Gracias por su visita.

9 de octubre de 2016

MEDICIÓN DE LA PRESIÓN ARTERIAL


La presión arterial es una medida de la fuerza sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo.

Usted se puede medir la presión arterial en su casa. También se la puede hacer revisar en el consultorio médico, en una estación de bomberos o con máquinas automáticas en farmacias y otros lugares.

Forma en que se realiza el examen
Siéntese con la espalda apoyada. Las piernas deben estar descruzadas y los pies en el suelo.

Su brazo debe estar apoyado de manera que el antebrazo esté a nivel del corazón. Remangue la manga de la camisa para que el brazo quede desnudo.

Usted o su médico envolverán el esfigmomanómetro cómodamente alrededor de su brazo. El borde más bajo del manguito debe estar a 1 pulgada por encima del doblez del codo.

El manguito se inflará rápidamente. Esto se hace ya sea bombeando con la pera o pulsando un botón. Usted sentirá opresión alrededor del brazo.

Luego, la válvula del manguito se abre ligeramente, dejando que la presión descienda de manera lenta.

A medida que la presión baja, se registra la lectura apenas se escucha el sonido de la sangre pulsando. Ésta es la presión sistólica.

A medida que el aire continúa saliendo, los sonidos desaparecen. Se registra el punto en el cual el sonido se detiene. Ésta es la presión diastólica.

Inflar el manguito con demasiada lentitud o no inflarlo a una presión lo suficientemente alta puede causar una lectura falsa. Si usted afloja la válvula demasiado, no podrá medir su presión arterial.

El procedimiento se puede hacer dos o más veces.

Preparación para el examen
Antes de medir la presión arterial:

Descanse durante al menos 5 minutos antes de tomarla.
No se tome la presión arterial cuando esté bajo estrés, haya consumido cafeína o usado un producto de tabaco en los últimos 30 minutos o haya hecho ejercicio recientemente.
Tome dos o tres lecturas en una sentada. Tome las lecturas con un intervalo de 1 minuto. Permanezca sentado. Al medir su presión arterial por fuera de un consultorio médico, anote la hora de las lecturas. Su médico puede sugerirle que haga sus lecturas en ciertos momentos.

Tal vez quiera tomarse la presión arterial por la mañana y por la noche durante una semana.
Esto le dará al menos 12 lecturas que le ayudarán al médico a tomar decisiones respecto al tratamiento para su presión arterial.

Lo que se siente durante el examen
Usted sentirá una ligera molestia cuando el esfigmomanómetro se infle a su nivel más alto.

Razones por las que se realiza el examen
La hipertensión arterial es asintomática, así que es posible que usted no sepa que tiene este problema. La hipertensión arterial con frecuencia se descubre durante una consulta con el médico por otra razón.

Descubrir la hipertensión arterial y tratarla oportunamente puede ayudarle a prevenir cardiopatía, accidente cerebrovascular, problemas oculares o enfermedad renal crónica.

Todos los adultos deben hacerse revisar la presión arterial de manera regular:

Hágasela examinar cada dos años si su presión arterial estuvo por debajo de 120/80 mmHg en la lectura más reciente.

Usted debe hacérsela examinar anualmente si su última lectura fue de 120 a 139/80-89 mmHg.

Las personas con hipertensión arterial, diabetes, cardiopatía, problemas renales u otras afecciones, deben hacerse examinar la presión arterial al menos cada año.

Resultados normales
Por lo regular, las lecturas de presión arterial se dan como dos números: por ejemplo, el médico podría decirle que su presión arterial es 120 sobre 80 (escrito como 120/80 mmHg). Uno o ambos de estos números pueden estar demasiado altos.

La presión arterial normal es cuando el número superior (presión arterial sistólica) está por debajo de 120 la mayoría de las veces, y el número inferior (presión arterial diastólica) está por debajo de 80 la mayor parte del tiempo (escrito como 120/80 mmHg).

Si sus números de presión arterial son 120/80 o superiores pero por debajo de 140/90, esto se denomina prehipertensión. Si usted tiene prehipertensión, es más propenso a padecer hipertensión arterial.

Significado de los resultados anormales
La presión arterial alta (hipertensión) es cuando el número superior (presión arterial sistólica) es de 140 o más la mayoría de las veces, o el número inferior (presión arterial diastólica) es de 90 o más la mayor parte del tiempo (escrito como 140/90 mmHg).

Si usted tiene diabetes, cardiopatía o problemas renales o si tuvo un accidente cerebrovascular, el médico aconsejará que su presión arterial esté más baja.

La mayoría de las veces, la hipertensión arterial no causa síntomas.

Consideraciones
Es normal que su presión arterial varíe en diferentes momentos del día:

Normalmente es más alta cuando usted está en el trabajo.
Disminuye ligeramente cuando usted está en casa.
Normalmente es más baja cuando usted está durmiendo.
Es normal que su presión arterial aumente repentinamente cuando usted se despierta. En las personas con presión arterial muy alta, es cuando están en mayor riesgo de un ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.

Las lecturas de presión arterial tomadas en casa pueden ser una mejor medición de su presión arterial corriente que las tomadas en el consultorio médico.

Verifique que el monitor de presión arterial sea preciso.
Pídale al médico que compare sus lecturas tomadas en la casa con las lecturas tomadas en el consultorio.


Muchas personas se ponen nerviosas en el consultorio médico y tienen lecturas más altas que las que tienen en la casa. Esto se denomina hipertensión de la bata blanca. Las lecturas de presión arterial tomadas en la casa pueden ayudar a detectar este problema.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios