Gracias por su visita.

1 de noviembre de 2016

CÓMO DETECTAR A TIEMPO LAS ENFERMEDADES


Desde hace miles de años se sabe que hay una conexión entre emociones y salud.

La columna vertebral representa la fuerza de voluntad, y cuando hay problemas es porque uno no mantiene su propia visión. La columna se tuerce porque su fuerza de voluntad se doblega.

Paul Fiegehen Bräuning, creador del método PNIHI, propone una fórmula que interpreta qué significa cada síntoma de una enfermedad, cuál es el lenguaje del cuerpo y cómo se relacionan mente, cuerpo y espíritu en la enfermedad.

Sus bases se encuentran en la psiconeuroinmunología clínica (PNI), una ciencia que estudia la conexión entre el cerebro y el sistema inmunológico, y que nació en 1975.

Robert Ader, psicólogo y especialista de la Universidad de Rochester, es pionero mundial en el tema. Sus estudios lo han llevado a afirmar que las experiencias psicológicas, como el estrés y la ansiedad, pueden influir en la función inmunológica y que esta, a su vez, puede tener efectos sobre el curso de la enfermedad.

Los hallazgos son filosofía de vida en Oriente y conocimientos que se desarrollan hace miles de años en las medicinas ayurvédica (que hace énfasis en la prevención con tratamientos naturales) y tradicional china. En Occidente, la PNI es el fundamento científico de este nuevo método, ya que comprende la mente y el cuerpo como una unidad.

Al tratarlos de esa manera es posible estimular la denominada farmacología humana e influir en el sistema inmunológico y en los mecanismos que permiten afrontar la condición de enfermedad, lo que puede hacer posible desde una mejor calidad de vida hasta la sanación.

Por su parte, la psiconeuroinmunología holística integral, PNIHI, abarca un campo más amplio aún, al incorporar el espíritu, las energías y el alma de la persona.

Con la PNIHI aprendemos a conocer la enfermedad como una gran aliada, pues nos está dando una información relevante con respecto a nuestra vida. Es decir, cada enfermedad es un código de información para investigar; por tanto, el método se enfoca en las causas del síntoma y no en el efecto. Cada parte del cuerpo está relacionada con el síntoma de la enfermedad y el cuerpo es comunicación entre el consciente e inconsciente.

¿Cómo se hace?

Lo primero es ir al origen, al momento emocional que produjo la enfermedad. Se acepta y analiza que se puede aprender de ella para, luego, corregir mediante la generación de los propios psicofármacos, que servirán para autosanarse, considerando a la mente como la gran farmacia.

Algunas de las técnicas que se usan son meditativas e implican cambios en los estilos de vida y correcciones cognitivas.

Se va produciendo a medida que la persona cambia sus creencias y deja de resistirse a los eventos de su vida, los acepta y cambia su interpretación. Es lento, pero si se trabaja y se aplica el método, hay sanación.

Cuándo te sientas enfermo has meditación interior y pregúntate:
¿Cuál puede ser el origen psicológico de esta enfermedad?
¿Será que me alivio cambiando mis hábitos de vida?
¿Qué cambios he tenido en mi estilo de vida que me puedan estar afectando?
¿Qué cambios he tenido en mis costumbres, hábitos alimenticios y en las personas con las que me relaciono?
¿Qué tanto se le puede atribuir mi enfermedad al cansancio o al estrés?
¿Qué tanto tiempo libre me queda para mi?
¿Hace cuanto que no tengo unas buenas vacaciones, cuanto tiempo sin ver amigos o personas queridas?
¿Cómo me siento espiritualmente?
¿Qué es lo que me genera alegría, felicidad, paz y armonía? (¿Bailar, jugar, amigos, leer buenos libros, una buena película, caminar, rezar, una buena comida, un viaje?)
¿Qué problemas no he sabido manejar adecuadamente y me agobian?
¿Qué cosas puedo cambiar para sentirme mejor y permitir que mi cuerpo active su sistema de defensa para hacerle frente a esta enfermedad?

Ahora diseña un plan de acción que te haga sentir mejor:
-       ¿Que cambios voy a hacer en mi vida?
-       ¿A que personas voy a llamar o a visitar?
-       ¿Con quien voy a compartir mis problemas y angustias?
-       ¿Que alimentos saludables voy a incluir en mi dieta?
-       ¿Cuántas horas voy a dormir y descansar diariamente?
-       ¿Cuál es el peso que debo tener y como lo voy a lograr?
-       ¿Cuáles son los niveles actuales de presión arterial, glicemia, colesterol, etc de mi cuerpo?
-       ¿Qué voy a hacer para trabajar con gusto?
-       ¿Qué hábitos de ejercicio voy a adquirir y que me generen momentos de placer?
-       ¿Qué problemas está en mi solucionar y cuales no?
-       ¿Qué asuntos que no dependen de mí, le voy a encomendar a mi Dios para que me ayude a resolver, o me dé la capacidad para manejarlos, o me muestre el camino para solucionarlos?
-       ¿Qué plan de vida puedo hacer de tal manera que mi calidad de vida mejore?

NOTA: NO ESPERE A QUE ESTE ENFERMO. ACTUE YA



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios