Gracias por su visita.

7 de julio de 2016

COMO CURAR LOS ABSCESOS CON MEDICINA NATURAL


Los abscesos pueden desarrollarse en varias partes del cuerpo y en algunos casos la cirugía puede ser necesaria para drenar el pus. También puedes necesitar tomar algunos antibióticos naturales.

Qué son los abscesos
Un absceso es una bolsita con infección o pus que puede presentarse en cualquier parte del cuerpo, pero principalmente afecta la piel, y es muy frecuente que sea causado por una infección bacteriana.

Un absceso es una acumulación de pus en la zona afectada y la pus es un líquido espeso que generalmente contiene glóbulos blancos y tejido muerto, gérmenes (bacterias). La causa habitual de un absceso es una infección con bacterias.

Ciertas bacterias son más propensas en la formación de pus y estas contienen toxinas que pueden dañar los tejidos del cuerpo. Estas bacterias incluyen: Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogenes. La infección hace que el sistema inmune active las células blancas de la sangre para combatir a las bacterias. En esta “batalla” parte del tejido muere lo que da lugar a la formación de una cavidad que se llena de pus. La cavidad se hace más grande si la infección continúa.

Síntomas de los abscesos en la piel
Aparición de una membrana fina que encierra pus, desechos celulares, microorganismos y tejido muerto.
Dolor agudo en el área afectada de la piel con hinchazón, sensibilidad y enrojecimiento intenso. En otras partes del cuerpo puede causar fiebre, somnolencia y otros síntomas de infección generalizada.
Sensación de dolor creciente bajo la piel.Consulta a tu médico

Cúrcuma para tratar los abscesos
Un tratamiento herbal puede ayudar a reducir un absceso, sin embargo, dado que un absceso crónico puede señalar una enfermedad profundamente arraigada, es recomendable la consulta con un especialista dermatólogo. El profesional tal vez necesite abrir el absceso para liberar la purulencia y favorecer la curación.

Otras medidas naturales para tratar los absceso
Sigue las reglas básicas de higiene y lávate manos y uñas a fondo antes de tratar los abscesos o tocar tu piel.

Aplicación interna
Qué plantas utilizar para tratar este problema en la piel: Las siguientes hierbas y plantas son para el uso interno paro estimular el sistema inmunitario

Ajo: El consumo de ajo puede ayudarte a mantener el sistema inmunológico en óptimas condiciones para afrontar infecciones y padecimientos en la piel.

Cúrcuma: ayuda a curar la inflamación y la infección, que son las principales causas de abscesos en la piel. Debes tomar la bebida de la cúrcuma, que se puede hacer mediante la mezcla de cúrcuma en polvo con un poco de leche o agua. Puedes tomar esta bebida tres veces diariamente. Esto te ayudará en la curación de la infección internamente.
Aplicación externa
Aplicación externa para tratar la infección y estimular la curación de los abscesos

Árbol del té: Aplica una crema o gel a base de árbol del té, como se indica en la etiqueta.
Lavanda: Aplica 1 gota de aceite esencial puro en el absceso, 1 vez al día.

Ruda: Puedes usar la ruda para el tratamiento de los abscesos, aplicando las hojas machacadas sobre la zona.

Cebolla: La cebolla ayuda a curar el absceso de la piel. Tomar la cebolla cruda y cortarla en rodajas. Colocar estas rodajas sobre la piel afectada y envolver la zona con un paño. Después de tres horas, retira la cebolla y reemplázala con cebollas frescas.Debes continuar aplicando este remedio hasta que el absceso reviente. La cebolla contiene sustancias que tienen propiedades antisépticas.

Sales de Epsom: Llena una bañera con agua caliente y mezcla sal Epsom al agua. Remoja en agua durante 15 a 30 minutos cuatro veces al día. El agua caliente ayudará a tratar la infección en la piel. También puedes mojar un paño con agua caliente y aplicar sobre la piel afectada.

Compresas calientes: Aplica calor sobre la piel afectada por el absceso. La aplicación de calor aumenta la circulación sanguínea en la zona de piel afectada. Estas compresas ayudan al cuerpo en la lucha contra la infección que ha dado lugar a la formación del absceso. Cuando se aplica calor sobre la piel, los glóbulos blancos se concentran en a la zona afectada, que ayuda a curar el absceso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios