Gracias por su visita.

30 de octubre de 2016

CUALES SON LAS CLAVES PARA ENSEÑAR A AHORRAR A SUS HIJOS



El manejo adecuado del dinero en el hogar y planear en familia les mostrará a los más pequeños cómo manejar el dinero.

De acuerdo con los expertos, ahorrar es una práctica que no se enseña en los colegios, sino en las familias. Por esto, los padres son los principales responsables de educar a sus hijos en finanzas personales.

El ejemplo también es fundamental, pues los niños observan y replican los hábitos de sus seres queridos cercanos. “Es importante dar un buen ejemplo de consumo responsable, de pautas para no malgastar el dinero. Inculcar desde la infancia que la plata la utilizamos para obtener algo que necesitamos o deseamos, pero que hay un esfuerzo para conseguirlo”.

Existen unos conceptos esenciales que deben aprender los niños y esos son: ingreso, gasto y ahorro. El objetivo es que sepan diferenciar entre gastos, necesidades y caprichos, y definir prioridades. No hay que olvidar que es muy importante que establezcan objetivos a corto, mediano y largo plazo, y crear una estrategia para lograrlos.

El experto en en finanzas personales, explica que la motivación del ahorro en los niños abarca todas las etapas, desde la primera infancia hasta la adolescencia. Recomienda cultivar el ahorro con tres prácticas básicas:

1. El ejemplo
* Independiente de la edad que tenga el menor, es importante que vea que sus papás hacen uso adecuado del dinero.

* Los padres deben hablar de manera abierta sobre el uso del dinero para que los niños aprendan a planear sus gastos.

* De esta manera, cuando los menores sean adultos van a incorporar estos hábitos en sus vidas.


2. A través del juego
* Enseñarles a los pequeños que ahorrar es una experiencia positiva con la que ven recompensado un esfuerzo.

* Diferenciar con ellos cuál es el precio y el valor de las cosas. El precio es el dinero que hay que pagar por algo y el valor es lo que significa un bien para su dueño, ya sea por su servicio o por el esfuerzo que se hizo para conseguirlo.

* Para los más pequeños llenar la alcancía resulta una experiencia didáctica y motivadora. Lo importante es orientar la enseñanza del ahorro a valorar lo que se obtiene.


3. Inculcar valores
* Se les debe enseñar que el dinero no es el objetivo en sí mismo, sino el medio para conseguir un objetivo.

* Hay que dejarles claro que la plata no es felicidad, sino que permite la dicha de compartir, gracias al esfuerzo para conseguir algo.

* Es importante que aprendan a tener en cuenta a los demás, que ese esfuerzo de ahorrar lo disfruten con su hermano, con sus padres y con amigos.

* Cuando se incentiva el ahorro, tenga cuidado de no llegar a la avaricia. Se les debe enseñar que la satisfacción también está en lo que se les puede dar a los demás.

Otras pautas
* Si el niño está en la primera infancia es importante dialogar con ellos y explicarles el esfuerzo que deben hacer todos para conseguir lo que tienen.

* En la etapa escolar, en la que empiezan a recibir la mesada, es importante enseñarles a gestionar bien el dinero. Que no hagan gastos innecesarios y que con un poco de ahorro pueden atender algunos gastos de ellos mismos.

* En la adolescencia es aconsejable que empiecen a asumir alguna responsabilidad, que entiendan que lo que reciben debe alcanzar para cubrir sus necesidades y que desde esa edad pueden empezar a pensar en una adultez más tranquila.

* Aprovechar los productos de ahorro que ofrecen los bancos para los niños es otra opción.


Otros consejos que les pueden servir a los padres

Entregar semanada o mesada
Los padres deben dar una cantidad fija de dinero, siempre en la misma fecha, y los niños comprenderán que no dispondrán de más dinero hasta la fecha de la próxima paga. “El objetivo es que entiendan la relación entre duración del dinero y el tiempo, familiarizándose con él para llegar a adquirir una independencia al manejar su propia plata”.

Fijar un objetivo
Es bueno preguntar al niño si quiere tener algo e invitarlo a que se esfuerce en el ahorro para conseguirlo. Lo ideal es empezar con un objetivo a corto plazo, para que no pierda interés ni se desmotive. Hay que ayudarlo a organizar las cuentas de cuánto dinero necesita y en cuánto tiempo podrá reunirlo.

Llevarlos a hacer mercado
De esta manera los más pequeños de la casa se darán cuenta de lo costosa que es la alimentación y los productos del hogar. Esto les hará entender que hay que planificar de manera responsable el uso del dinero.

Productos financieros
Cuenta de ahorro específica para niños

Las condiciones dependen de las diferentes entidades bancarias pero en común tienen las siguientes características:

-Los niños serán los titulares de la cuenta, pero siempre actuarán a través de uno de sus representantes legales.

-No hay tope máximo de ahorro.

-Cuota de manejo gratuita.

-Límite de cantidad de retiros, valor de retiros y compras.


Tarjeta Prepago Junior
Los padres ponen a disposición del niño un dinero para sus gastos. Ellos pueden retirar ese dinero a través de una tarjeta débito y el reporte será directamente para los padres.

Ahorro programado
Tiene un compromiso de pago mensual mínimo, cuyos fondos no se encuentran disponibles hasta cumplir con el periodo y monto previamente acordados. El objetivo de los padres es empezar a guardar dinero desde que los hijos son pequeños para sus gastos de educación en el futuro.

-Mayor rentabilidad que una cuenta de ahorros tradicional.

-Hay que plantear el plazo y la cuota para alcanzar el ahorro.

-Abono mensual.

-No tiene costos para el niño ni para el representante legal.

-No tiene cuota de manejo.


-No tiene tarjeta débito, pero puede tener un carné de membresía.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios