Gracias por su visita.

22 de septiembre de 2016

LAS PIEDRAS MAS PRECIOSAS


El Color, la dureza y el brillo son los principales atractivos de las piedras preciosas.

Aunque las piedras de colores llaman la atención por sí solas, hay cuatro que se destacan más entre los minerales petrificados. Se trata de las gemas, más conocidas como piedras preciosas: diamantes, esmeraldas, rubís y zafiro, que en general se caracterizan por su peso, talla, color y pureza. Todas, sinónimos de lujo, compromiso y amor debido a que conservan un brillo y color particular aún con el paso de los años.

El rubí
El rubí es el zafiro de color rojo. Los hay en varios tonos aunque el más llamativo y apetecido es el sangre pichón que es oscuro e intenso.

La Esmeralda, la joya de Colombia
Aunque son pocos los colombianos que se dejan tentar por la hermosa piedra, no deja de ser muy apetecida por los extranjeros. En el país se destacan las de la mina de Chivor, de color verde azulado; las de la mina de Muzo, verde hierba, y las de la mina de Cosquez, verde rubio.

Los Diamantes
Una campaña publicitaria fue la encargada de darle a los diamantes el nombre de piedras eternas, que se caracterizan por su transparencia y brillo. Su principal encanto se encuentra en la dispersión de la luz blanca en los colores espectrales.
Aunque no hay datos exactos del primer diamante, se cree que los primeros fueron reconocidos en la India hace más de tres mil años. El diamante más grande, encontrado en 1905 en una mina de Sudáfrica, fue llamado Cullinan en honor al propietario de la mina donde se encontró. Su peso original era de 3.100 quilates y hoy es parte de las joyas de la Corona Británica.

El zafiro
Aunque el zafiro auténtico es azul intenso, también hay blancos y amarillos. Tal vez el zafiro más conocido es el que le entregó el príncipe Guillermo a Kate Middleton como compromiso, el mismo que el príncipe Carlos le regaló a lady Diana al pedirle matrimonio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios