Gracias por su visita.

6 de julio de 2016

CENTRATE EN TI Y NO EN LOS DETALLES


Cuando te dedicas demasiado a trabajar en los detalles, tienes problemas para ver el todo.
Los detalles son importantes, pero es esencial conocer muy bien la totalidad.

La solución más creativa para resolver un problema, generalmente no está al interior del mismo. Proviene de cosas que están por fuera del problema.

La rutina y los patrones habituales de pensamiento te pueden llevar a tener una vida cómoda. Pero muchas veces es necesario salirse de esa rutina para lograr grandes avances.

Deja por un momento tu trabajo y dedícate a pensar en tu vida y a conocerte mejor.

Haz un alto en el camino y busca nuevas experiencias, personas, lugares, sensaciones e ideas.

Vive plenamente. Haz ya los cambios que necesitas hacer. Pídele a Dios que te ayude a tener una vida bienaventurada, llena de felicidad y buenas experiencias.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios