Gracias por su visita.

18 de octubre de 2016

PARA QUE ES BUENA LA LEVADURA DE CERVEZA


La levadura de cerveza ha cobrado un protagonismo inusitado últimamente, pues varios estudios han demostrado que este alimento posee múltiples beneficios para la salud. Antes de agregarla a la dieta, es importante conocer cómo funciona y de qué forma debes ser consumida para poder aprovechar todas sus ventajas.

¿Qué es la levadura de cerveza?
La levadura de cerveza no es más que un hongo unicelular, cuyo nombre científico es Saccharomyces cerevisiae y se utiliza comúnmente en la fabricación de panes, vino y cervezas; pues al ser un conjunto de organismos vivos, es capaz de generar dióxido de carbono y etanol durante la fermentación, lo que hace que el pan crezca y la cerveza forme burbujas.

Sin embargo, la levadura de cerveza que utilizamos como complemento nutricional no es igual a la empleada para la elaboración de alimentos, pues se trata de un sub-producto del proceso de fermentación. La levadura de cerveza seca es cultivada, separada del líquido y se prensa para eliminar la humedad. Este proceso desactiva los microrganismos, así que no producirá el proceso químico que libera los gases pero seguirá conteniendo las proteínas, vitaminas y minerales que la hacen nutritiva y brinda múltiples beneficios.

¿Qué nutrientes aporta la levadura de cerveza?
Por cada 20 gr (aproximadamente una cucharada sopera) la levadura de cerveza contiene:

Nutrientes ………….           Cantidad………..................  %Valor diario
Calorías …………………..  64 Kcal………………………          3
Carbohidratos…………..    6.8 gr………………………..           2
Proteínas………………….  8.7 gr………………………..           12
Fibras ……………………..  4 gr…………………………..          16
Sodio ……………………… 17 mg ……………………….          1
Vitamina B1……………..   0.3 mg………………………           25
Vitamina B2 …………….   0.3 mg ……………………..           23
Vitamina B3 …………….   40 mg ……………………..             250
Vitamina B5 …………….   1.3 mg ……………………..           26
Vitamina B6 …………….   0.6 mg ……………………..           46
Vitamina B9 …………….   500 mg ……………………             125
Biotina …………………….  20 mcg ……………………             67
Hierro ……………………..  0.9 mg …………………….             6
Zinc …………………………3,9 mg …………………….             56
Magnesio …………………. 22.4 mg …………………..             9
Cromo ……………………… 94 mg ……………………..             –

La levadura de cerveza posee un alto valor proteico, aún más elevado que el de la carne roja magra, que posee aproximadamente 3.6 gr de proteína por cada 20 gramos. Comparado con la soja que tiene unos 7,2 gr de proteína por cada 20 gramos, la levadura de cerveza tiene una clara ventaja. Esto la convierte en un alimento ideal para suplementar las dietas de veganos y vegetarianos, niños y personas que realicen actividad física fuerte, sobre todo si se combina con legumbres y cereales que complementen los aminoácidos esenciales para obtener proteínas completas y aprovechar todos sus beneficios.

Asimismo, su alto contenido de hierro convierten a la levadura de cerveza en un alimento indicado para quienes padecen de anemia. Este alimento, además, aporta cantidades importantes de vitaminas del complejo B, que contribuyen a las reacciones enzimáticas para metabolizar determinados nutrientes, además de de contribuir al correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmune; mientras que el cromo que contiene es esencial para el metabolismo de las grasas y carbohidratos, además de jugar un rol muy importante en el metabolismo de la insulina. Con toda la carga nutricional que posee este alimento, no es de extrañar que tenga múltiples beneficios para la salud, que pueden ser aprovechados para complementar el tratamiento de determinados padecimientos.

Beneficios de la levadura de cerveza
Ayuda a controlar la diábetes
Algunos estudios han determinado que la carga de cromo presente en la levadura de cerveza, que además es de calidad y fácil absorción, contribuye a la degradación de azúcares y grasas para obtener energía. Este nutriente mejora los niveles de glucosa y colesterol en los pacientes con diabetes tipo II. Un estudio publicado en Julio de 2011 en “Journal of Trace Elements in Medicine and Biology” demostró que aquellos pacientes que consumieron 9 gramos de levadura de cerveza al día durante 40 días redujeron en un 42% los niveles de glucosa y en un 17% los niveles de colesterol LDL.

Previene la aparición de cáncer
La levadura de cerveza puede prevenir ciertos tipos de cáncer, como demuestra los estudios publicados en junio de 2012 en “Cytotechnology” y en “Biochemical and Biophysical Research Communications”, en donde demostraron que la levadura prevenía los procesos estructurales que ocurrían en los cromosomas que podían producir cáncer, pues la levadura posee una estructura similar a las proteínas que participan en la división celular humana.

Mejora la función Inmune
Otro de los beneficios de la levadura de cerveza es la mejora en la función inmunológica, como demuestra un estudio de la Universidad de Utah, Estados Unidos. Se demostró que este alimento es capaz de inhibir el crecimiento de bacterias como la salmonella, E. Coli y Clostridium difficile, responsables de muchas infecciones que pueden llevar a la muerte. Asimismo, la levadura de cerveza es capaz de potenciar el sistema inmune localmente (donde está presente la infección) y sistemáticamente (a través del organismo, previniéndola).

Contribuye a la pérdida de peso
La levadura de cerveza funciona como un coadyuvante en los regímenes orientados a la pérdida de peso, pues su contenido de cromo contribuye al metabolismo de grasas y azúcares, además de regular el apetito y estimular el metabolismo para ayudar a quemar grasas. Además, su contenido de vitaminas del grupo B ayuda a suprimir la ansiedad por comer alimentos dulces.

Alivia y previene el síndrome premenstrual
La levadura de cerveza contiene zinc y vitaminas del grupo B, que estimula y regula el funcionamiento hormonal femenino. No sólo alivia los síntomas físicos, como el dolor abdominal e hinchazón, sino que también ayudarán a controlar los molestos síntomas emocionales como depresión y ansiedad causados por los ciclos menstruales.

Mejora la condición de la piel
La levadura de cerveza es una gran fuente de biotina (vitamina B8), que mejora la textura y crecimiento del cabello, uñas y piel, por lo que es ideal para ayudar a balancear y mitigar afecciones como eczema, acné, resequedad, entre otras.

Mejora la digestión
Los probióticos presentes en la levadura de cerveza contribuyen al mantenimiento de la flora intestinal y activa la producción de ciertas enzimas digestivas, previniendo y aliviando molestias como la diarrea. Asimismo, los nutrientes de la levadura potencian y contribuyen a la buena digestión y degradación de los alimentos.

Cómo usar la levadura de cerveza
Si deseas agregar la levadura de cerveza directamente a las comidas que prepares, puedes conseguirla en tiendas naturistas y en muchos supermercados, en la sección dedicada a suplementos nutricionales o naturales. En el empaque suele decir “levadura de cerveza” o “levadura seca en hojuelas”. También es posible encontrarla en cápsulas que debes consumir al menos una vez al día.

Puedes utilizarla como sustituto de queso parmesano, pues posee un sabor similar, aunque un poco cercano a las nueces. La levadura de cerveza no contiene gluten, por lo que puede ser consumida con seguridad por celiacos. Espolvoréala sobre ensaladas, sopas, batidos de frutas o smoothies, pastas, platillos hechos al gratén e incluso, sobre las palomitas de maíz. Evita cocinarla u hornearla, pues esto hará que pierda sus propiedades nutritivas, ya que el calor de la cocción degrada las proteínas y vitaminas de la levadura de cerveza. Con dos o tres cucharadas al día será suficiente.

Contraindicaciones
No todas las personas pueden aprovechar los “beneficios” de este súper-alimento. Si bien es cierto que la levadura de cerveza no posee efectos secundarios de cuidado, puede causar gases e hinchazón abdominal en ciertas personas proclives a padecer este tipo de desórdenes; por lo que se recomienda incluirla con lentitud en la dieta, incrementando las cantidades en periodos de varias semanas para permitir que el cuerpo se adapte.

Aquellas personas que padezcan de gota, enfermedad de Crohn, reumatismo, tengan infecciones por candida con regularidad, niveles altos de ácido úrico, alergia al moho o penicilina, deben abstenerse de consumir levadura de cerveza. Asimismo, si toma inhibidores de la monoamino oxidasa o IMAO (como harmalina, brofaromina, iproniazida, isocarboxazida, moclobemida, nialamide, fenelzina, selegilina, toloxatona o tranilcipromina) para la depresión, debe consultar al médico antes de comenzar a tomar levadura de cerveza.


Es importante consultar al médico antes de hacer cualquier cambio en nuestra dieta, sobre todo si se padece de alguna condición médica delicada. También es necesario recordar que si bien es cierto que la levadura de cerveza puede ayudar en determinadas enfermedades, como en el caso de la diabetes, ésta no sustituye en lo absoluto los medicamentos recetados por un profesional de la salud, sino que podría complementar el tratamiento indicado por el médico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios