Gracias por su visita.

8 de junio de 2016

SABES COMO ELIMINAR LOS METALES PESADOS DE TU ORGANISMO


A menudo hemos oído hablar de los efectos dañinos de los metales en nuestro organismo, pero ¿sabemos qué son? ¿cómo saber si los tenemos? ¿cómo entran a nuestro cuerpo? ¿por qué son tan perjudiciales? ¿cómo podemos prevenirlos?

 En este artículo te aclaramos estas dudas para que puedas prevenir y tratar naturalmente los múltiples problemas de salud que pueden ocasionarnos los metales pesados, con la ayuda de alimentos y suplementos naturales como la chlorella, el cilantro, el ajo o el magnesio.

¿Qué son los metales pesados?
 Los metales pesados son elementos químicos que, en mayor o menor medida, forman parte de la estructura de todo lo que nos rodea; desde la corteza de la tierra hasta nuestro organismo: el cobre, el hierro, el cobalto, el manganeso, el zinc, el aluminio, el plomo, el arsénico, etc. El problema se da cuando se acumulan en nuestro cuerpo en cantidades excesivas, lo cual nos causa un envenenamiento progresivo. Del mismo modo, una vez son emitidos estos metales de diferentes formas, pueden permanecer durante siglos en el ambiente.

¿Qué causan a nuestro organismo?
 Los metales pesados son muy difíciles de eliminar de nuestro cuerpo, y por eso se van acumulando con el paso del tiempo, a medida que nos exponemos a ellos.

Desde la antigüedad, los médicos de Grecia y Roma ya documentaron los síntomas de las personas que se exponen a ellos.

Algunas de sus consecuencias para nuestra salud son las siguientes:
 Cáncer
Enfermedades del riñón
Enfermedades del hígado
Retrasos en el desarrollo
Autismo
Enfermedades autoinmunes
Enfermedades articulares
Alteraciones del sistema nervioso
Enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzhéimer
Trastornos endocrinos
Anomalías durante el embarazo
Alergias

Las consecuencias que vemos en este listado son lo suficientemente importantes como para que podamos realizar una limpieza de metales pesados.

¿Cómo entran a nuestro cuerpo?
 A nuestro alrededor, los metales pesados están presentes de múltiples formas. Destacamos algunas de las más habituales:
Tuberías de plomo
Pescado azul de tamaño grande como el salmón, el atún o el pez espada
Termómetros de mercurio (al romperse)
Bombillas de bajo consumo (al romperse)
Utensilios de cocina de aluminio o que contengan otros metales pesados
Vacunas
Pesticidas
Productos de higiene y cosmética convencionales
Combustión de gasolina
Tabaco
Aditivos alimenticios
Medicamentos
Aguas procedentes de minas e industrias y otras aguas no tratadas
Amalgamas dentales de mercurio
 sarten-teflon-massdistraction

¿Cómo los eliminamos?

El tratamiento natural para eliminar los metales pesados se basará en los siguientes suplementos naturales, los cuales tienen propiedades quelantes, es decir, se unen a los metales pesados y los arrastran fuera de nuestro organismo. Además, tienen la ventaja de no tener efectos secundarios como los fármacos:

Alga chlorella:
 esta alga tiene un potentísimo efecto desintoxicante de todo tipo de sustancias dañinas, no sólo de los metales pesados, debido principalmente a su alto contenido en clorofila. Será el ingrediente principal de este tratamiento.
Cilantro (Coriandrum sativum): esta hierba ha sido usada como condimento tradicionalmente. Además de sus propiedades como quelante, contiene una gran cantidad de vitaminas, especialmente vitaminas A y K, y en menor medida vitaminas B, C y E.

Ajo:
 este alimento medicinal, recomendado para múltiples enfermedades, también nos será muy útil en este tratamiento. Sus componentes depurativos ayudan a arrastrar todo tipo de toxinas fuera de nuestro organismo. Como mantenimiento, después de este tratamiento, podemos realizar la famosa cura tibetana del ajo.

Magnesio:
 este mineral no tiene propiedades quelantes, pero sí que será muy útil para facilitar la eliminación de los elementos tóxicos.

 Ajo-morberg
 Deberemos tomar estos suplementos y alimentos diariamente, en extracto o comprimidos, según la dosis máxima recomendada para nuestro caso, ydurante al menos tres meses.
 Durante la depuración es posible que notemos algunos síntomas de desintoxicación como dolores, acné o diarreas, que son consecuencia de los esfuerzos del cuerpo por eliminar esas sustancias. Deberemos tenerlo en cuenta y no detener el tratamiento, así como beber mucho agua entre comidas para ayudar en la depuración.

 Además, es fundamental evitar siempre el estreñimiento, ya que estaría dificultando la evacuación de estos metales, pudiendo producir una reintoxicación.

 También recomendamos siempre realizar este tratamiento con el seguimiento de un médico o terapeuta especializado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios