Gracias por su visita.

28 de junio de 2016

EL PODER DE UN SUEÑO UNIDO A UN FIRME COMPROMISO


En 1963, en Washington, Martin Luther King tocó el alma de millones con su hermoso y poderoso discurso Yo tengo un sueño:

“Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo:

"Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales".

Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.

Sueño que un día, incluso el estado de Misisipí, un estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia.

Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad. ¡Hoy tengo un sueño!

Por ese sueño Luther King dio su vida y cambió para siempre la historia de su país y del mundo.

Aún hay serios rezagos de racismo, pero él nos mostró el poder que tiene un sueño unido a un firme compromiso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios