Gracias por su visita.

10 de noviembre de 2016

EL GRAN EJEMPLO DE HELEN ROBSON WALTON


Helen Robson Walton murió a los 87 años de edad y dejó un testamento destinado a la filantropía. Ella pertenecía a una de las familias más rica de Estados Unidos y una de las más caritativas.

Helen y su último esposo Sam, fueron los fundadores de los supermercados Wal-Mart, siempre estuvieron interesados en hacer grandes donaciones.

Cuando Sam murió en 1992, la mayoría de su dinero pasó a manos de Helen. Y ella aumentó el número de donaciones.

Helen poseía cerca de US$ 37 millones en acciones directas de Wal-Mart. La verdadera fortuna de la familia está en una compañía llamada Walton Enterprises, que posee cerca de 1,68 mil millones de acciones de Wal-Mart (US$ 82 mil millones).  

Helen murió siendo una multimillonaria, y si su testamento decía que toda su fortuna debería ser destinada a la Fundación de la Familia Walton, esta se convertiría en una de las tres mayores fundaciones de Estados Unidos.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios