Gracias por su visita.

24 de junio de 2016

EN ESTE MUNDO CASI NADA SUCEDE POR CASUALIDAD


Serendip es el antiguo nombre persa de la isla de Ceylan, hoy Sri Lanka, y de ahí nace la palabra serendipia.

En un viejo cuento tres príncipes de Serendip solucionan sus problemas a través de increíbles casualidades.

Serendipia es lo que vemos como casualidad, coincidencia, o lo que se suele llamar chiripa; también es un hallazgo afortunado.

Los sabios dicen que en este mundo casi nada sucede por casualidad sino por causalidad.

Sí, habla de “diosidencias”, no de coincidencias. Solo cosas nimias o sin importancia nacen de un azar caprichoso.

En el aparente sinsentido todo un sentido aunque esté oculto, y todo es perfecto en su aparente imperfección.

En este plano limitado vemos una alfombra por debajo, como una maraña de hilos, pero por arriba es un diseño divino y perfecto.

Es común ver como alguien agradece todo lo que aprendió de un “mal” o de una dura prueba. Eso no fue casual

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios