Gracias por su visita.

27 de junio de 2016

¿COMO PUEDO ALIVIARME DEL DOLOR EN EL CUELLO?


La terapia con masaje es la opción preferida para ayudar a aliviar el dolor de cuello. Un terapeuta de masaje calificado puede ofrecer gran alivio para las personas con este problema frecuente, sin embargo, el alivio puede ser temporal o puede reaparecer.

Dolor de cuello cervical
Las sugerencias que figuran a continuación, tienen por objeto dar a las personas con este problema, herramientas de autosuficiencia para prevenir la reaparición del dolor de cuello – o por lo menos para ayudar en tus esfuerzos de manejo del dolor en casa.

Afortunadamente, la mayoría de los casos de dolor de cuello no son graves. Descartando un incidente traumático, un tumor, fractura, presión sobre la médula espinal, una infección y una obstrucción cardiovascular, los culpables más probables de dolor de cuello son las distensiones musculares y la osteoartritis.

Algunas posibles razones físicas del dolor de cuello
La tensión muscular del cuello puede ser el resultado de movimientos repetitivos o por mantener posiciones sostenidas. Algunos ejemplos incluyen:

 Mala postura al sentarse, mientras se está en un escritorio o una computadora.
 Trabajar con los hombros hacia adelante, que hace que la cabeza se incline hacia atrás.
 Dormir en una posición incómoda.
 Sentado en un coche más de lo normal.
 Mirando hacia arriba varias veces – por ejemplo: pintar un techo o mirar las estrellas.

La artritis o cambios relacionados con la edad pueden resultar en espolones óseos y reducido espacio de disco en las vértebras cervicales. Las articulaciones con artritis son más propensas a la inflamación por los movimientos repetitivos o posturas sostenidas que las articulaciones sanas.

Tensión emocional causa dolor cervical
Otra etiología del dolor cervical es el estrés emocional. El estrés se sabe que precede a patrones de respiración apicales, es decir, de la parte alta de los pulmones. En conjunto, el estrés, la respiración y los músculos del cuello causan tensión en los músculos. Si se mantiene esta tensión, una fuerza de compresión se ejerce sobre las vértebras cervicales.
Despertarse con una rigidez en el cuello o con la intensificación de molestias en el cuello puede ser muy doloroso. Por suerte, una larga lista de técnicas de terapia de masaje puede ayudar a liberar los músculos hipertónicos del cuello, activar la circulación sanguínea y aumentar el rango de movimiento. Sin embargo, las intenciones de un terapeuta deben ir mucho más allá de proporcionar alivio inmediato al dolor. Se debe mandar a un paciente a casa con una lista de sugerencias que ellos mismos deberán realizar para ayudar a lidiar con esta molestia o incluso evitar que ocurra de nuevo.

7 Consejos para aliviar el dolor de cuello

1. Alivio del estrés
Mientras que la tensión va a agravar el dolor de cuello, la relajación puede aliviarlo. Sugerencias para llevar a cabo esta hazaña incluyen respiración abdominal profunda, meditación, visualización y otras técnicas de relajación.

2. Descansos frecuentes
A pesar de que las posiciones sostenidas fomentan la tensión muscular, esta práctica está profundamente arraigada en nuestra cultura. Si conduces largas distancias o trabajas largas horas en la misma posición, asegúrate de tomar descansos frecuentes. Los “breaks” son los más utilizados para estirarse, respirar profundamente, tomar un sorbo de agua y volver a la postura correcta.

3. Ejercicios y estiramientos
Mientras que algunos deben ser prescritos por un fisioterapeuta, un terapeuta puede sugerir ejercicios y estiramientos para el cuello, siempre y cuando no causen dolor. Los ejercicios y estiramientos ayudan a reducir el dolor de cuello mediante la restauración de la función muscular, optimizando la postura para evitar la sobrecarga de los músculos y aumentar la fuerza y resistencia de los músculos del cuello. Estos pueden incluir: Rotación circular de omóplatos; extensión, flexión y rotación de la cervical; estiramiento de los músculos pectorales; fortalecimiento de los músculos de los hombros y ejercicios isométricos.

4. Terapia de calor y frío
La mayoría de los médicos sugieren alternancia de calor y frío para ayudar a un cuello doloroso y tieso. Reducir la inflamación mediante la aplicación de una compresa fría durante 20 minutos varias veces al día. Alterna este enfoque con calor, una ducha caliente o una compresa caliente, por un máximo de 20 minutos. El calor puede ayudar a relajar los músculos doloridos, pero puede agravar la inflamación si el área está roja, caliente y se hincha.

5. Evaluar Ergonomía
Ajustar las condiciones en los lugares de trabajo como oficina y hogar para aliviar la tensión del cuello innecesaria puede recorrer un largo camino en la prevención de molestias cervicales. Esto incluye la colocación adecuada de un escritorio, silla, computadora y teléfono para que la pantalla esté al nivel de los ojos, las rodillas estén ligeramente inferiores a las caderas, los brazos descansen cómodamente en los apoya brazos de la silla, y el cuello esté en una posición neutral relajada mientras hablas por teléfono.

6. Dormir deliberadamente
Desde que mucho del dolor de cuello puede surgir de una mala posición durante el sueño, la planificación de una posición para dormir puede prevenir un cuello doloroso. Evitar dormir sobre el estómago y usar una almohada que apoya la curva natural del cuello. Las personas que duermen de espaldas se les aconsejan el uso de una almohada cilíndrica bajo la curva del cuello, con una almohada plana para amortiguar la cabeza. Los que duermen de lado deben mantener su espalda recta utilizando una almohada que es más alta bajo el cuello que en la cabeza. El objetivo es evitar durante la noche la flexión del cuello.

7. Calcetines y pelotas de tenis
Un artefacto casero simple puede ser utilizado para la acupresión cervical auto-administrado. Pon dos pelotas de tenis en un calcetín y atar el calcetín para que las bolas estén estacionarias. Coloca las pelotas de tenis bajo el occipucio para que estén ejerciendo presión sobre los huecos debajo del cráneo a cada lado de la columna vertebral (la vesícula biliar 20) durante unos 10 minutos. Descansando sobre este dispositivo puede ayudar a relajar los músculos posteriores del cuello tensos.

Con una sociedad de ritmo rápido, el estrés y la tensión muscular son importantes fuentes de dolor en el cuello. De hecho, una persona que ha sufrido de dolor de cuello en el pasado tiene cuatro veces más probabilidades de terminar con una recurrencia del problema. Aunque, armados con estas siete estrategias, los terapeutas de masajes pueden empoderar a sus clientes a superar el dolor de cuello – y prevenir su regreso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios