Gracias por su visita.

14 de julio de 2016

TU MISIÓN TAMBIÉN ES SALVAR A OTROS


Dios mío, gracias por aquellas personas que con su amor llaman a otros para que vuelvan a la vida.
 
Es un milagro rescatar a aquellos que han perdido toda esperanza y tienen muerta el alma. 

Todos en algún recodo del camino sentimos ese desespero que ronda muy cerca y sólo vemos sombras amenazantes. 

Los emisarios de la fatalidad nos visitan y no tenemos ganas de nada, sólo de vegetar o morir. 

Entonces aparecen los ángeles en cuerpo humano y alguien nos rescata de la fosa con su amor. 

Sentimos que vale la pena seguir gracias a una palabra sabia y un gesto cálido y afectuoso. 

Cuando uno se empeña en morir, Dios le pone al lado seres de luz que le apuestan a la vida. Gracias por ellos. 

Tu misión también es la de ser salvavidas para otros y llevarlos de la duda a una fe renovada. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios