tiempo que quieras, y cuando tu corazón esté sano lleno de bondad, sin egoísmos, ni prevenciones, me puedes llamar.

Si crees que te voy a tratar mal, te equivocas, por el contrario mis brazos están abiertos para recibirte de nuevo con todo el amor del mundo. Todos cometemos errores, lo importante es reconocerlos. Si uno no acepta que cometió un error, es imposible continuar con la reconciliación. Comprendo que entender esto es bien duro, pero toca hacerlo para cerrar un capitulo en nuestras vidas.

Quiero que sepas, siempre te he deseado lo mejor para ti, y obvio que en todo este tiempo te he extrañado cantidades.

Besos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios