31 de agosto de 2016

TRUCOS QUE TE SIRVEN PARA REVIVIR LA PASIÓN EN EL MATRIMONIO


Si sientes que tu matrimonio está atravesando por una sequía sexual, ya es hora de actuar

El secreto, aseguran muchos sexólogos y consejeros matrimoniales, radica en mantener la relación romántica"picante" y,sobre todo, muy sexy. Pero la realidad es que a veces la pasión se apaga con el paso de los años, la familiaridad que crea la convivencia y las tensiones del día a día. Todo eso, para algunas personas, son un chorro de agua fría en la vida sexual.

Un hipnoterapeuta clínico certificado por el Consejo Americano de Examinadores de Hipnotistas, asegura que los matrimonios asexuales son más frecuentes de lo que muchos creen.

"Siempre que la causa del problema no sea orgánica, existen muchas técnicas naturales que pueden ayudar a las parejas a tener una vida amorosa plena".

Estos son los cinco pasos vitales para ponerle fin a la sequía sexual para traer lo sexy de regreso a la relación.

Dándole paso a la pasión
1. Escríbele una carta a tu pareja
En la era de los medios sociales, cuando nos comunicamos a través de 140 caracteres o menos, algunas personas han perdido la capacidad de comunicarse a nivel emocional. Esto, poco a poco, va apagando la llama de la pasión, pues la pareja se siente "desconectada" de lo que los unió. Christopher recomienda obtener un bonito papel y que le escribas una carta a mano atu esposo, diciéndole lo que él significa para ti. Usa un lenguaje romántico y sensual, que despierte sus sentidos y déjale saber las cosas que encuentras sexy de él. Al final, rocía levemente la carta con su perfume favorito. Colócala en el sitio más inesperado, como el bolsillo de la chaqueta de su traje, debajo de su almohada o entre sus libros.

2. No te concentres solo en el sexo
Como ya se explicó, a veces el aspecto sexual de la relación decae o desaparece por causa de una desconexión emocional en la pareja. Para que resurja la llama, primero hay que reestableceer ese lazo. Ya sabemos que todos vivimos muy ocupados, pero si deseas una relación de calidad, tienes que dedicarte a ella. Por lo mismo, comienza a compartir más tiempo con tu pareja, como sin duda hacían al principio, cuando se enamoraron. Entonces, en vez de quedarse a ver la película en casa, vayan al cine como dos enamorados; salgan a caminar, a bailar o a tomar una copa en algún rinconcito íntimo, para hablar de ustedes y de sus sentimientos, no del trabajo, de la casa, de la hipoteca o de los niños, y no olviden el poder de la música romántica para despertar los sentidos. ¡Es algo que no falla!¿Dices que no tienen tiempo por culpa de los empleos, los hijos o los quehaceres diarios? Si deseas rescatar  tu relación de la apatía, tienes que convertirla en una prioridad. Separa aunque sea una hora al día para disfrutar, como dicen los románticos franceses, a deux.

3. Reduce el estrés a través del tacto
Dale a tu pareja un masaje con aceites aromáticos. Usando una combinación de movimientos suaves y firmes, masajea lentamente cada parte de su cuerpo. Al mismo tiempo, pídele que cierre los ojos y susúrrale frases amorosas al oído. De acuerdo con Christopher, cuando el cuerpo está relajado, la mente puede comunicarse de una manera más efectiva con la otra persona. Además, la sangre circula mejor por todo el organismo, haciendo que la respuesta física sea más placentera para ambos.

4. Ponle pimienta a tu relación íntima
Si solo le dedican unos minutos apurados a la parte física de la relación o ésta no ha variado desde la era jurásica, quizás ha llegado el momento de experimentar un poco y de ser creativos, siempre que ambos se sientan cómodos. Recuerden que la sexualidad es una parte esencial en el matrimonio y no pueden descuidarla.

5. Cultiven la armonía
Aunque pocas personas lo admiten, muchas veces la relación íntima decae por enojo o rencor. Cuando los sentimientos no se ventilan de una manera respetuosa y constructiva, los problemas no se solucionan; por el contrario, crecen y se enquistan, creando resentimiento y distancia entre los esposos. Trabajen juntos para aclarar y sanar sus desavenencias; esto los hará sentirse más unidos emocional y físicamente. Al final, ustedes serán los grandes ganadores.


QUE DICE EL SALMO 64 DE LA BIBLIA


Capítulo 64
Plegaria pidiendo protección contra enemigos ocultos
Al músico principal. Salmo de David.

64:1 Escucha, oh Dios, la voz de mi queja;
Guarda mi vida del temor del enemigo.
64:2 Escóndeme del consejo secreto de los malignos,
De la conspiración de los que hacen iniquidad,
64:3 Que afilan como espada su lengua;
Lanzan cual saeta suya, palabra amarga,
64:4 Para asaetear a escondidas al íntegro;
De repente lo asaetean, y no temen.
64:5 Obstinados en su inicuo designio,
Tratan de esconder los lazos,
Y dicen: ¿Quién los ha de ver?
64:6 Inquieren iniquidades, hacen una investigación exacta;
Y el íntimo pensamiento de cada uno de ellos, así como su corazón, es profundo.
64:7 Mas Dios los herirá con saeta;
De repente serán sus plagas.
64:8 Sus propias lenguas los harán caer;
Se espantarán todos los que los vean.
64:9 Entonces temerán todos los hombres,
Y anunciarán la obra de Dios,
Y entenderán sus hechos.
64:10 Se alegrará el justo en Jehová, y confiará en él;
Y se gloriarán todos los rectos de corazón.

COMO APRENDER A EXPRESARNOS CON PLENA LIBERTAD


Claves para expresarnos con libertad
La comunicación sana con nosotros mismos y con los demás, es una de las capacidades más necesarias para desenvolvernos en el mundo, lograr relaciones satisfactorias y conseguir nuestros propósitos de vida. Expresarnos de manera auténtica, clara y honesta, calmada y respetuosa con nuestras necesidades y con las de los demás, mejora nuestra autoestima y nos acerca a nuestros objetivos.

Sin embargo, ¿Quién no se ha tragado el enfado en alguna ocasión y luego ha terminado explotando y cargándolo con otro? ¿Quién no ha dejado de decir algo que le hubiera gustado decir, o al contrario ha hablado más de la cuenta? ¿Quién no ha tenido dificultad en algún momento para poner límites o expresar sus emociones?

Ya desde pequeños, nuestra educación está basada en la obediencia y en ajustarse a unas reglas establecidas (ir al colegio, hacer extraescolares, cumplir con los deberes, etc). Aún no se pone empeño en enseñarnos pensar por nosotros mismos, a hacer las cosas desde la motivación y la invitación, a experimentar y a autoconocernos. En consecuencia cedemos o nos rebelamos y luego ya de adultos reaccionamos ante las demandas de los demás de manera agresiva o al contrario, continuamos en nuestro patrón de tratar de encajar, callar y ceder, por miedo al rechazo.

Somos agresivos tratando de defendernos, proteger nuestro espacio y controlar al otro para no resultar heridos. O somos pasivos queriendo evitar el conflicto y callando para evitar el rechazo. Los dos son dos polos opuestos que nacen de nuestra necesidad de protegernos o sentirnos queridos. Son respuestas de supervivencia que nos distancian de nuestros propósitos y nos convierten en personas infelices.

Cuando reaccionamos a lo que nos sucede en lugar de actuar desde la conciencia, somos esclavos de nuestras emociones. A continuación te muestro cuáles son las tres claves para expresarte con libertad y conectar con tus deseos y necesidades. Para empezar a ser tú mismo y comunicarte desde la libertad y la conciencia.

Autoconocimiento
Ten claro el objetivo de lo que quieres comunicar
Fruto de lo que comentábamos antes, a veces nos sentimos confusos y con falta de claridad. ¿Qué es lo que realmente necesito? ¿Qué estoy sintiendo? ¿Qué me pasa? Cuando no somos conscientes de nuestra emociones, sentimos confusión y esto influye en la comunicación con el otro.
Parar, respirar y dedicarnos tiempo a sentir, es el primer paso para empezar a tomar conciencia de nuestras necesidades. Porque si no somos conscientes de qué queremos cuando nos comunicamos, de cuál es nuestro objetivo, difícilmente conseguiremos nuestros propósitos y nos sentiremos insatisfechos.
Ejemplo: Llegamos a casa y le decimos a nuestra pareja: Uf, qué cansado estoy hoy. ¿Qué buscamos ahí? ¿Apoyo, ayuda práctica con la cena, escucha, un abrazo, consejo?

Responsabilidad
Empieza siendo honesto contigo mismo
Puede incluso que seamos conscientes del objetivo, de lo que deseamos, pero no nos sintamos con derecho a pedirlo, que nos avergüence o que nos genere miedo. O al contrario, que sintamos que el otro nos lo debe. A menudo usamos estrategias de manipulación para no pedir directamente lo que deseamos pero condicionar al otro para que lo cumpla. Un ejemplo sería cuando le decimos a nuestra pareja: A mi madre le hace tanta ilusión que vayamos este fin de semana ¿no le diremos que no, verdad?. En lugar de expresar claramente: Cariño, quiero ir a ver a mi madre este fin de semana. Sé que te da pereza pero me encantaría pedírtelo como favor.
Una de las creencias más típicas y que más daño nos hace es: Si el otro me conoce y me quiere, ya sabrá lo que necesito. Creer que los demás nos deben algo es un modo de no responsabilizarnos nosotros de lo que necesitamos. Imponernos sobre el otro nos da seguridad y sensación de control, pero esconde el miedo a expresarnos con claridad, transparencia y madurez.
Lo más complicado es relacionarnos con los demás sin posicionarnos, sin responsabilizar al otro de nuestras limitaciones, sin compararnos, haciéndolo de manera adulta. La persona asertiva es la que habla de si misma, se responsabiliza de sus miedos y sus necesidades, sin culpar al otro.

Acción
Hazte amigo (no enemigo) de tus emociones
Muy fácil decirlo pero, ¿Cómo lo hago?. Estoy convencida que esta ha sido tu pregunta ¿cómo hacer todo lo que he mencionado en el punto anterior?
Lo que nos impide el cambio es quedarnos atrapados en nuestros miedos, en nuestras emociones y pensamientos limitantes (no podré, qué dirán, los demás me deben escuchar, es injusto, etc.)
El único modo de gestionarlas, es aprender a convivir con ellas, a sentirlas y desde ahí tomar conciencia de nuestros deseos. Cometemos a menudo el error de tratar de controlar o eliminar nuestras emociones o sensaciones desagradables, pero esta es una batalla perdida dado que forman parte de nosotros y en esa lucha nos tensamos más y nos agotamos.
Había un coach que conozco que decía “haz algo que te resulte incómodo cada día”, y yo te digo ponte pequeños retos y vívelo como si fuera un juego, como cuando eras niño. Acostúmbrate a ese juego y aprende a relacionarte con tus emociones, miedo, vergüenza, rabia, etc.

La idea es que podamos ir enfrentándonos a nuevas maneras de lidiar con las situaciones del día a día para ir comprobando cómo cambia el resultado.

30 de agosto de 2016

CONSEJOS PARA EL USO DEL TELÉFONO CELULAR.


No lleve nunca el celular encendido contra el cuerpo.

Es decir, no lo lleve en un cinturón o un bolsillo. Llévelo siempre en una cartera o portafolios que no esté apoyado contra el cuerpo.

No permita que los niños utilicen celulares, a menos que sea para una emergencia. Recordar que no es un juguete para los mas pequeños.

Los teléfonos celulares interfieren con los equipos médicos, tales como monitores de actividad cardiaca y ventiladores. Por esta razón en muchos hospitales esta prohibido su uso, también pueden afectar marcapasos y audífonos.

Evite guardarlo en el bolsillo cercano a su pecho, debería ser aclarado en forma destacada en los manuales de teléfonos celulares.

Procure no utilizar de manera continua este medio de comunicación, si es necesario su uso, pregunte en la empresa de telecomunicaciones que le vende el servicio si el teléfono tiene algún aditamento que disminuya la emisión de microondas o si está cumpliendo con las normas reglamentarias de radiación

En el momento de comprar el celular, elija el modelo con menor potencia, pregunte a su vendedor, como usuarios lo debemos saber y el fabricante lo debe informar.

No hable más de dos minutos, si le es posible siga su conversación por una línea fija.

Emocionalmente es poco saludable, ya que tiende a aislarlo del mundo que lo rodea.

Cuando entre a una reunión apague su teléfono celular, cada vez resulta mas molesto para los demás seguir la línea de comunicación con constantes interrupciones. No espere que se lo soliciten adopte la acción como un modo de convivencia.

Apague siempre su celular en todo espectáculo o teatro.

En el momento de elegir vivienda nueva, es importante que escoja un lugar donde no haya cerca torres repetidoras, las cuales emiten de manera permanente microondas.

Si va a entablar conversación por celular cuando está conduciendo un coche, es mejor que estacione el auto en un lugar seguro, y de esta manera concentrarse sólo en la charla.

Uno de los efectos adversos más importantes observados con el uso de los teléfonos móviles, es el incremento en el número de accidentes vehiculares. Datos estadísticos reportan que el riesgo de accidentalidad en la personas que hablan por celular mientras conducen, aumenta hasta cuatro veces con respecto a personas que no utilizan este medio de comunicación o las que deciden parar el auto en el momento de iniciar una conversación.

Tampoco se ha observado algún beneficio con el uso del celular en la posibilidad de "manos libres", porque de todos modos la concentración durante la comunicación es menor.

Evite hacer o tomar llamadas cuando la señal es débil o haya interferencia pues esta emitiendo mayor radiación cuando intenta comunicarse con una señal débil.

Los teléfonos móviles se venden sin informar sobre las potencias de microondas que se emiten dentro del cerebro del usuario, que pueden alterarlo en solo unos 2 minutos de uso y que afectan a la población a más de 10 metros de distancia.
Cada teléfono móvil es un Arma de Microondas.



PIERDE EL MIEDO A PERDER Y A COMETER ERRORES


¿Qué puede ocurrir si a la hora de plantearte cuestiones importantes te topas con ese aspecto de tu personalidad, la parte indecisa? ¿De dónde proviene, esta faceta y cómo puede influir en nuestras vidas?

No hay riesgo de equivocación si se parte de un -no sé – . Hay muchos individuos que evitan a toda costa cometer un error dejando escapar oportunidades, la posibilidad de encontrar personas importantes y, sobre todo, dejan incompleto un precioso espacio personal para aprender.

¿Sabes qué precio estás pagando por mantener tu nivel de indecisión?

Rescatando los orígenes
Vamos a remontarnos a cuando éramos pequeños ¿Cómo aprenden los niños a andar? se esfuerzan enormemente para ponerse de pie, dar un primer paso tambaleante y se caen. Afortunadamente, no tienen en mente los conceptos de fracaso, ni de error, de lo contrario nadie andaría. Todos tenemos un gran método que proviene de nuestra sabiduría interior o bien de nuestra intuición y para aprender a andar tuvimos que basarnos, alguna vez en probar, equivocarnos, rectificar, aprender y volver a empezar. Ahora bien, imagínate que frente a nuestro primer tropezón hubiéramos decidido entonces no volverlo a intentar ¿Qué nos hubiera sucedido?

Sin embargo, lo que prevaleció fue la brillante idea de -si observo que todos pueden hacerlo, yo también lo haré-. Caminaré.

A medida que vamos creciendo resulta cada vez más difícil mantener esa actitud positiva ante la posibilidad de probar a hacer algo distinto. Esto se debe a que empezamos a valorar los elogios de padres y maestros y es natural que queramos hacer las cosas bien para obtener más aprobación por parte de todos ellos.

Cuando cometemos algún error, obtenemos todo lo contrario. En este sentido, nos puede influir la presión del entorno: ser ridiculizado por haber cometido algún error puede ser una experiencia realmente dolorosa con repercusiones a largo plazo. Por lo tanto, es normal que hagamos todo lo posible por no equivocarnos aunque en realidad, como veremos, no es una actitud especialmente útil cuando queremos introducir cambios y progresar en la vida.

Las personas que posponen sus decisiones terminan por creer que son juguetes del destino, como si tuvieran la voluntad rota. A veces sus sentimientos de tristeza o sus propias creencias no les permiten ver ninguna alternativa sana.

Creencias que nos limitan
En las sesiones de coaching individual, puedo escuchar algunas de las razones que las personas proclaman para no tomar decisiones, por ejemplo: “todo debe ser sencillo y fácil” por lo que se alejan de lo difícil y lo complicado, creen que no es conveniente cansarse ni trabajar demasiado. Sin embargo, lo que vale la pena no es tan fácil, porque, si así fuera, cualquiera lo conseguiría. Otros suponen que deben hacerse a un lado para no arriesgarse a causar problemas a los demás si hacen algo.

Es interesante ver cómo una persona puede descubrir que en verdad quien se perjudica es aquel que se abandona a la pasividad o a la indecisión negándose a asumir sus elecciones. Es apasionante ver cómo una persona se responsabiliza en el adulto que es hoy, dejando el pasado atrás y trabajando alternativas inteligentes.

Permisos
Darse permiso para cometer errores es una verdadera liberación. Aunque durante años hayas hecho cosas de una determinada manera debido a comentarios como “No puedes hacer eso” “Seguro que lo estropeas todo” o “ tú no vales para eso “, a partir de una determinada edad, la única voz que puede llegar a ser tan crítica es la propia. Es cierto que no podemos cambiar el pasado y que el futuro está demasiado lejos, por lo tanto, lo único que podemos hacer es decidir de qué manera queremos empezar a vivir hoy y a introducir pequeños cambios, dando pasos como en algún momento de nuestra biografía personal hemos realizado. Contamos con esa maravillosa experiencia de aprender a andar. Por lo tanto, si una vez te has puesto de pie te has caído y te has vuelto a levantar quiere decir que tienes recursos internos para dar pasos.

Vivir exige un mínimo de audacia, ya que no existen las certezas absolutas, solo hay probabilidades. Pero si aprendemos a mirar, a comprobar que existe un orden que siempre surge después de cualquier desorden y que la intención es más importante que el error, entonces estaremos en mejor disposición y gozaremos de una mayor tranquilidad para poder decidir.

Perdiendo el miedo a perder
Sabemos que las dudas nos ayudan a decidir siempre y cuando no las utilicemos para generar un bucle que se retroalimente de más dudas. Dudar hace que sopese posibilidades, por lo tanto el paso siguiente es decidir. Para decidir necesito comprender que siempre que se elige se pierde algo. Veamos un ejemplo: si estoy sola/o y decido estar en pareja, pierdo mi condición de soltera/o, si decido divorciarme pierdo mi condición de casada/o, si decido optar por la maternidad/paternidad pierdo el rol de single/pareja para pasar a otro rol: el ser madre/padre, crear una familia o un hogar monoparental, si estoy a punto de licenciarme perderé mi condición de estudiante.

En todos los casos nos tenemos que enfrentar y confrontar con una nueva realidad que muchas veces nos asusta simplemente porque nos resulta desconocida y, frente a lo desconocido, solemos adoptar una actitud defensiva, nos defendemos de aquello por lo que nos sentimos amenazados. Por esa razón, son muchas las personas que pasan muchos años de su de su vida sin tomar una sola decisión importante.

Vemos que en cada pérdida hay una ganancia y viceversa y esto es lo importante: empezar a perderle el miedo a la pérdida para concentrarse en la ganancia.

Algunos consejos prácticos
Prepara una lista

Escribir los pros y los contras de cada decisión puede ayudarte a resolver algunas dudas. Hacer listas ayuda a visualizar el problema y a objetivarlo, pero tampoco abuses de este recurso. Si inviertes mucho tiempo en confeccionarlas, esa acción quizá se convierta en una forma de incrementar la ansiedad que te genera el tomar decisiones.

Ten presente que, al elegir, necesariamente vas a renunciar a algo. Nadie puede quedarse con todo y eso es algo que no siempre se acepta. Hay que asumir las pérdidas ocasionadas por lo que se descarta. La lista debería servirte para saber qué cosas estás en condiciones de resignarte a carecer.

Da pequeños pasos
Reserva la “crisis de decisión” para los dilemas realmente trascendentes. Comprométete a que, de ahora en adelante, cada vez que vayas a un restaurante vas a intentar tomarte solo un par de minutos para elegir un plato. Evaluar qué habría pasado si hubiera optado por algo distinto solo va a hacer que te sientas frustrada/o. Aprende a separar lo urgente de lo prioritario y respétalo

Piensa en ti
Parte del estrés que genera tomar decisiones está relacionado con que nunca lo hacemos completamente solos: siempre está la fantasía de que hay alguien a quien “tenemos” que agradar (muchas personas eligen determinada carrera universitaria para conformar a sus padres, aun cuando no les entusiasme del todo) o alguna persona que nos indica “lo que deberíamos hacer” (a veces somos nosotros los que pedimos opinión a todos antes de hacer una elección).

La dependencia externa no es buena. Una cosa es consultar a una amiga o usar una sesión con tu coach para analizar algunas coyunturas y otra es hablar con padres, hermanos, novios, amigos, sacerdotes, profesores o la dueña del herbolario.

Analiza si lo que estás decidiendo se relaciona con tu deseo o con el de un tercero. Y, en el caso de que hayas recibido una opinión contraria a la tuya sobre un tema determinado, pregúntate a quién beneficia más ese consejo: ¿a ti o al otro? Tus decisiones deben favorecerte más a ti.

Confía en tu Intuición

A veces, una sensación interna te lleva a priorizar una opción en lugar de otra. Aunque no es lo mejor otorgarle el poder absoluto a un pálpito, a la hora de decidir algo importante es bueno que escuches tu voz interior: la “corazonada” suele construirse con retazos de información que no registramos de modo consciente. Es importante confiar en tu intuición y en tus capacidades: la falta de seguridad en ti mismo te lleva a postergar las decisiones.

29 de agosto de 2016

ACUERDO DE PAZ EN COLOMBIA



ACUERDO FINAL PARA LA TERMINACIÓN DEL CONFLICTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PAZ ESTABLE Y DURADERA


LECTURA DEL ACUERDO FINAL PARA LA TERMINACIÓN DEL CONFLICTO Y LA CONSTRUCCIÓN DE UNA PAZ ESTABLE Y DURADERA

CONOCE CUAL ES EL RUMBO DE TU PASIÓN


Hay infinitos caminos que podemos tomar en la vida. Supongo que tantos como personas. No habrá dos iguales. Con miles de enfoques distintos. El lenguaje, juega un papel crucial. Cuanto mejor nos hablemos mejor será el camino. El camino psicológico, se entiende.

Existir a veces es raro. No es fácil en determinadas ocasiones. Sobre todo cuando todo lo que te dices es en negativo, de color tristeza.

El mundo es como un teatro. Puro teatro que dicen algunos. Escribimos nuestros diálogos y actuamos. Todos somos guionistas de nuestra vida. Todos nos hablamos. Sin darnos cuenta no paramos de decirnos cosas todo el tiempo. Vamos escribiendo mentalmente algo parecido a un guión de vida (nuestro diálogo interno). Cuando el guión es malo te sentirás mal, será como cavar un pozo, meterte dentro y estar allí a oscuras con gente que no quiera vivir, que maldiga cada cosa.

Si tu guión es bueno te sentirás mejor y serás un gran personaje (en el mejor sentido de la palabra). Tomarás decisiones, conocerás gente como tú. ¿Quién querría ver una obra de teatro que el título fuera “La vida es una mierda”? ¿Y quién querría ver una que el título fuera “Amo la vida”? Yo quizá iría a ver las dos. Por aquello de la curiosidad. Pero de seguro que me quedaría con el que ama la vida. A ese me gustaría tenerlo cerca. Seguro que me da buen rollo.

El otro día un grupo de neuronas muy serias ellas me preguntaron: ¿Te parece normal que a tu edad no seas capaz de encontrar un trabajo? Y además ni siquiera has conseguido nada en la vida, ¿no es cierto?

Bueno, la verdad que me quedé afligida de repente. Como derrotada, sin fuerza ni para responder. Sí, era verdad, ¿Qué había conseguido? Nada. Aunque luego estuve pensando y creo que no era cierto. He vivido cosas buenas, conservo momentos por mi cabeza. Recuerdos y proyectos. Había conseguido ser feliz en muchos momentos. Y lo que he aprendido es que esas frases rotundas que pretenden hundirte no debes dejar que lo hagan. Lo diga quien lo diga. Aunque te lo diga tu neurona más aventajada.

Esto de la vida no es para siempre. Quizá quisiéramos estar aquí constantemente, de cañas, dando vueltas por el mundo, conociendo gente, pasándolo bien, navegando por internet… Pero no. Esto se va a acabar. A veces nos pensamos inmortales, ajustados de alguna manera a nuestras vidas, inamovibles, pegados al mundo. Pero es una ilusión, para no ver que a la muerte caminamos. La vida es frágil. No nos perdamos en bobadas. Queremos sentirnos MAL, ¿no? Tomemos ese camino pues, el que nos lleve a esa sensación.

Cuando nos disponemos a empezar un recorrido, es obvio que hay puntos de partida. Podría ser en forma de pregunta. Esta mañana otro grupo de neuronas me preguntó: ¿Conoces tu pasión? ¿Tu elemento? ¿Reconoces lo que te encanta hacer? ¿Lo que te pasas haciendo horas sin darte cuenta? ¿Perdiendo completamente la noción del tiempo? 

Este grupo de células no me parecía que tuvieran malas intenciones, me hacían ahondar en mis habilidades, mirarme por dentro, investigarme, atravesar un túnel para llegar a la luz. A la respuesta.

Si no sabes cuál es tu pasión, que por otra parte es bastante normal (entendiendo normal por común, porque muchas veces nadie nos enseña a detectarlo). Al no conocer ese entusiasmo que te fascina, tu energía se hace aguas, porque se va por todas partes, se desparrama, porque no tiene un cauce. Y los pensamientos bailan y bailan sin música, sin ritmo.


Cuando sepas el rumbo de tu pasión, será una fiesta por dentro. Tus neuronas sabrán por dónde ir, estarán felices de tener clara la orientación, aunque siempre haya mil matices. Dicen que tenemos 80.000 pensamientos diarios, y tú eres el director de esa orquesta mental. Imagínate si no sabes por dónde dirigirlos se produce el caos, el ruido, una batidora de sílabas que giran sin parar y producen desasosiego. Nunca se podrán controlar todos los pensamientos, ni es necesario. Solo hace falta que algunos tengan rumbo. Que sepan dónde van.

QUE DICE EL SALMO 67 DE LA BIBLIA


Capítulo 67
Exhortación a las naciones, para que alaben a Dios
Al músico principal; en Neginot. Salmo. Cántico.

67:1 Dios tenga misericordia de nosotros, y nos bendiga;
Haga resplandecer su rostro sobre nosotros; Selah
67:2 Para que sea conocido en la tierra tu camino,
En todas las naciones tu salvación.
67:3 Te alaben los pueblos, oh Dios;
Todos los pueblos te alaben.
67:4 Alégrense y gócense las naciones,
Porque juzgarás los pueblos con equidad,
Y pastorearás las naciones en la tierra. Selah
67:5 Te alaben los pueblos, oh Dios;
Todos los pueblos te alaben.
67:6 La tierra dará su fruto;
Nos bendecirá Dios, el Dios nuestro.
67:7 Bendíganos Dios,
Y témanlo todos los términos de la tierra.


28 de agosto de 2016

SINTOMAS DE TENER ALTOS NIVELES DE CORTISOL


La vida moderna es estresante. Constantemente tenemos cosas importantes en nuestra mente. Vencimientos, exámenes, los niños, días de trabajo largos, etc. Tú sabes cómo es, y sabes cómo se siente cuando eso te estresa, pero en caso de que no supieras lo que está sucediendo dentro de tu cuerpo cuando estás experimentando una situación frustrante, esto es lo que está pasando: cuando se está estresado, el hipotálamo, una pequeña región en la base de tu cerebro, pone en marcha un sistema de alarma en tu cuerpo. Esto hace que las señales nerviosas y hormonales impulsen tus glándulas suprarrenales ubicadas en la parte superior de los riñones, para liberar una oleada de hormonas, incluyendo la adrenalina y el cortisol.

¿Qué es el cortisol y qué hace?
El cortisol es una hormona esteroide, más específicamente un glucocorticoide que es secretado por las glándulas suprarrenales (una hormona es una sustancia química que se realiza en una parte del cuerpo, pero que pasa a la corriente sanguínea y tiene efectos sobre otras partes del cuerpo). Tenemos dos pequeñas glándulas suprarrenales que están encima de cada riñón. Todos necesitamos el cortisol para vivir, y pequeñas dosis liberadas en el cuerpo puede tener efectos positivos, tales como:

Ayudar al cuerpo a equilibrar el efecto de la insulina para mantener el azúcar en la sangre en el nivel adecuado y el uso de azúcar y grasa para obtener energía
Ayudar al cuerpo a controlar y responder al estrés
Ayudar a regular la presión arterial
Ayudar a regular el sistema inmune
Sin embargo, el alto nivel continuo de cortisol en tu cuerpo tiene efectos negativos. La condición en la que el nivel de cortisol en tu cuerpo es demasiado alto durante un largo período de tiempo, se llama el síndrome de Cushing.

Algunas causas del síndrome de Cushing son:
Estrés Crónico – El cortisol también es conocida como la “hormona del estrés”.
Problemas suprarrenales – Hay varios trastornos raros de las glándulas suprarrenales que puede causar altos niveles de cortisol.
Medicamentos esteroides – Algunas personas toman medicamentos esteroides que son similares al cortisol.
Consumo excesivo de alcohol.
Depresión severa.

¿Cuáles son los síntomas de los niveles de cortisol elevados (síndrome de Cushing)?
Los cambios de humor – tales como ser más irritable, deprimido o ansioso de lo normal.
Es normal sentirse de mal humor o bajo de vez en cuando, pero si te sientes como estuvieras constantemente deprimido y / o ansioso, entonces podrías estar experimentando las consecuencias de los efectos a largo plazo en la producción de cortisol, de serotonina y dopamina.

Problemas digestivos
Los altos niveles de cortisol, provoca que la energía sea retirada del tracto gastrointestinal, disminuye la producción de las enzimas necesarias para digerir la comida, y reduce la absorción de minerales y nutrientes. Y de hecho el estrés es una de las razones de que el sistema digestivo no funcione correctamente.

Las enfermedades del corazón y la presión arterial alta
Como hemos aprendido, los altos niveles de cortisol, pueden ser causados por un estilo de vida muy estresante. Demasiado estrés puede elevar la presión arterial, lo cual puede a su vez provocar un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

Problemas del sueño
La producción de cortisol es naturalmente alta en la madrugada para ayudarte a despertar. Sin embargo, las personas que crónicamente estresan sus glándulas suprarrenales para producir en exceso cortisol, alteran sus concentraciones de cortisol de manera que el mismo es bajo en la mañana cuando se despiertan, en vez de alto.

Aumento de peso
El cortisol estimula el apetito y los antojos de alimentos dulces densos en calorías y alimentos altos en carbohidratos. Así que si tienes altos los niveles de cortisol en tu cuerpo durante un largo período de tiempo, lo más probable es que vas a querer comer grasa y alimentos altos en calorías.

Envejecimiento de la piel y arrugas
Como si los altos niveles de cortisol no hicieran suficiente daño en el interior, también deshidratan la piel. Piel deshidratada significa arrugas prematuras.

Otros síntomas son:
– Dolores y molestias – especialmente el dolor de espalda.
– Aumento de la susceptibilidad a las infecciones – cortisol puede debilitar la eficacia del sistema inmune
– Vello facial en las mujeres.
– Pueden aparecer signos de púrpura / rosa de estiramiento (estrías) – similares a los observados en algunas mujeres embarazadas.

En la mayoría de los casos (aparte de cuando la medicación con esteroides es la causa), los síntomas se desarrollan gradualmente. El diagnóstico a menudo no está claro desde hace bastante tiempo, porque la mayoría de los síntomas también pueden ser causados ​​por otros problemas comunes.

Vale la pena señalar, que el hecho de que puedes estar experimentando uno o incluso algunos de estos síntomas, no necesariamente significa que tienes niveles elevados de cortisol. Los síntomas anteriores pueden estar asociados con otras condiciones médicas. Siempre es mejor visitar a tu médico si estás preocupado acerca de cómo te sientes.

Si te sientes como si estuvieras experimentando cualquiera de estos síntomas, entonces puede ser el momento de echar un vistazo a tu estilo de vida y las formas en que puedes modificarlas con el fin de disminuir tus niveles de cortisol.

Cómo bajar la producción de cortisol
Cortar la cafeína
200 mg de cafeína se dice que aumentan los niveles de cortisol en la sangre en un 30% en una hora. Intenta bebidas sin cafeína alternativas durante dos semanas, y ve cómo se sientes.

Un sueño más profundo y más largo
Una buena noche de sueño le permite a tu cuerpo relajarse y los niveles de cortisol disminuir. Si tienes problemas para dormir, puedes leer estos artículos:


QUE NO ES MINDFULNESS


Qué duda cabe de que el Mindfulness se está imponiendo como disciplina complementaria a todo tipo de actividad orientada al crecimiento personal y la intervención psicológica.

Pero como suele ocurrir cuando una disciplina “nueva” irrumpe con fuerza, se pueden tergiversar sus fundamentos y acabar por confundirla con otro tipo de intervenciones o, simple y llanamente, hablar de ella con excesiva ligereza y superficialidad, aproximándola a otras técnicas y metodologías ya existentes.

A continuación detallaremos 12 mitos o creencias erróneas comúnmente difundidas sobre el mindfulness que es importante aclarar:

1. El Mindfulness es una técnica de Relajación basada en la Respiración: Erróneo.
La gran diferencia entre el Mindfulness y técnicas de relajación es que las técnicas de relajación tienen como objetivo la relajación, mientras que el Mindfulness simplemente trabaja sobre los focos de atención con el objetivo de tomar consciencia de lo que nos pasa y cómo nos está pasando.

2. El Mindfulness es una forma de evadir de la Realidad: Erróneo.
Muchos piensan que practicando Mindfulness o meditación, lo que hacen es buscar “un rinconcito” o una zona de tranquilidad para evadirse momentáneamente del estrés del día a día. Sin embargo a través del Mindfulness lo que se logra es tomar conciencia de la causa del estrés. No se trata de evadirte de una realidad, sino todo lo contrario: observarla para atravesarla con la luz de la consciencia.

3. El Mindfulness es una forma de poner la mente “En Blanco”: Erróneo.
Con el Mindfulness se usa siempre un punto neutro de atención desde donde iniciar y adónde volver en caso de observar la llegada de pensamientos “intrusivos”. Pero de ahí a poner la mente en blanco esto un mito de las técnicas de meditación. La cuestión con el mindfulness no está en mantener la mente en blanco, sino en conocer qué es lo que pasa en nuestra mente sin por ello “engancharnos” a ciertos pensamientos ya que si lo hiciéramos no podríamos darnos cuenta: se trata de reconocer qué pensamientos estamos teniendo y qué emociones nos generan.
Para lograrlo es importante, una vez reconocido el pensamiento, volver al punto de atención neutral (que normalmente es la respiración), para predisponernos nuevamente al proceso mediante el cual pueden ocurrir nuevos pensamientos que nos harían darnos cuenta de lo que nos pasa.

4. El Mindfulness es una técnica terapéutica de reducción del estrés: Erróneo.
Decir que el mindfulness reduce el estrés es vaticinar unos resultados que no siempre son ciertos. No es una terapia, sino un complemento a ella ya que sólo actúa sobre los focos de atención: a través del mindfulness podemos tomar consciencia de lo que nos altera emocionalmente y lo que posiblemente nos produzca estrés; es posible que en algunas personas esta simple toma de consciencia pueda tener “efectos terapéuticos” de reducción del estrés, pero venderlo como terapia que reduce el estrés puede considerarse hasta engañoso. Más bien habría que hablar de “regulación del estrés”, siempre y cuando se complementa con otras herramientas y técnicas de apoyo.

5. El Mindfulness es un tratamiento alternativo con efectos mágicos o misteriosos: Erróneo.
No hay magia alguna. Los mecanismos psicológicos que unen pensamiento, emoción y comportamiento son ampliamente demostrados, aunque es cierto que la simplicidad de los efectos tan inmediatos que tiene el mindfulness sobre la estabilización de los procesos cognitivos desde los inicios, podrían hacer pensar en algo mágico, sobre todo en comparación con técnicas cognitivo-conductuales que requieren de más tiempo y formación para su suministro y aplicación.

6. El Mindfulness es algo místico, esotérico o religioso: Erróneo.
Proviniendo de las disciplinas orientales, esto haría pensar que para practicar el mindfulness habría que ser budista, zen o taoísta. No es así: si bien la raíz proviene de disciplinas religiosas, el mindfulness como práctica occidentalizada en su esencia, no tiene connotaciones religiosas, aunque son muchos los monjes y religiosos provenientes de disciplinas orientales que practican e imparten esta disciplina y pueden generar cierta confusión.



Con el mindfulness no se transciende la experiencia humana para lograr una experiencia mística, aunque puede suceder según los casos como efecto añadido pero no como objetivo. Para que se trate de mindfulness y no de práctica religiosa es importante que quien guía la sesión se abstenga de introducir preceptos o mensajes con cierta orientación moral hacia ciertas prácticas y comportamientos, que no de consejos y no induzca ciertas formas específicas de pensar acordes con ciertas disciplinas, limitándose simplemente en guiar los procesos personales que en cada persona pueden ser muy distintos.

7. El Mindfulness es una forma de meditación: Erróneo.
La meditación es la esencia del mindfulness, pero el mindfulness como “atención plena” no consiste solo en meditar de cualquier manera. Es importante llevar la esencia de la experiencia de atención plena y la toma de consciencia a un aprendizaje orientado a la acción y al cambio personal en aras de un mayor equilibrio con uno mismo y con su entorno: pero cada uno es libre de buscar y experimentar las formas con las que llegar a ello posteriormente.

8. El Mindfulness es sólo para cuando uno se siente mal: Erróneo.
La práctica del mindfulness vale tanto en los momentos de entusiasmo como en los de tristeza. Se trata más bien de mantener la disciplina independientemente de los momentos que vive una persona para mantener activa la toma de consciencia: tanto en los momentos de bienestar como de malestar puede ayudarnos a darnos cuenta de lo que nos causa lo que sentimos, lograr una mayor consciencia, actitud de agradecimiento, aprendizaje de lo que nos ocurre, y valorar más profundamente la utilidad de lo que nos pasa (independientemente de que lo juzguemos inicialmente como negativo o positivo), ayudándonos a regular y equilibrar los estados de ánimos extremos que se alejan del punto central de equilibrio.

9. El Mindfulness es un sustituto de tratamientos psicológicos o médicos: Erróneo.
A lo sumo podría entenderse como un complemento para conocer mejor nuestros procesos mentales y emocionales. Se trata más bien de una herramienta de autoconocimiento y autorregulación pero en caso alguno habría que entenderse como un sustituto de un tratamiento clínico.

10. El Míndfulness es complicado y aburrido: Erróneo.
El mindfulness es autodescubrimiento y se antoja difícil entender el descubrimiento como algo aburrido. Puede que lo sea si lo practicamos buscando algún resultado concreto que tarde en llegar. Pero la ausencia de expectativas es una de las esencias del mindfulness. Simplemente se trata de tomar consciencia de lo que nos pasa. Puede a que alguno esto le cause aburrimiento porque no quiere o no desea mirar hacia su interior. Pero tomar consciencia de ello no sería más que un descubrimiento que se puede obtener del mindfulness y que dista mucho del aburrir. También es cierto que algunas posturas de la práctica pueden generar pensamientos de malestar y aburrimiento, pero en todo caso no serán más que una oportunidad de descubrirse uno a sí mismo acerca de cómo juzga ciertas experiencias.

11. El Mindfulness induce ser vegetarianos: Erróneo.
Podemos comer un filete con atención plena y disfrutarlo. Cierto es que muchas personas que practican mindfulness son también vegetarianas, pero en el mindfulness hay que abstenerse de dar consejos o preceptos acerca de qué hacer y qué no hacer con la comida: cada uno tiene su proceso y necesita todo lo que le ocurre para aprender de ello y llegar a sus conclusiones; es importante respetarlo antes que inducirle hacia ciertas prácticas.

12. El Mindfulness induce al amor hacia el prójimo y la paz universal: Erróneo.
La atención plena es consciencia de lo que me pasa y de cómo me pasa (a mí y no necesariamente a los demás). Si al tomar consciencia de ello una persona se siente más vinculada a los demás y siente deseo de paz universal y fusión con el próximo, en todo caso será un efecto o consecuencia añadida que se dará solo en esa persona pero que no hay porque extender a todos los casos.

Puede que una persona por efecto de una sesión de mindfulness se de cuenta de que odia profundamente a su vecino/a de casa. No por eso cambiará necesariamente de sentimiento por practicar mindfulness, sino que la práctica en sí le llevará tarde o temprano a tomar una determinación con respecto a ese sentimiento y que hacer con ello. Lo que venga después será una consecuencia sucesiva fruto de su toma de consciencia y de su personal proceso de aprendizaje y descubrimiento.

27 de agosto de 2016

YO HOY VOY A VIVIR


El otro día me contaba mi marido que Teodosio, un vecino del pueblo, (pueblo de los de verdad con 54 habitantes) estaba sentado en una silla… y cuando le preguntó qué estaba haciendo, le dijo de forma totalmente natural: “Estoy viendo cómo crecen los garbanzos…”. De hay nace esta reflexión.

¿Conoces esa canción que dice: “No pares, sigue, sigue?”… O los anuncios de la tele que dicen cosas como:

“Cuando el mundo no se detiene, tu tampoco puedes…”
“Para que el resfriado no te pare a ti ni a los tuyos…”

Estos son mensajes que recibimos habitualmente…

Cuando nos apretamos los días, solamente el hecho de pensar que tenemos que parar un momento dispara nuestros niveles de ansiedad, los anuncios de televisión que suelen ser en reflejo de nuestra forma de vida y que conforman a su vez nuestras creencias, lo dicen con claridad: “No podemos parar” y además el no poder parar y completar nuestras listas interminables de cosas por hacer, nos da sensación de control sobre nuestras vidas, nos otorga satisfacción y felicidad. Y solemos pensar “qué eficaces somos…”

 Al igual que el video ¿Cuántas cosas tienes que hacer, para sentirte útil, para sentirte bien…?

No importa cuántas tareas hagas, incluso si haces varias a la vez tampoco es suficiente, y no hay tope, nunca terminas, siempre quedan cosas importantes por hacer (o eso crees), porque todas las cosas de tu lista son importantes (o eso crees). Es un saco sin fondo.

y si no completas tu lista piensas que es una catástrofe.

y si no llego…

y si no me da tiempo…

aparece el “Y SI…” que nos tortura…

A veces no paramos, ni siquiera cuando no tenemos gran cosa que hacer. ¡Te descubres corriendo para llegar a casa, incluso en ocasiones en las que llegar cinco minutos antes o después realmente no es importante, corres para llegar a casa y relajarte, cuando en realidad podrías ir despacio y llegar a casa ya relajado!! ¡Esto es un sin sentido! ¡Bienvenido a la coherencia de nuestros tiempos.

Rebélate
¿Te has parado a pesar que es lo que ocurre realmente si paras?



Todos en alguna ocasión hemos parado, a veces se dan circunstancias en nuestras vidas que nos obligan a parar. Una enfermedad propia, ocuparnos de alguien que nos necesita y no hay elección.

Cuando una situación determinada te “obliga“ a parar, sigue la tortura, piensas en todas las cosas que tenias que estar haciendo y no haces, te agobias con la cesta de la compra que no has hecho (cuando puedes todavía hacer un mogollón de comidas con lo que tienes en la despensa.), te molesta tener que anular la consulta con el dentista (y realmente puedes posponerla para la semana que viene).

Qué horror anular todas las citas de pacientes durante tres tardes que tienes fiebre, (y realmente cuando les llamas ellos lo entienden perfectamente y te desean una pronta recuperación)…. Porque salvo algunas excepciones (que las hay) de nuestra lista diaria y semanal, casi todo se puede posponer y no pasa absolutamente nada.

Pero ese tener que parar, no es suficiente yo os planteo un querer parar… Tomar una decisión que implique un cambio claro y evidente en el ritmo, ser rápidos cuando hay que ser rápidos y lentos cuando podamos, que son muchas más veces de las que imaginamos.

Libérate
Haz una prueba, en casa y durante una hora haz lo que te apetece hacer, leer, darte un baño relajante, escuchar música, meditar, ejercicio físico … o SIMPLEMENTE NADA, y luego piensa ¿Qué ha pasado realmente? ¿Qué catástrofe ha sucedido… ¿Se ha parado el mundo?… nada ha cambiado, nada ha sucedido… salvo que posiblemente te encuentres mejor, más a gusto…

Coge tu lista, revísala y anula al menos un tercio de las tareas… y luego reflexiona con seriedad

¿Ha cambiado algo realmente?

¿Y si dedicas una tarde a la semana a no hacer nada en concreto? ¿Lo has probado alguna vez?

El mundo no se para, nunca para, pero tú sí puedes parar tu mundo, sé dueño de tu vida y para cuando tú quieras, no dejes que la vida resbale sobre ti y se adueñe de tu tiempo, usa tu tiempo deliberadamente, que tu tiempo sea tuyo. Vive tu presente y siéntelo.

Tira a la papelera las listas interminables de cosas por hacer…

Abre la ventana y respira, mira, escucha, huele…

Elige tus creencias

Que no se puede parar no deja de ser tan solo una “creencia” y las creencias son solo ideas que decidimos creernos…

Cuando paramos suelen aparecer pensamientos de “Estás haciendo el vago, eres una persona perezosa, eres un “dejao”, no está bien tanta ociosidad…” estas son las creencias que nos esclavizan rebélate contra ellas, libérate de ellas y crea unas nuevas que te impulsen hacia un ritmo de vida más saludable donde hacer no es ser.

Yo hace algún tiempo decidí instalar en mi mente una creencia:

“Yo hoy voy a vivir”

QUE DICE EL SALMO 79 DE LA BIBLIA



Capítulo 79
Lamento por la destrucción de Jerusalén
Salmo de Asaf.

79:1 Oh Dios, vinieron las naciones a tu heredad;
Han profanado tu santo templo;
Redujeron a Jerusalén a escombros.2 Reyes 25. 8-102 Cronicas 36. 17-19Jeremias 52. 12-14
79:2 Dieron los cuerpos de tus siervos por comida a las aves de los cielos,
La carne de tus santos a las bestias de la tierra.
79:3 Derramaron su sangre como agua en los alrededores de Jerusalén,
Y no hubo quien los enterrase.
79:4 Somos afrentados de nuestros vecinos,
Escarnecidos y burlados de los que están en nuestros alrededores.
79:5 ¿Hasta cuándo, oh Jehová? ¿Estarás airado para siempre?
¿Arderá como fuego tu celo?
79:6 Derrama tu ira sobre las naciones que no te conocen,
Y sobre los reinos que no invocan tu nombre.
79:7 Porque han consumido a Jacob,
Y su morada han asolado.
79:8 No recuerdes contra nosotros las iniquidades de nuestros antepasados;
Vengan pronto tus misericordias a encontrarnos,
Porque estamos muy abatidos.
79:9 Ayúdanos, oh Dios de nuestra salvación, por la gloria de tu nombre;
Y líbranos, y perdona nuestros pecados por amor de tu nombre.
79:10 Porque dirán las gentes: ¿Dónde está su Dios?
Sea notoria en las gentes, delante de nuestros ojos,
La venganza de la sangre de tus siervos que fue derramada.
79:11 Llegue delante de ti el gemido de los presos;
Conforme a la grandeza de tu brazo preserva a los sentenciados a muerte,
79:12 Y devuelve a nuestros vecinos en su seno siete tantos
De su infamia, con que te han deshonrado, oh Jehová.
79:13 Y nosotros, pueblo tuyo, y ovejas de tu prado,
Te alabaremos para siempre;
De generación en generación cantaremos tus alabanzas.

26 de agosto de 2016

QUE DICE EL SALMO 84 DE LA BIBLIA


Capítulo 84

Anhelo por la casa de Dios
Al músico principal; sobre Gitit. Salmo para los hijos de Coré.

84:1 ¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos!
84:2 Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová;
Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.
84:3 Aun el gorrión halla casa,
Y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos,
Cerca de tus altares, oh Jehová de los ejércitos,
Rey mío, y Dios mío.
84:4 Bienaventurados los que habitan en tu casa;
Perpetuamente te alabarán. Selah
84:5 Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas,
En cuyo corazón están tus caminos.
84:6 Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente,
Cuando la lluvia llena los estanques.
84:7 Irán de poder en poder;
Verán a Dios en Sion.
84:8 Jehová Dios de los ejércitos, oye mi oración;
Escucha, oh Dios de Jacob. Selah
84:9 Mira, oh Dios, escudo nuestro,
Y pon los ojos en el rostro de tu ungido.
84:10 Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos.
Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios,
Que habitar en las moradas de maldad.
84:11 Porque sol y escudo es Jehová Dios;
Gracia y gloria dará Jehová.
No quitará el bien a los que andan en integridad.
84:12 Jehová de los ejércitos,
Dichoso el hombre que en ti confía.

Gracias por su visita.

EnPazyArmonia