Gracias por su visita.

28 de junio de 2016

¿COMO TRATAR EL DOLOR EN LA PARTE DE ATRÁS DEL TALÓN?


Si te duele la parte de atrás del talón por un fuerte golpe en esa zona, deberias saber que la mayoria de los casos padeces de esto.

Bursitis Aquílea (Bursa en el Talón)
La bursitis aquílea, sobre el hueso del talón (calcáneo), afecta de manera más frecuente en corredores que en otras personas. No es más que la lesión o inflamación de la bolsa superficial (bajo la piel) o de la bolsa profunda (entre el tendón y el calcáneo, también llamada bolsa retrocalcánea).
Estas bolsas se pueden inflamar por la presión que ejerce el calzado, por presión externa o por la rotura parcial del tendón.

SÍNTOMAS
- Si lo que ha provocado la inflamación de la bolsa es la presión prolongada en el tiempo contra la inserción del tendón, no es infrecuente que aparezca una prominencia ósea en la cara posterior del hueso del talón.

-Si la bolsa superficial es la que se lesiona, se produce un enrojecimiento y la piel sobre el calcáneo gana grosor, en la cara externa del tendón.

-Al correr subidas o sobre superficies muy blandas se experimenta dolor.

-La zona se enrojece y se inflama de tal forma que se hace dificil utilizar el calzado habitual.

-Cuando la bolsa se comprime desde los dos lados del tendón de Aquiles se puede notar una resistencia como esponjosa.

TRATAMIENTO
Hay que aliviar la presión sobre el calcáneo en cuanto se detectan los síntomas. Una manera inmediata de hacerlo es llevar calzado adecuado, sin parte posterior (por ejemplo chanclas, sandalias o zuecos). Además, se pueden modificar los zapatos de forma que se eleve el tacón y se ablande el contorno (collarín) del tobillo para disminuir la presión en la zona lesionada.

También se puede aliviar la zona cuando se inflama la bolsa superficial mediante un anillo de espuma, colocándolo, si es que se ha formado, alrededor de la prominencia ósea.

En la fase aguda se puede aplicar calor locar y una vez supervisado por un médico, el lesionado puede tomar antiinflamatorios.

Muchas veces se hace un tratamiento de ultrasonidos o esteroides (de forma local) y siempre hay que guardar reposo, hasta que la lesión esté curada por completo.

En los casos más complicados, habitualmente los cronificados y en los que ya se han formado las prominencias óseas, se recurre a la cirugía para extirpar la bolsa y la prominencia.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios