Gracias por su visita.

10 de julio de 2016

COMO REFORZAR LAS DEFENSAS DEL ORGANISMO


Poniendo en práctica estos útiles consejos, los oportunistas virus del resfriado, de la gripe, etc, no tendrán más remedio que pasar de largo.

Agrega AJO PICADO a los aliños que prepares
Los vegetales que contienen alicina, entre ellos el ajo,  la cebolla y el puerro,  fortalecen el sistema inmunológico. Para aumentar el consumo diario de ajo fresco, nada mejor que incluir este bulbo  en los aliños que prepares. Si haces una picada con ajo, zanahoria, tomate y pimiento y dejas que macere unos minutos en aceite de oliva virgen, tus defensas recibirán un impulso decisivo.

 La  SOPA DE TOMILLO
Esta receta de nuestra cocina más tradicional mantendrá a  los tuyos a salvo de los virus, las bacterias y los hongos que pueden invadir el aparato respiratorio, digestivo y urinario. Para cuatro personas, hierve en 2 litros de agua un manojo de tomillo fresco, 4-5 dientes de ajo pelados y un chorro de aceite de oliva virgen durante 10 minutos. Coloca en cada plato unas rebanadas de pan del día anterior -sería ideal que les restregaras un diente de ajo- y vierte la sopa a través de un colador. Salpimienta y toma esta reconstituyente sopa antes de que se enfríe.

El ORÉGANO, más que un simple condimento
El orégano posee compuestos d potente acción antiséptica y expectorante, muy útiles a la hora de prevenir infecciones respiratorias y digestiva. Además de espolvorear con orégano la carne, las pizzas o las ensaladas de tomate, puedes tomarlo en infusión, usando una cucharada de esta hierba por vaso de agua. Ante el primer estornudo, no dudes en endulzar las tisanas que bebas -de jengibre, escaramujo, tomillo, etc.- con un terrón de azúcar en el que debes disolver una sola gota del aceite esencial de esta planta.

Tu mejor defensa: añadir un KIWI al yogur

Un solo kiwi -o, si lo prefieres, 5-6 fresas o una naranja grande- aporta la cantidad mínima de vitamina C que una persona requiere a diario. Por eso es buena idea añadir esta fruta fresca a los cereales del desayuno o al yogur. Garantizar la toma de este nutriente en los meses de invierno es crucial, ya que, además de reforzar las defensas, reduce la duración y la severidad de las infecciones respiratorias, al ayudar a diluir la mucosidad y a bajar la fiebre.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios