Gracias por su visita.

18 de noviembre de 2016

ENSEÑALE DESDE PEQUEÑO.


"El niño crece en sabiduría y en estatura. El obtener conocimiento y el aprender a hacer las cosas son prioridades que se tienen que atender.

Hay personas que hacen a un lado estas responsabilidades, ya que piensan que éstas se pueden posponer hasta que el niño crezca.

La evidencia revela que no es así.

El momento óptimo para la enseñanza se esfuma; las oportunidades son cada vez más limitadas.

El padre que descuida el desempeño de su responsabilidad como maestro tal vez, en años venideros, logre captar una amarga perspectiva de las palabras de Whittier: 'De todas las palabras, habladas o escritas, son éstas las más tristes: Podría yo haber sido'.

El niño aprende por medio de la guía paciente y de la enseñanza persuasiva; busca modelos para imitar, conocimiento que adquirir, cosas que hacer y maestros que complacer.

Los padres y los abuelos desempeñan la función de un maestro, así como también lo hacen los hermanos mayores del pequeño."


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios