Gracias por su visita.

18 de agosto de 2016

COMO MEJORAR LA CULTURA EMOCIONAL


La pedagogía emocional se ocupa del análisis e intervención de los factores emocionales y procesos afectivos involucrados en los distintos mecanismos de aprendizaje en nuestra vida cotidiana, de forma que analiza el impacto que las emociones tienen en nuestros distintos sistemas como son la familia, el trabajo, la pareja o la relación que tenemos con nosotros mismos para poder identificar si existe una gestión saludable de las mismas.

Podemos decir que además es un proceso de enseñanza y aprendizaje en dónde no solo se tiene en cuenta un proceso cognitivo sino que la persona aprende a identificar y a vivenciar sanamente cada una de sus emociones; lo que permite incrementar el nivel de gestión y de auto soporte personal.

Hacerse más culto emocionalmente, sin duda, aumenta en la persona sus posibilidades de decisión y sus potencialidades para que puedan modificar o construir su presente y su futuro y no que simplemente lo vea llegar o se adapte sin más a él

Emociones con mala prensa
Una de las grandes sorpresas que se llevan las personas cuando comienzan su proceso personal de aprendizaje emocional es que no hay emociones positivas o negativas en sí mismas, como decía el Dr. Norberto Levy- sino que cada una nos trae un mensaje implícito que debemos aprender a leer, tanto el miedo, la ira, la culpa, la envidia, son emociones que tienen muy mala prensa, todos queremos evitar sentirlas.

Solemos tapar el miedo y sin embargo funcionan como señales, que alertan, cada una de ellas, acerca de un problema particular y su función es remitir a ese problema; las emociones nos traen información privilegiada y aprender a leerlas nos permite comprender qué problema específico detecta cada emoción y cuál es el camino que resuelve el problema detectado.

Solemos creer que las emociones son el problema. Que el miedo, el enojo, la culpa, etc., son los problemas que nos acosan. Y no es así. Se convierten en problemas, cuando no sabemos cómo aprovechar la información que brindan. Por ejemplo aprender la diferencia que existe entre la culpa y la responsabilidad es uno de los grandes pasos en este proceso.

Todos sabemos que quien es culpable merece “un castigo “y así opera en nuestra mente, si nos sentimos culpables terminaremos castigándonos de alguna forma, mientras que si me siento responsable y me he equivocado puedo resolverlo de muchas maneras pidiendo disculpas y reparando el error cometido como también haciendo un aprendizaje sobre todo el proceso

Entrenamiento emocional en las sesiones de Coaching
En las sesiones de coaching tanto individual como en grupo enseñamos a incrementar la cultura emocional de nuestros clientes lo que nos ayuda a disfrutar muchísimo más de los distintos ámbitos en los que nos relacionamos; estudios, trabajo, familia, amigos, pareja.

La cultura emocional es una valiosa herramienta para interrelacionarnos sanamente primero, con nosotros mismos y luego con amplio abanico de personas que nos rodean.

Consejos prácticos para incrementar tu cultura emocional
Mira a los ojos a tu interlocutor, establecer contacto visual aumenta tu capacidad de sintonizar mejor con lo que se está dando.
Escucha con empatía, juzgar al otro nos limita.
Resuelve tus asuntos inconclusos esto te liberará y abrirá nuevas posibilidades contigo mismo y con los demás.
Pierde el miedo al miedo, dando pequeños pasos, reconociéndolo cuando aparece y no tapándolo con comida o salidas en exceso.

Averigua ¿qué haces con la ira? ¿dónde la colocas? ¿en las relaciones? , ¿en ti mismo? ¿en los músculos de tu cuerpo? y una vez localizada comienza a gestionarla.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios