Gracias por su visita.

5 de septiembre de 2016

CÓMO OCUPAR EL TIEMPO DESPUÉS DEL DIVORCIO


Cada cambio implica reajustes, mover cosas, dejar atrás historias y añadir nuevos elementos para reconstruir tu vida.

Una amiga divorciada me comentaba que después de un año y medio del divorcio, decidió que ya era hora de hacer verdaderos reajustes en su vida.

Y se dijo:

¿De qué me sirve seguir enfadada?
¿De qué me sirve seguir triste y con rencor?
¿De qué me sirve seguir recreándome en el pasado?
De nada, todo lo contrario, amargarme la vida y no avanzar

“Fue difícil el divorcio y tuve que vivir con emociones de todo tipo durante un tiempo, pero luego te das cuenta que no te ayuda seguir recreándote en el dolor, porque te hundes más”.

“Un día fui consciente de que tenía que arreglar mis propios muebles interiores, y de paso, renovar mi mundo exterior”

El reajuste es progresivo
El reajuste después del divorcio no es de la noche a la mañana, ni se hace deprisa y corriendo. Lleva su proceso y sin duda es saludable para avanzar y dejar el pasado atrás.
También implica aprender a gestionar tus tiempos para cuidar de ti, construir nuevos propósito vitales y nuevas relaciones.

Hay una frase de Bruce Lee que describe la necesidad de adaptarnos a las circunstancias.
“Vacía tu mente, se amorfo, moldeable, como el agua. Si pones agua en una taza se convierte en la taza. Si pones agua en una botella se convierte en la botella. Si la pones en una tetera se convierte en la tetera. El agua puede fluir o puede golpear. Sé agua amigo mío”.

Es fundamental adaptarte a las nuevas circunstancias

 Cambios de hábitos.
 Disponer de tiempo para otras actividades diferentes a las que solías realizar con tu ex pareja.
 Cambios en la economía y nuevas responsabilidades dentro del hogar.
 Cambios dentro de casa y también de vivienda.
 Adaptación de nuevos horarios.
 Cambios y reajustes familiares y de amistades

¿Porqué es clave gestionar tu tiempo?
Necesitas estar contigo.
Necesitas dedicar espacio para todas tus emociones.
Necesitas renovar tus propósitos personales, familiares y profesionales.
Necesitas espacios para cultivar la comunicación, las amistades y relaciones.
Seis errores que impiden que gestiones tu tiempo después del divorcio

No dedicar tiempo para ti. Descuidar hasta tu tiempo para descansar y dormir.
Permitir que roben tu tiempo y no poner límites. Los ladrones del tiempo campan a sus anchas en tu territorio.
Vivir recordando el pasado y no vivir en tu presente.
Negarte a explorar emociones que te ayuden a sentirte mejor.
Ponerte excusas para evitar fijarte propósitos a corto y medio plazo.
Dejar que los miedos bloquen tu desarrollo personal y social.

Tres sugerencias para gestionar tu tiempo

1. Tiempo personal
Dedica todos los días de la semana un tiempo para cultivar tu estima y cultivar tus habilidades personales. Piensa que tu tiempo es oro, y que tú te necesitas en estos momentos. Toma lápiz y papel y escribe todo lo que estás dispuesta/o hacer para cuidar tu tiempo más personal e íntimo.
Aprecia todo lo que tienes en estos momentos (aspectos positivos de ti y de tu vida en general), no todo va ser desagradable y negativo.
 Siempre hay motivos para sonreír. Ayúdate con pensamientos e imágenes positivas.
Cuida tus emociones, sobre todo la alegría, la paz y el amor. También puedes apuntarte a talleres para regular tus emociones para sentirte mejor contigo y con relación a los demás. Te recomiendo la lectura de 6 valiosos beneficios que aporta el agua del mar a las emociones.
Activa tu cuerpo y neuronas. Cultiva la lectura y la música.
Ten cerca una foto que te recuerde lo valioso o valiosa que eres y si no tienes fotos cerca, busca un símbolo que recuerde tu fortaleza interior.
Disfruta del aire libre, sólo tienes que mirar atentamente y descubrirás estímulos que te resultarán agradables para ver, tocar y sentir. Aprovecha y respira aire puro.

2. Tiempo para nuevos propósitos
También necesitas espacio para tus ilusiones, sueños y propósitos.
Piensa en tus propósitos de vida, qué te gustaría hacer por ti y por mejorar tu vida, no sólo personal, también familiar, sentimental y de pareja. Toma lápiz y papel y renueva tus propósitos de vida.
Propósitos personales
Fortalecer tu autoestima y habilidades de comunicación
Regular emociones y atreverte a vencer miedos
Mejorar vínculos afectivos y el estilo de relación de pareja
Fortalecer la relación y el tiempo que compartes con tus hijos.
Dedicar espacios para descansar, divertirte y sentirte bien.
Rehacer tu vida afectiva y encontrar a un compañero o compañera para convivir.
Propósitos para renovar tu casa
Cambiar los muebles, la decoración y el color de las paredes de tu casa
Planificar mejor la economía y regular los gastos. Además ampliar los ingresos.
Renovar tu terraza o jardín. Y si no tienes terraza ni jardín, apúntate a un huerto urbano.
Cambiar de casa y empezar de nuevo en otro sitio, y si no puedes cambiar de casa, renueva todo y adáptala a tu gusto.
Propósito profesional
Busca tu pasión profesional y lucha por tu pasión
Si quieres emprender en algo nuevo y diferente, crea tu plan de acción y busca asesoramiento con expertos.
Crea tu proyecto profesional y luego tú negocio.
Si estás satisfecho con tu trabajo actual, disfrútalo, pero también date tiempo para tener otros propósitos. Hay vida después del trabajo.
Aprende nuevas herramientas para tu propósito profesional. Existen en el mercado cursos online y cursos offline que pueden ayudarte en tu crecimiento profesional y en tu negocio.

3. Tiempo para nuevas relaciones sociales
Además de cuidarte y tener propósitos, necesitas conectar con personas. No te quedes en la zona de confort y permítete nuevas y mejores relaciones sociales.

Ahora eres una persona sin compromiso, soltera y tienes tiempo para hacer nuevas amistades. Vuelve a tomar lápiz y papel y haz una lista de todas las actividades que puedes realizar en tu tiempo libre.

Apúntate a grupos donde compartáis actividades divertidas, afinidades y valores. Desde bailar, hacer teatro, yoga, hasta senderismo.
Llama a tus amigos para conversar, salir de vacaciones o compartir actividades divertidas.
Cultiva tus habilidades de comunicación y formas más saludables de vincularse afectivamente con otras personas.
Participando en charlas, talleres para mejorar vínculos afectivos y vencer miedos sociales. Desde hablar en público hasta aprender a comunicar de forma más asertiva. También leyendo libros de desarrollo personal.
Apúntate a club de solteros y solteras y amplia tu red amistades.

Participa en actividades sociales de ayuda a otras personas. Es recomendable no mirarnos sólo el ombligo. Vivimos con más personas y en un mundo con diversas problemáticas. En la medida de tus posibilidades, brinda tu apoyo incondicional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios