Gracias por su visita.

4 de octubre de 2016

LECCIONES DE VIDA DE UNA MUJER DE 91 AÑOS


  • La vida no es justa, pero aún así es buena.
  • En caso de duda, sólo toma el siguiente pequeño paso.
  • La vida es demasiado corta: disfruta de ella.
  • Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familiares sí.
  • Paga toda tu tarjeta de crédito cada mes.
  • No tienes que ganar cada discusión. Permanecer fiel a ti misma.
  • Llora con alguien es mejor que llorar sola.
  • Ahorra para el retiro comenzando con tu primer cheque.
  • Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.
  • Haz las paces con tu pasado para que no arruine el presente.
  • Está bien permitir que tus hijos te vean llorar.
  • No compares tu vida con otros. No tienes ni idea de cómo ha sido su viaje.
  • Si una relación tiene que ser secreta, no debes estar en ella…
  • Tomar una respiración profunda: calma la mente.
  • Elimina todo lo que no sea útil. El desorden pesa en muchos sentidos.
  • Lo que no te mata en realidad te hace más fuerte.
  • Nunca es demasiado tarde para ser feliz, pero todo depende de ti y de nadie más.
  • Cuando se trata de perseguir aquello que amas, no aceptes un no por respuesta.
  • Enciende las velitas, utiliza las mejores sábanas que tengas, ponte la lencería bonita. No la guardes para una ocasión especial: ¡hoy es especial!
  • Prepárate mucho y después fluye.
  • Sé excéntrica ahora. No esperes a ser vieja para usar el morado.
  • El órgano sexual más importante es el cerebro.
  • Nadie está a cargo de tu felicidad excepto tú misma.
  • Plantea todo lo que llames desastre con estas palabras: “en cinco años, ¿me importará esto?”
  • Siempre elige la vida.
  • Perdónate el no olvidar.
  • Lo qué otras personas piensen de ti no te incumbe.
  • El tiempo sana casi todo. Dale tiempo al tiempo.
  • Por más buena o mala que sea una situación, algún día cambiará.
  • No te tomes tan en serio a ti misma. Nadie más lo hace…
  • Cree en los milagros.
  • No seas oyente en tu propia vida. Preséntate y haz tu mejor papel ahora.
  • Llegar a vieja es mejor que la alternativa: morir joven.
  • Tus hijos sólo tienen una niñez.
  • Todo lo que verdaderamente importa al final, es que hayas amado.
  • Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.
  • Si tiráramos todos nuestros problemas en una pila junto con los de todo el mundo y viéramos los de todos los demás, agarraríamos de regreso los nuestros.
  • La envidia es una pérdida de tiempo. Acepta lo que ya tienes, no lo que necesitas.
  • Lo mejor está aún por venir…
  • No importa cómo te sientas, párate, arréglate y preséntate.
  • Cede.
  • La vida no está envuelta con un moño, pero sigue siendo un regalo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios