Gracias por su visita.

12 de agosto de 2016

UNA BUENA MISIÓN ES ALENTAR A OTROS



Una buena misión es alentar a otros, darles fuerza y sacarlos del abismo del desaliento.

Siempre puedes estimular al que está en un túnel para que se levante con fuerza y vigor.
Claro que ante todo necesitas estar bien contigo mismo, amarte, no ser víctima y estar con Dios.

La palabra ánimo es lo mismo que ánima o alma, es la fuerza de tu espíritu, es Dios en ti.

Vive unido al Padre para que tu fe no sea de ráfagas, sino una relación constante de amor.

Ten siempre pensamientos positivos y amorosos ya que ellos tienen un poder tremendo.

Todo el amor y la alegría que irradias vuelven a ti multiplicados y son para ti una bendición.

Anímate y anima a los demás siendo agradecido y mirando en todo la mano bendita de Dios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios