Gracias por su visita.

18 de septiembre de 2016

ALIMENTOS PROHIBIDOS, ALTERNATIVAS SALUDABLES


"Somos lo que comemos", "la salud es la mayor riqueza",  "tu cuerpo es tu templo"

A diario, nos enfrentamos a jornadas maratonianas fuera de casa, compromisos sociales y tiempo escaso o casi nulo para dedicar a una cuestión tan básica y fundamental para la salud y el equilibrio físico como la alimentación.

Así que, por norma general, la solución para 'matar el hambre' es sucumbir al deseo: comilonas familiares o entre amigos, caracterizadas por algunas dosis de alcohol y alimentos de olores envolventes, texturas altamente sabrosas, muy apetecibles y colores llamativos…

En defintiva, alimentos a los que cuesta decir 'NO'.

Decidimos ahondar en el tema de las comidas fáciles y apetecibles contrastando con importantes expertos en nutrición para, por fin, llegar a una conclusión que acaba con una mala noticia y otra buena.

Hay una serie de alimentos que deberían catalogarse como 'prohibidos', ya que su influencia va a ser siempre, independientemente de la dosis, poco o nada beneficiosa para nuestro organismo.

La mala noticia es que muchos de esos alimentos 'tan apetecibles' y comunes en las reuniones sociales y despensas caseras sirven poco al organismo. Por suerte, la buena es que existen alternativas doblemente nutritivas y saludables para hacer fente al deseo y momento concreto de la ingesta. Un hecho que les convierte en mucho más irresistibles.

Prohibido: el azúcar
El dr. Nicholas Perricone advierte sobre la importancia de eliminar todo lo posible el azúcar y asegura que  “en todas sus formas (jarabe de maíz, caña de azúcar, el jarabe de maíz de alta fructosa, etc.) es extremadamente perjudicial para la piel y, de hecho, para todos los órganos”.
"El azúcar suprime la actividad de los glóbulos blancos de la sangre y esto nos hace más susceptibles a las enfermedades infecciosas (resfriados, gripes, etc). La misma disfunción de los glóbulos blancos también pueden empeorar las alergias. Además, como dermatólogo, puedo asegurar que las arrugas, las líneas de expresión y la flacidez de la piel son producto del proceso conocido como glicación: el azúcar y otros carbohidratos de alto índice glucémico (pan, almidones, patatas, bollería, pastas, postres, refrescos...) se convierten rápidamente en glucosa en la sangre", asegura.

Positivo: la Stevia
El dr. Perricone afirma que "nuestra única fuente de azúcar debería ser la natural, la que se encuentra en frutas y verduras. Además, estos alimentos son antiinflamatorios-antioxidantes y, como tales, ayudan a estabilizar el azúcar en la sangre y aportan nutrientes que promueven un cuerpo sano, por dentro y por fuera".

"En cuanto a sustitutivos, el mejor es la Stevia, un edulcorante natural libre de azúcar con 0 calorías. Su sabor recuerda al regaliz y no tiene efectos secundarios. Otra alternativa puede ser la sucralosa, moléculas de azúcar mezcladas con cloro: contiene 0 calorías y no tiene ningún efecto secundario. O el aspartamo, una combinación de dos aminoácidos, el ácido aspártico y la fenilalanina", añade el dr. Perricone.

Positivo: té verde
 Es una magnífica fuente de antioxidantes, además de ser diurético. El té verde es una de las bebidas clave por sus propiedades antienvejecimiento. No sólo contiene polifenoles de catechin –antioxidantes que estimulan el metabolismo y frenan el envejecimiento–, sino que también contribuye a impedir la absorción de las grasas perjudiciales, reduciéndola en un 30%, mientras que el aminoácido theonina mejora el estado de ánimo.

Prohibido: el maíz
Con este alimento existe el mismo problema con respecto al proceso de glicación que hablábamos sobre el azúcar. “El maíz es una gran fuente de hidratos de carbono de cadena larga, que posteriormente se transformarán en azúcares simples en el organismo”.


Positivo: aguacate
El sustitutivo ideal para el maíz, es el aguacate. “Además de ser rico en azúcares naturales, es rico en fibras y tiene efecto diurético, lo que nos hará eliminar impurezas. Su alto contenido en grasas saludables regula el colesterol y es rico en antioxidantes”.

Prohibido: embutidos grasos
Los embutidos, a pesar de ser un alimento socorrido, no son exactamente beneficiosos para el organismo. “Los fiambres, por regla general, están fabricados con carnes de baja calidad, mezcladas con grasas animales, sal y varios compuestos como espesantes, acidulantes, colorantes… y demás aditivos”.

Positivo: los pasabocas saludables
  "El jamón, el atún, el huevo duro o, incluso, una fruta como el aguacate, pueden también formar parte del interior de los bocadillos y su aporte en grasa es menor. Si optamos por jamón o atún bajo en sal, también estaremos limitando bastante la ingesta de este mineral".

Prohibido: refrescos
“Los refrescos azucarados añaden un aporte de azúcares (glucosa, fructosa, sacarosa…) bastante elevado. Debemos tener en cuenta que en una lata de refresco, por norma general, hay unas 140 kcal. En muchas ocasiones, cuando tenemos sed, no nos damos cuenta de la facilidad con la que podemos beber grandes cantidades".

Positivo: agua
“Si queremos hidratarnos, sin duda, la mejor bebida es el agua. Además, para darle sabor podemos añadir un poco de zumo de fruta o bien, aromatizarla con alguna hierba aromática”. Además, lo ideal es "tomar entre 8 y 10 vasos de agua mineral al día: el primero en ayunas y siempre acompañando cada comida con uno".

Prohibido: la pastelería Industrial
  A pesar de que siempre será más saludable, a la hora de atreverse con el dulce, comprar en establecimientos artesanales y no decantarse por el bollo prefabricado o envasado; lo ideal es suprimirlos de la dieta lo máximo posible ya que “son sinónimo de azúcar, hidratos de cadena larga (más azúcar) y grasas vegetales de baja calidad”.

Positivo: cacao
Cuando el cuerpo pida dulce, –además de la fruta que es lo ideal– es preferible decantarse por el cacao puro, nueces y avena. "El cacao es una fuente genial de antioxidantes, las nueces de ácidos grasos beneficiosos y la avena, fibra saludable para el organismo", explica el nutricionista.

Prohibido: cereales
 "Aunque son alimentos con una gran cantidad de fibra a los que se les ha añadido vitaminas y minerales, la cantidad de azúcares que llevan no los hace aconsejables para consumirlos diariamente en el desayuno. A pesar de estar dirigidos al consumidor infantil, al que quiere incorporar una cantidad de fibra adecuada en su alimentación o bien para aquellos que quieren cuidar su línea, hay que tener cuidado con no comerlos en exceso".

Positivos: tostadas integrales
Si hay una hora al día en la que es posible pegarse un 'homenaje' esa es la del desayuno. Álex Pérez aconseja que "para llevar a cabo un desayuno saludable, la mejor opción es una rebanada de pan integral con tomate y un chorrito de aceite de oliva. El pan es un alimento muy saludable, sobre todo, por su mayor riqueza nutritiva".

Prohibido: comida precocinada
  "A pesar de que la industria alimentaria ha evolucionado enormemente en lo que se refiere a mantener las propiedades organolépticas y nutricionales de los alimentos en los platos ya preparados, éstos no dejan de haber sufrido una serie de tratamientos térmicos o/y enzimáticos/químicos que pueden degradar o mermar sus propiedades iniciales".

Positivo: verduras
Lo ideal, según Inmaculada, es sacar tiempo para cocinar verduras en casa –ya sean cocidas, a la plancha o en puré–. "Las verduras y hortalizas en general son una rica fuente de nutrientes tales como fibra, proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes polifenólicos. Recordemos que, cuando comemos verduras, frutas y hortalizas con color, estamos consumiendo antioxidantes", apunta la especialista en nutrición y dietética, dermocosmética y medicina anti-aging.

Prohibido: bebidas alcohólicas
La ginebra "es una de las bebidas prohibidas por la elevada cantidad de alcohol que contiene. En 50 ml de ginebra de 40º hay aproximadamente 16 gr de alcohol que, a 7 kcal por gramo, nos aportan unas 112 kcal. En el supuesto caso de que nuestra bebida fuera un gin-tonic, el aporte de la tónica de 200 ml nos proporciona unas 76 kcal, con lo que el aporte total serían 180 kcal", revela.

Positivo: vino
Pero si tienes muchas ganas de tomar 'una copa', siempre puedes decantarte por el vino, una opción mucho más saludable. "Y, si es posible, es mejor que optemos por el vino tinto: su aporte de alcohol por unidad de consumo (1 copa de 100 ml de vino de 13º) es de 10,4 gr que, al convertirlo en energía, nos proporciona 72,8 kcal, a parte de una pequeña dosis de resveratrol, un potente antioxidante".

Prohibido: patatas fritas
  Otro clásico de la cultura popular española son las patatas fritas, frecuentes en toda tapa o aperitivo. “Son sabrosas y cómodas de utilizar, pero con demasiada grasa, sal y calorías”. “Tienen el inconveniente de ser una fuente de hidratos de cadena larga, fuente de grasas degradadas por la fritura y sal que va a beneficiar la retención de líquidos”.

Positivo: aceitunas

Un consejo: si te dan a elegir entre patatas y aceitunas es mejor decantarse por las segundas. Y es que las aceitunas, a pesar de que contienen una cantidad importante de calorías, son una de las mejores fuentes de ácidos grasos saludables (omega 3 y 6), beneficiosos para el sistema circulatorio y coronario, y son la base de una dieta antiinflamatoria".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios