Gracias por su visita.

3 de septiembre de 2016

ÁMATE PARA SABER CUÁNDO MARCHARTE


Si hay algo verdaderamente difícil, es saber cuándo marcharte de la vida de una persona para poder convertirte así, en un amado recuerdo y no en una odiada costumbre.

Saber decir adiós es el arte del sufrimiento, pero también del aprendizaje.

La principal razón por la que decidimos alejarnos y dar por finalizada una relación es por la sensación de desigualdad en la pareja, ahí donde las aportaciones de cada uno son diferentes y donde el coste en “moneda de dolor” es demasiado alto ante los escasos beneficios.

Siempre hay un instante en que es necesario marcharte, aunque no sepas dónde ir, aunque tus pies estén desnudos y tus manos vacías. Solo así le permitirás a tu corazón ser feliz de nuevo.


Amor y sufrimiento nunca deberían ir juntas en una relación afectiva. Esto es algo que no todo el mundo tiene claro, puesto que la concepción del “amor romántico” nos hace creer aún en estas falsas ideas. Si te amas lo suficiente, no debes permitirte llegar a estos extremos… Te invitamos a reflexionar sobre ello.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios