Gracias por su visita.

4 de octubre de 2016

COMO PREPARAR ALIMENTOS CON SEMILLAS DE CHÍA


Para la mayoría de nosotros, la idea de comer semillas de chía simples o el gel de chia puro es, simplemente, inaceptable.

A pesar de que los antiguos guerreros aztecas, los primeros en disfrutar de los efectos positivos de la chía en la salud, consumían estas super semillas mezcladas solamente con agua, pocas personas en los tiempos modernos tienen papilas gustativas que puedan disfrutar del gel viscoso, sin sabor, producido por las semillas de chía remojadas con agua pura.

Con el paladar en mente, he recopilado una lista de las formas probadas para comer semillas de chía y su gel de tal forma que te evite devolverlas.

1. Mezcla de chía y frutas de la pasíon (Maracuya).
Te sorprenderás de lo similar que es la consistencia de esta mezcla con una elaborada a partir de frutas de la pasión frescas.
Así podrás obtener las propiedades nutritivas de la semilla de chía de una forma deliciosa, además del aporte de la fruta de la pasión.

2. Agente espesante
Puedes elaborar un gel, a partir del remojo de las semillas enteras de chía en agua durante al menos 15 minutos, el gel lo puedes utilizar como un agente espesante para sopas y guisos.

Esta es una excelente manera para las personas que son celíacas y también para quienes padecen de alergia al maíz, que no pueden utilizar la harina regular o maicena para espesar sopas y guisos, que agregan cuerpo a los platos.

Para proteger los nutrientes de la chia, debes añadir el gel de chia a la sopa o al estofado al final del tiempo de cocción, es decir, unos dos o tres minutos luego de haber apagado el fuego.

3. Tostar las semillas de chía
La mayoría de las personas encuentran las semillas de chía más tolerables cuando estas pequeñas pero poderosas semillas se tuestan en lugar de remojadas.

Las semillas tostadas de chía se utilizan comúnmente para darles un toque crujiente y nutritivo a las ensaladas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el consumo de las semillas de chía secas puede causar estreñimiento, así que asegúrate de beber agua en forma abundante.

4. Comer semillas de chía en el desayuno

Lo primero es dejar en remojo durante al menos 15 minutos las semillas de chía, luego en un procesador de alimentos o licuadora, mezcla las semillas de chía con mangos, guanabanas o chirimoya, melocotón, cualquiera de los frutos rojos o la fruta que más te apetezca.

La mezcla resultante es similar a una mermelada normal, excepto que es más saludable ya que está hecho con fruta fresca y no contiene azúcar añadido.

Añade la mezcla de chia a la avena o al yogur para un toque dulce y delicioso.

5. Una omelette de chía
Sin embargo, otra forma para usar la chía y que agregue potencia al desayuno es añadir gel de chia a una omelette o tortilla de huevos. Basta con añadir unas cucharadas de gel de chia a los huevos batidos, mezclar a fondo y freír la tortilla como de costumbre.
Hay que tener en cuenta que las semillas de chía son sabrosas en tortillas, pero no son muy adecuadas para los huevos revueltos.

6. Sustituir ingredientes
No sólo son un buen complemento a los huevos, también pueden ser un buen sustituto para los huevos en las recetas.
Para reemplazar un huevo en la receta, usa una mezcla de una cucharada de harina de semillas de chía y tres cucharadas de agua.
En caso de no encontrar harina de chía puedes moler las semillas de chía entera en un molinillo de pimienta.

7. Pan de chía
Puedes hacer tu propio pan chía, algo muy fácil de hacer. Basta con sustituir una pequeña porción de la harina de la receta de con harina de chía.

8. Comer semillas de chía como postre
El gel de semillas de chía es un ingrediente ideal para los postres.

Una receta básica para un flan saludable chia, que tiene un buen sabor.
Mezcla 3 cucharadas de semillas de chía enteras con 1 taza de leche de almendras y 1 cucharadita de vainilla en polvo. Endulzar el pudin con miel antes de refrigerar durante al menos dos horas. Sirve con fruta a trozos

9. Brotes de chía
Con una bandeja pequeña, poco profunda y llena de tierra orgánica para macetas, del tipo usado para cultivo de hierbas, haz un macetero, luego hay que seleccionar las semillas de chía para alimentación, no las de uso decorativo.
Riega las semillas de chía de grado alimenticio sobre el macetero que has elaborado con la bandeja

Coloque la bandeja al lado de una ventana soleada, y manten el suelo húmedo, pero no empapado (marque todos los días). En pocos días, las semillas de chía comenzarán brotar.
Cuando alcancen unos pocos centímetros de altura, tus brotes de chia están listos para la cosecha. Úsalos para añadir sabor y textura a las ensaladas, sándwiches, batidos verdes y sopas frías. 

10. Batidos
El uso de las semillas de chía remojadas para batidos es probablemente su uso más conocido. Aunque prácticamente cualquier fruta se puede combinar con las semillas de chía en batidos, una fruta que sin duda deberías probar es el kiwi.
No sólo vas a disfrutar de un delicioso y nutritivo batido, también proveerás con una dosis extra de omega-3 a tu organismo. Tanto las semillas de chía y las semillas de kiwi son ricas de ácidos grasos súper saludables.

Tu salud es más importante!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios