Gracias por su visita.

19 de junio de 2016

LOS CÍTRICOS SIRVEN PARA TENER UNA PIEL HERMOSA


Los cítricos se cultivan desde hace miles de años y, a pesar de que su origen se ubica en el sudeste asiático, hoy su consumo está generalizado en todo el mundo. El acido cítrico que contienen es un exfoliante natural que se emplea en mascarillas y otros cosméticos.

Cuando preparamos un jugo de cítricos, no solo favorecemos una buena digestión, nuestra piel también gana con esa jugosa mezcla de limones, naranjas, mandarinas o toronjas (pomelos). Ingeridas o contenidas en cremas, estas frutas potencian la belleza natural.

La capacidad astringente y antibacteriana del limón, el poder antigrasa de la toronja (pomelo) y la lima, o la regeneración celular que proporcionan las naranjas, hacen que las frutas se utilicen desde la antigüedad como aliados de belleza y algunos como eficaces afrodisíacos.

El agua de la flor de la naranja, con un alto contenido de vitamina C, hidrata, limpia y tonifica la piel y favorece el incremento de colágeno, que revierte en una mayor firmeza de la piel y retrasa el envejecimiento.

`Los principios activos (vitaminas los minerales) funcionan mejor si se ingieren, porque se potencian unos a otros´. Como la epidermis es la parte superficial de nuestra piel y no posee vasos sanguíneos, asimila estas vitaminas ingeridas por absorción. Ahí es donde entran en juego las cremas, `sobre todo para tratar manchas o simplemente para aportar luminosidad a la piel´.

La vitamina C que tiene, por ejemplo la naranja, retrasa el envejecimiento prematuro de la piel. El consumo de cítricos, por ejemplo en forma de jugo, es el mejor remedio contra los resfriados y las gripes, y es especialmente recomendable para fumadores o personas que toman medicación.

La reina Cleopatra se empapaba de arcilla del Nilo para mantener su piel joven y, siglos después, las mascarillas naturales sobreviven como los experimentos estrella de nuestras rutinas de belleza, aunque también existen cremas ya preparadas.

Si la patología de la piel se manifiesta en una psoriasis o como una quemadura solar, el jugo de este tipo de frutas consumido por vía oral, es ideal. Para las personas con pieles grasas, los cítricos deben estar presentes en desayunos, postres o aperitivos por su capacidad para eliminar toxinas.

La mezcla casera más clásica es la de un yogur natural con tres cucharadas de limón con pulpa. El resultado se aplica por el rostro con movimientos circulares y, después de un reposo de 20 minutos, se aclara.

Aunque algunos de estos remedios naturales son eficaces, la dermatóloga recomienda mejor la consulta de un profesional, o `el empleo de cremas ya preparadas y respaldadas por estudios y años de investigación´.

Si el tiempo es tu peor aliado, lo mejor es buscar una marca que incluya cítricos en su composición.

Existen marcas que manejan crema de manos y uñas con cítricos y que disponen también de hidratantes a base de este tipo de frutas y otras complementarias para que la piel se beneficie de su poder antioxidante y regenerativo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios