Gracias por su visita.

5 de agosto de 2016

HACER GARABATOS AYUDA A CONCENTRAR LA MENTE


Considerado por mucho tiempo como una pérdida de tiempo, garabatear está adquiriendo respeto.

Investigaciones recientes de neurociencia, psicología y diseño muestran que garabatear, o dibujar sin un objetivo claro, puede ayudar a la gente a mantener la concentración, captar nuevos conceptos y retener información.

Una hoja en blanco también puede servir como una extensión del campo de juego del cerebro, permitiéndole a la gente modificar y mejorar ideas y pensamientos creativos.

Los garabatos son marcas espontáneas que pueden adoptar múltiples formas, desde patrones o diseños hasta imágenes de objetos, paisajes, personas o rostros.

Algunos garabatean volviendo a marcar palabras o letras ya escritas. Sin embargo, garabatear no incluye tomar apuntes.

"Es una herramienta para pensar", señala la autora de un nuevo libro, The Doodle Revolution. Puede influir en la forma en que procesamos información y solucionamos problemas, señala.

Garabatear durante reuniones y clases ayuda a relajar, una maestra de bachillerato y estudiante de posgrado. Dibujar patrones que son "muy vegetales, deslizantes y orgánicos".

Parece que me estoy saliendo de órbita cuando garabateo, pero de hecho estoy poniendo mis pensamientos en orden, solidificando mis propias ideas", apunta Wilson. Garabatear recientemente la ayudó a concebir una idea para un ensayo académico en una clase que está tomando, cuenta.

Algunos investigadores creen que el garabateo puede ayudar al cerebro a mantenerse activo al involucrar sus "redes predeterminadas": regiones que mantienen un nivel básico de actividad en la corteza cerebral cuando no hay estímulos externos.

La gente a la que se le motivó a garabatear mientras escuchaba una lista de nombres de personas pudo recordar 29% más de la información en un examen sorpresa más tarde, según un estudio en la publicación académica Applied Cognitive Psychology.

Cuando Prinz repasa los dibujos, puede reconstruir mucho de lo que escuchó. El académico compara este fenómeno a una postal: un turista quizás olvide los detalles sobre un viaje, pero "si ve esa postal, recordará muchas cosas que no se encuentran representadas allí", observa.

Brown, la autora, indica que garabatear ofrece una vía alterna de aprendizaje para algunas personas.

La presencia de un garabato puede estimular ideas para mejorar.

Garabatear puede generar un "diálogo entre la mente y la mano que sostiene un lápiz y los ojos que perciben las marcas en un papel", apunta el estudio.

De todos modos, garabatear no funciona para todas las tareas. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios