Gracias por su visita.

7 de noviembre de 2016

COMO DEJAR DE CRITICAR A LOS DEMAS



Independientemente de que nuestras relaciones con los demás sean buenas o malas, lo normal es que recibamos críticas.

Forma parte de nuestra vida que, por ejemplo, nuestra familia nos haga una crítica porque hayamos llegado tarde a casa, o porque piensen que siempre nos estamos metiendo en problemas, que nos corrijan en el trabajo…Vivimos en una sociedad en la que la crítica esta muy asumida.

Existen muchas razones por las que las personas adoptamos el hábito de criticar a otros, la mayoría son derivadas de problemas o debilidades propias. Y es por eso que cobra tanta fuerza la frase:

“Lo que Juan dice de Pedro, dice más de Juan que de Pedro”

¿Por qué criticamos?
Para agradar a otros
Es posible que esto nos funcione por un momento, sin embargo nos volveremos menos fiables, y la gente pensará que probablemente en su ausencia les critiquemos a ellos también.

Porque no estamos a gusto con nosotros mismos

Con el fin de que nuestros defectos parezcan menos grandes o para encontrar una salida a nuestros errores también recurrimos a la crítica.

Para dejar claro que los demás también cometen errores.

Criticamos las cosas que detestamos en nosotros mismos.

¿Te molesta que alguien sea impuntual, indiscreto…?

¿Cómo te juzgas a ti mismo cuando cometes esos mismos errores? Es posible que los demás te estén haciendo de espejo y veas en ellos lo que menos te gusta de ti. Aprovecha la situación e intenta cambiar lo que no te guste.

Por celos o envidia

Por su apariencia: “Se nota que no tiene otra cosa que hacer. Si tuviera que trabajar como yo y cuidar de sus hijos…”

Por su dinero: “Lo único que le importa es el dinero, pero no lo es todo”

Esos comentarios son para justificarnos por no tener el éxito de esa persona. Pero tenemos que ser conscientes que no podemos ser iguales ni tener las mismas metas y objetivos que los demás.


Existen 3 elementos básicos que pueden marcar la diferencia entre una crítica constructiva y una destructiva: la intención, las palabras que usamos y la manera de decirlo.

Pero lo cierto es que lo más importante no es lo que nos digan sino lo que pensemos al respecto, y el valor que le demos.

¿Cómo reaccionas ante la crítica?
Ante la crítica puedes reaccionar de diferentes maneras, pero lo fundamental es que manejes adecuadamente estas situaciones para evitar tener reacciones exageradas, que lo único que hacen es entorpecer tus relaciones con los demás y contigo mismo.

Por ello es muy importante desarrollar la seguridad y confianza en ti mismo. Esto te ayudará a interpretar correctamente la realidad, a reconocer tus errores, valorar tus éxitos, mejorar en lo que debas, etc. y cualquier comentario crítico, en lugar de afectarte negativamente, podrás usarlo para sacarle la parte positiva y así mejorar y superarte.

Tienes que:
Reconocer lo que te están diciendo
Aclarar cual es la intención del interlocutor, si es necesario pregúntalo.
No contraatacar ni ponerte a la defensiva
Solicita sugerencias
Analiza detenidamente la crítica e intenta interpretarla de forma adecuada

¿Cómo puedes dejar de criticar?
El hábito de criticar a otros puede ser muy difícil de eliminar si estás demasiado acostumbrado a hablar mal de otros, si las relaciones con tus amigos se basan en esta práctica, o si tu autoestima depende de ello.

Para dejar de criticar:
Analiza cuáles son las verdaderas razones por las que criticas (necesidades interiores): aprecio, aceptación, amor, reconocimiento.
Reconoce que nadie mejor que tú puede satisfacer esa necesidad. En la medida que seas capaz de aceptarte a ti mismo, tu necesidad de criticar a otros será mucho menor.
Cada vez que sientas el impulso de criticar, piensa si la persona se sentiría ofendida.
No juzgues con estereotipos, “las apariencias engañan”
Piensa en cómo te sientes cuando te juzgan a ti.
Si estas a punto de decir algo cruel, para 10 segundos, piensa algo amable y cambia el comentario.
Haz pasar tus críticas por las 3 rejas

1ª reja -Verdad: ¿Estas seguro que lo que quieres decir es absolutamente verdad?

2ª reja – Bondad: ¿Es bueno para alguien?

3ª reja- Necesidad: ¿Es necesario hacerle saber eso que tanto te inquieta?

Si no es ni verdad, ni bueno ni necesario, no lo digas.

Empieza hoy mismo a manejar mejor las críticas, aprende a recibirlas, deja el hábito de hacerlas y recuerda:


Juzgar a una persona no lo define a él…te define a ti.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios