Gracias por su visita.

14 de julio de 2016

NO ES LA CARGA LA QUE NOS PESA, ES EL MODO COMO LA LLEVAMOS


Al afirmar, lo que estás haciendo es usar tu poder de crear. Cree que lo que dices se cumple ya.

Afirma para el ahora, no para el futuro, afirma convencido de que lo que deseas ya se está realizando.

Da gracias de una vez por lo que ibas a pedir. No lo pidas, decreta que ya te llega, que ya es tuyo.

Sé consciente también del nefasto poder de tus negaciones: No valgo, no puedo, no soy capaz, la vida es horrible.

El pensamiento y la palabra son energía, con ellas creas tu realidad aunque culpes a Dios o al destino.

Tal como crees, creas. Lo que piensas y dices se convierte en tu misma vida. Lo que se decreta, se concreta.

Ilumina tu vida con poderosas afirmaciones y convincentes oraciones. La meta es afirmar y orar todo el día.

No me quejo más, me acepto como soy y me voy a superar.

Es que la vida no depende de las circunstancias, depende de tu actitud positiva o negativa, de la fe o las dudas.

Con mucha sabiduría dijo Séneca hace siglos: No es la carga la que nos pesa, es el modo como la llevamos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios