Gracias por su visita.

15 de septiembre de 2016

QUE PASA CUNADO TE DICEN QUE TE VAS A QUEDAR SIN TRABAJO


Eres responsable de tu vida profesional tanto como lo eres de tu vida personal, por lo tanto debes estar permanentemente en búsqueda activa de trabajo.

La mayor parte de nuestro tiempo hablamos de talento y los que tal vez no nos sentimos suficientemente talentosos, o que tal vez no encontramos nuestro “punto G profesional” – aquel que nos lleva a la cima de nuestras capacidades –, creemos que en cualquier momento nos echarán a la calle.

Y es que ya no es suficiente tener una carrera profesional y un máster, ahora tienes que tener talento y una pasión. Y ojalá estos, se pudieran conseguir con un título que certifique que cumplimos un horario de 8 horas, te aseguro que más del 90% de las personas lo obtendrían. Pero por desgracia, no hay certificados que te den el título de: “Apasionado en correr maratones” o “Talento singular para motivar comunidades desorientadas”.

Y lo más triste de esto, es que la pasión raramente se tiene. Se encuentra – si tienes suerte – mientras estás en el camino de aprender y experimentar.

Por acá te suelto este dato: una realidad del mercado laboral es que el 70% de los cargos que se dan a personas, son a aquellas que han sido recomendadas por alguien.

Es decir, por contento que estés en tu actual empleo y pienses que te va a durar toda la vida, es recomendable que añadas a tu dinámica profesional una actividad crítica, – espero que no te pase por la cabeza que no tienes tiempo –,  pero tienes que mantenerte activamente “empleable” siempre.

Y con esto no quiero decir que te debes llenar de cartones o acumular conocimientos infinitos producto de entrenamientos fuera y dentro de la empresa, sino a mantenerte siempre visible en lo que hagas, que espero sea lo mismo que te apasiona; hallarte bajo el radar de la gente que toma las decisiones, y sobre todo, preservar e incrementar tus contactos, mantenerte con las orejas siempre abiertas a cualquier oportunidad de hacer nuevos contactos, a seguir tratando de que tu reputación llegue a más gente cada vez.

Eres “lo que Google dice de ti”, no lo que haces en la empresa donde trabajas.

Normalmente pensamos que las personas que más brillan en las reuniones, que se quedan hasta la noche trabajando, que dan la vida por la empresa y que son aparentemente unos genios, son los que más fácil conseguirán un trabajo o los que en cualquier momento recibirán una oferta mucho mejor que la que tienen, pues lamento decirles que no creo que sea así, por el contrario, hay personas que son muy visibles y conocidos por ser: “relaciones públicas”, independientemente de su desempeño laboral, toman café con todos y todos los conocen. De ahí el valor de los contactos y de mantenerlos siempre “calientitos”.

Así que la única certeza en un trabajo es que tarde o temprano se acabará. La empresa puede cambiarte, dejar de necesitarte, o un cambio en el mercado la obligará a dejarte ir, o simplemente tú cambiarás y querrás irte, no sabes cuando, pero va a pasar. Y cuando esto ocurra, es necesario estar preparado para no caer en la desesperación de no volver a ser contratados. Conservar un trabajo no depende de ti, pero ser capaz de pasar al siguiente con rapidez, sí.

Mientras no veas el valor de mostrarle al mercado qué tipo de profesional eres, y cuáles son las razones por las que eres la persona adecuada para dar soluciones a una empresa, no estás realmente activo. No estás trabajando tu “empleabilidad”.

Ahora bien, supongo que estás pensando. ¿Cómo puedes mostrar al mercado a este grandioso personaje, con incomparable forma de ser y de hacer las cosas que son únicas en ti y que sabes que están buscando?, mi respuesta es: a través de tu imagen pública, de lo que haces y te apasiona, de lo que compartes, lo que cuentas, lo que demuestras, lo que enseñas, lo que te interesa, lo que tienes por aportar. Además de mantener a esa red de contactos sólida y vigente, para que puedan hacer esa recomendación y te abran puertas a la hora y en el sitio preciso cuando necesites.

Mientras no te pongas a trabajar en tu visibilidad profesional, nunca te elegirán como “la mejor alternativa”.


Así de crítico es hoy, lo que seguirás siendo durante mucho tiempo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios