Gracias por su visita.

18 de julio de 2016

NO HAY NADA MÁS RIESGOSO QUE NO ASUMIR RIESGOS.


En algunas tribus africanas se creía que la cobardía se curaba comiendo corazón de león. La verdad es que hay mejores remedios para vencer los miedos, dominar las dudas y perseverar.

Hay que alimentar a diario la fe, renovar la esperanza, tener iniciativa y asumir riesgos de un modo gradual. Quien aprende a controlar su mente sale adelante y deja de actuar como un ser amedrentado.

En efecto, es en la mente donde uno incuba los temores o fundamenta una confianza indestructible. En este sentido es muy poderoso el “diálogo interno” en el que usted se fortalece más y más.

Sí, háblese a sí mismo para creer, no para dudar. Elija enfrentar la realidad sin retirarse e insistir sin claudicar. Usted cree cuando cree que puede y se ve lleno de energía y osadía.

No hay nada más riesgoso que no asumir riesgos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios