Gracias por su visita.

13 de julio de 2016

ALIMENTOS QUE PUEDEN PRODUCIR DOLOR DE CABEZA


Alimentación y dolores de cabeza

El azúcar, los edulcorantes, la harina blanca, los lácteos... ¿Por qué estos alimentos provocan cefaleas?

No, no sólo de estrés, cambios hormonales y herencia familiar viven los dolores de cabeza (que también). La alimentación juega un papel fundamental  e influye de manera directa en las cefaleas. “La mayoría de los dolores de cabeza están relacionados con la alimentación, aunque no es el único factor a tener en cuenta”, nos adelanta la experta en nutrición y terapias naturales de Sha Wellness Clinic.

Teniendo en cuenta que se trata de un factor que nosotros podemos controlar (el estrés, las hormonas y el historia familiar, no), parece justo y necesario conocer el nombre de aquellos alimentos que tienen mayor impacto en los dolores de cabeza, aunque siempre teniendo en cuenta otra idea. No podemos hablar de alimentos que generen dolor de cabeza, pero sí “de la condición personal de cada individuo y de la propensión a generar cefaleas o migrañas como consecuencia de ciertos alimentos”.

Dicho esto, y aunque los llamados alimentos precursores del dolor de cabeza no afectan por igual a todo el mundo (“depende de la persona que un alimento le produzca dolor o no”), resulta de lo más recomendable conocer el nombre (y el por qué) de los alimentos que pueden influir de manera directa en este mal. A saber: lácteos fermentados, quesos de larga curación (tienen un mayor contenido en aminas, sustancias directamente relacionadas con las cefaleas); azúcar y edulcorantes como el aspartano, harinas blancas, embutidos, comidas envasadas….

Qué alimentos evitar para no sufrir ataques de migrañas (frutos secos como cacahuetes, pan fermentado con levadura, chocolate negro o carne procesada, afirma el director de Quiropractic); de cuáles potenciar su consumo para lograr un estado de bienestar general; la importancia que tiene la forma en que cocinas los alimentos para paliar los dolores de cabeza, el tiempo que necesitas para empezar a notar mejoría tras adoptar buenos hábitos alimenticios...

¡Cuidado con el azúcar!
Aunque los inconvenientes que tiene el azúcar sobre nuestro organismo merecen un capítulo aparte –“El azúcar blanco es dañino para todas las personas y para cualquier organismo", apunta el equipo de medicina ayurvédica de El Bosque Madrid Sierra–, el azúcar puede tener una relación directa con los dolores de cabeza. “Es uno de los alimentos más acidificantes y con gran energía expansiva. Precisamente esa vasodilatación de las arterias cerebrales suele estar asociada a migrañas y cefaleas”.

Las edulcorantes también influyen
Aunque podría resultar lógico pensar en los edulcorantes como alternativa al azúcar para evitar los dolores de cabeza, nos da otra clave: algunos de estos edulcorantes están especialmente relacionados con las migrañas, uno de ellos es el aspartamo. “Es el segundo edulcorante más utilizado por la industria y se encuentra en muchas bebidas light que consumimos”, nos cuenta la experta, que recalca que muchos estudios demuestran que su consumo está relacionado con dolores de cabeza en consumidores que no tienen otro motivo aparente.
¿La solución? Pasa por utilizar melazas de cereales para edulcorar infusiones o postres.

Que sea integral
Otra medida que suelen recomendar los expertos para el bienestar general  (y eso afecta al dolor de cabeza) es evitar las harinas refinadas y sustituirlas por las integrales porque mantienen más cantidad de vitaminas, minerales y fibra, “elementos que ralentizan su absorción y evitan los picos de glucosa en sangre”, afirma la experta. Por eso apuesta por el pan casero y por el integral sin levadura, o recomienda harina de arroz, de avena, de espelta o de quinoa como alternativa a la harina tradicional.

La acción de las aminas
Aunque la experta en nutrición insiste en que son muchos los factores que desencadenan un dolor de cabeza, si hablamos de alimentación hay un factor bastante común: las aminas (histaminas, tiraminas...), una sustancias presentes en muchos alimentos que, en algunas personas (ya sea por causas genéticas o por el consumo de ciertos medicamentos) no se degradan eficazmente, acumulándose en sangre y provocando cefaleas. “Las personas con incapacidad para eliminarlas deberían evitar en su dieta alimentos que las contienen en exceso como el pescado azul, el marisco, la conservas, los embutidos crudos como el chorizo o el salchichón, quesos curados, chocolates, frutos secos, alcohol…”, nos cuenta.

¿Te excedes con los lácteos?
Los lácteos, en general, no son los alimentos más apropiados para las personas adultas ya que, tal y como apunta el equipo de medicina ayurvédica de El Bosque Madrid Sierra, “el adulto carece de la encima espefífica para poder digerir bien el lácteo”. Si, además, se tiene tendencia a sufrir dolores de cabeza los productos lácteos fermentados como el queso no son la mejor opción ya que tienen una elevada cantidad de tiraminas, unas sustancias que actúan como vasoactivos, que no se degradan eficazmente y que se acumulan en la sangre originando dolores de cabeza. Además,  cuanto más curado está el queso, más tiramina contiene.

El café, la eterna contradicción
Sea como fuere, otro hecho constatado, “si consumimos altos niveles de cafeína es más probable que padezcamos dolores de cabeza frecuentes”. Por eso, para reducir la cantidad de café que tomamos al día existen otras alternativas energéticas más saludables: el café de cereales –“Nos aporta una energía sana”, apunta la experta– y el té mu, elaborado con 16 hierbas y especias. ¿Otras opciones? El café de cebada, el té verde y el té blanco.

Olvídate de la comida envasada
Si eres de las que tomas verduras enlatadas o legumbres en conserva, ten en cuenta que se trata de alimentos con altas cantidades de nitratos y que pueden tener una relación directa con tus dolores de cabeza.  Lo mismo ocurre con los embutidos. Por eso, siempre que puedas, intenta tomar comida natural.

¿Cómo cocinas los alimentos?
 La forma en la que cocinamos también repercute de manera directa en nuestro bienestar. “Todo lo que es procesado, frito y recalentado intoxica el cuerpo. Todo aquello que se cocina al vapor, a la plancha, al horno o hervido es beneficioso”.  “Los alimentos fritos, a la parrilla o preparados en barbacoa tienen una energía que tensa en exceso, contribuyendo así a aumentar el riesgo de desencadenar el dolor”.
El fenómeno de cocinar en crudo raw food
No existe una relación directa entre una ingesta alta de calorías y dolor de cabeza, pero sí una indirecta ya que los alimentos que tienen muchas calorías (como los dulces refinados, los embutidos o el alcohol) tienen grandes cantidades de histaminas que se acumulan en el organismo y que ocasionan dolores de cabeza.  “Mientras mejor sea la calidad de lo que comemos, más lo agradece el organismo a todos los niveles”.

Alimentos a evitar
Amén de todo lo anterior, la lista de alimentos a evitar para no tener un ataque de migrañas: semillas y frutos secos (sobre todo cacahuetes); pizza, patés, pescado ahumado o seco, pan fermentando con levadura, chocolate negro, plátanos maduros, kiwi, piña, arándanos y carne procesada como las salchichas, el jamón york, pavo o pechuga de pollo procesada. También es importante evitar comidas y bebidas muy frías.

Alimentos que debes tomar
Aunque el estrés es, “el factor causante principal de muchos tipos de cefaleas”, llevar a cabo una alimentación saludable puede ayudar mucho a evitar bloqueos metabólicos y dolores de cabeza. ¿Cómo? Incluyendo en nuestra dieta proteínas vegetales como las lentejas rojas, las amarillas y la soja verde, cereales como la quinoa, frutas como la granada, la manzana, la pera, las mandarinas y la naranjas. Todo sobre las proteínas vegetales.

Dime dónde te duele la cabeza...
A nivel energético los alimentos pueden tener un impacto en las cefaleas según sean alimentos con una energía contractiva o expansiva. Y esto también está relacionado con la zona de la cabeza en la que se produzca el dolor. Por ejemplo, un exceso de alimentos extremo (con energía expansiva, es decir, azúcar, chocolate, miel, edulcurante, frutas tropicales, cerveza, vino y alcohol) suele causar dolores en la parte frontal de la cabeza.

Los dolores que se producen por la parte de atrás de la cabeza suelen deberse a un exceso de alimentos de extremo (energía contractiva), es decir, carnes, huevos, quesos curados, pescados a la brasa, marisco, sal, pan, galletas…

Alimentos grasos
El exceso de alimentos grasos y aceitosos que afectan al buen funcionamiento del hígado y la vesícula pueden causar dolor en los laterales de la cabeza, mientras que un exceso de alimento animal rico en proteína y grasa como las carnes muy saladas, los huevos, el caviar o el pescado salado pueden provocar dolores en el interior de la cabeza.

¿Cuándo notaré los cambios?
 Si llevas a cabo un cambio de alimentación orientado a mejorar los dolores de cabeza, necesitarás algo de tiempo para empezar a notar los resultados. En unas tres semanas. “En este tiempo se suelen notar cambios espectaculares en la salud. Nos sentiremos con más energía, más despiertos, con más agilidad y los dolores de cabeza habrán disminuido considerablemente si no han desaparecido por completo”. Eso sí, avisa: al dejar de tomar café, azúcar o alcohol se puede experimentar cansancio o incluso dolores de cabeza los dos primeros días, pero insiste “Esto es parte del proceso de limpieza”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios