Gracias por su visita.

26 de junio de 2016

COMO CURAR LA INFERTILIDAD


¿Puede realmente la alimentación hacerte infértil? Investigadores han informado que la alimentación puede causar infertilidad o aumentar las probabilidades de quedar embarazada. Estos son algunos hábitos alimenticios que debes seguir según estudios, si estás en proceso de concebir un hijo.

Estos son 12 factores que incluyen a la alimentación, que pueden estar interviniendo en problemas que puedes estar teniendo para concebir. Presta atención a cada uno y saca tus propias conclusiones.

Consejos alimenticios para tratar la infertilidad
Estos son algunos consejos importantes que debes tomar en cuenta si estás en proceso de tratamiento para tratar la infertilidad. Debes tomar en cuenta que, unos de los factores que influyen en la posibilidad de concebir, radica en los tóxicos a los que estamos expuestos en la alimentación y en la fabricación de sus envoltorios.

1. Beber refrescos de cola
Los hombres que beben al menos un litro de refresco de cola al día tienen un conteo de espermatozoides 30 por ciento más bajos que los hombres que no beben refrescos de cola.

Un estudio danés que produjo esta estadística sugiere que la cafeína en los refrescos de cola es la que produce la baja en el esperma. “Sin embargo, en una placa de Petri, la cafeína mejora el movimiento de los espermatozoides”, dice el obstetra Niels Lauersen, “así que no descartes al jarabe de maíz de alta fructosa que se encuentra en estas bebidas, como el posiblemente verdadero culpable. En primer lugar, los estudios muestran que un exceso de azúcar puede llevar a la resistencia a la insulina, lo que altera la fertilidad. En segundo lugar, los pesticidas potentes (incluida la Atrazina) utilizados en los campos de maíz, se han mostrado en estudios que son disruptores endocrinos. Se encontró que el número de espermatozoides de los productores de maíz hombres y que trabajan regularmente con la atrazina, son más bajos”.

2. Productos lácteos
Las mujeres que consumen una gran cantidad de productos lácteos bajos en grasa se enfrentan a un riesgo del 85 por ciento mayor de infertilidad ovulatoria que las mujeres que consumen pocos productos lácteos bajos en grasa o nada.

Dificultades para ovular es una causa común de infertilidad. El estudio, afiliado a Harvard que produjo esta estadística, encontró esta condición sorprendentemente alta en las mujeres que consumían dos o más porciones diarias de productos lácteos bajos en grasa. Dado que los anteriores estudios de fertilidad sobre la leche no fueron concluyentes, “hemos comparado productos lácteos enteros y bajos en grasa como un ejercicio de rigor”, dice Jorge Chavarro, profesor asistente de medicina en la Universidad de Harvard y coautor de este estudio. “Estos hallazgos son extremadamente sorprendentes”, dice Chavarro, dado que Guías Alimentarias del gobierno en EU recomiendan que adultos consuman tres o más porciones de productos lácteos bajos en grasa al día.

3. Veganismo
Las mujeres veganas tienen un quinto de probabilidades de tener gemelos como son las mujeres vegetarianas y omnívoras.

Publicado en el Diario de Medicina Reproductiva, el estudio que produjo esta estadística sugiere que la diferencia es impulsada por el factor de crecimiento similar a la insulina (IGF), una proteína liberada por el hígado en respuesta a la hormona del crecimiento. Niveles de IGF son mucho más bajos en los veganos que en los no veganos. “Las dietas que incluyen productos lácteos, especialmente en las zonas donde se da la hormona del crecimiento para el ganado, parecen mejorar las posibilidades de embarazos múltiples”, escribe el autor del estudio.

Nota: Estos datos pueden generar un debate. Si bien los productos lácteos no son recomendables por muchas razones, sean bajos en grasa o no, y mucho menos los que son de animal tratado con hormonas -en ello también ya existen estudios, con esta información, tienes los dos lados de la balanza, procedentes de dos estudios, para evaluar una determinada situación. Puedes sacar tus conclusiones y por eso te recomendamos seguir investigando y forjar tu propio criterio al respecto.

4. Soja
Los hombres que consumen grandes cantidades de alimentos a base de soja (o soya) producen 32 por ciento menos de espermatozoides por mililitro que los hombres que no consumen los alimentos a base de sojaa.

El estudio con sede en la Universidad de Harvard que produjo esta estadística, examinó los efectos de 15 alimentos diferentes a base de soja en hombres cuyas parejas estaban tratando de quedar embarazadas. “La misma razón por las que las mujeres menopáusicas encuentran los alimentos a base de soja útiles porque ejercen leves efectos estrogénicos, es la misma razón por la que pueden ser perjudiciales para la fertilidad masculina”, dice Lauersen. “Mientras que incluir algunos alimentos a base de soja en tu dieta no afectará a la mayoría de los hombres, si el conteo de espermatozoides de un hombre es bajo, o incluso de bajo a la normal, los alimentos de soja podrían inclinar la balanza de estrógenos/testosterona en la dirección equivocada y reducir más el conteo de espermatozoides”. Te invitamos a leer nuestro artículo: 6 razones poderosas para evitar la soja, donde conocerás algunos factores de riesgo importantes para la salud si eres consumidor de soja.

5. Bisfenol-A (BPA)
Los hombres que están expuestos a grandes cantidades de bisfenol-A (BPA), un químico utilizado en la fabricación de alimentos enlatados, tienen un conteo de espermatozoides aproximadamente el 23 por ciento más bajo que los hombres sin exposición al BPA.

Cuando se utiliza en los revestimientos de las latas, el BPA se filtra en los alimentos. Un estudio afiliado a la Universidad de Michigan que produjo esta estadística, también encontró un aumento del 10 por ciento en el daño en el ADN del esperma en los hombres expuestos a grandes cantidades de BPA. Ampliamente utilizado en muchos productos desde la década de 1960, el BPA es ahora objeto de investigaciones por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos ya que la agencia pretende calcular los riesgos, reducir la exposición humana, y apoyar el cambio hacia alternativas.

6. Ácidos grasos trans
Los hombres con altas concentraciones de ácidos grasos trans en su semen tienen 96 por ciento menos espermatozoides que los hombres con bajas concentraciones de ácidos grasos trans en su semen.

Los ácidos grasos trans se encuentran comúnmente en la comida rápida y la comida chatarra; su presencia en el semen de un hombre demuestra que comió los alimentos que los contienen. El estudio afiliado a Harvard que produjo esta estadística, confirma estudios previos que sugieren que “los ácidos grasos trans pueden afectar a la espermatogénesis profundamente”, escriben los autores. Que los AGT (ácidos grasos trans) altos drásticamente bajen el número de espermatozoides en los hombres, plantean preguntas difíciles, ya que los investigadores no pudieron determinar el intervalo de tiempo durante el cual los AGT se acumula en los testículos y o cuánto tiempo permanecen allí. Potencialmente, podrían durar toda la vida.

7. Bebidas alcohólicas
Las mujeres que consumen al menos una bebida alcohólica por día tienen un casi un 50 por ciento de mayor riesgo de infertilidad por insuficiencia ovulatoria que las mujeres que beben alcohol.

El estudio con sede en la Universidad de Harvard que produjo esta estadística siguió a 18.555 mujeres durante ocho años en su intento de quedar embarazadas. “El alcohol dificulta la capacidad del hígado para metabolizar las hormonas”, dice el acupunturista con licencia Randine Lewis y autor de libros. “La mayoría de la infertilidad por insuficiencia ovulatoria incluye los desequilibrios hormonales que se agravan por la congestión hepática. Excesos hormonales en la sangre requieren un hígado limpio y saludable para metabolizar y excretar. El cuerpo no puede deshacerse del exceso de hormonas cuando está ocupado en la metabolización de las bebidas alcohólicas”.

8. Ácido perfluorooctanoico en las bolsas de palomitas de maíz de microondas
Las mujeres que están expuestas a grandes cantidades de ácido perfluorooctanoico (PFOA), una sustancia química sintética usada en los revestimientos de las bolsas de palomitas de maíz de microondas, se enfrentan a un riesgo de infertilidad que va desde el 70 por ciento al 134 por ciento más alto que las mujeres con la menor cantidad de exposición al PFOA.

También se utiliza en envoltorios de caramelos, envoltorios de comida rápida, y cajas de pizza; el PFOA también se ha relacionado con cánceres de mama y de próstata. El estudio basado en la UCLA que produjo esta estadística, examinó si los contaminantes industriales podrían explicar el por qué “una notable disminución de las tasas de fecundidad se ha observado en los países desarrollados”, según sus autores, y encontraron asociaciones entre la alta exposición del PFOA y los períodos menstruales irregulares, entre otros efectos preocupantes.

9. Dieta con más grasas buenas para mejorar niveles de fertilidad
Los hombres que comen una dieta tradicional holandesa tienen un conteo de espermatozoides de casi el doble que los hombres que comen una dieta a base de pescado y derivados.

Un estudio afiliado a la Universidad de Rotterdam Erasmus, examinó el semen de los hombres cuyas parejas femeninas estaban tratando de quedar embarazadas. Un grupo de hombres, que los autores del estudio llaman “holandeses tradicionales”, comió la dieta a base de carne y papas; otro grupo comió lo que los autores llaman una dieta alta en “salud-consciente” que consiste en pescados y derivados. El factor de beneficio de la dieta holandesa “podría no ser la carne y las patatas,” Chavarro especula, ya que “la dieta holandesa también es muy alta en ácidos grasos omega-3”, que muchos estudios relacionan con un aumento de la fertilidad en las mujeres y los hombres.

Por otro lado, las mujeres que consumen grandes cantidades de ácidos grasos Omega 3, son 22 por ciento menos propensas a ser diagnosticadas con endometriosis, -una causa común de infertilidad- que las mujeres que comen poco o nada de omega-3.

Los omega-3 son antiinflamatorios potentes, “son probablemente el nutriente de la fertilidad más importante”, dice Lauersen, y agregó que los omega-3 “no sólo pueden ayudar a controlar los síntomas de la endometriosis, sino que también pueden revertir algunos de los daños relacionados con la fertilidad” que la endometriosis provoca.

10. Hierro para mejorar la fertilidad
Las mujeres que consumen grandes cantidades de hierro no hemo (no hemínico), que es el tipo que se encuentra en las lentejas, espinacas y suplementos, tienen un riesgo 40 por ciento menor de infertilidad por insuficiencia ovulatoria que las mujeres que consumen poco o nada de hierro no hemo.

“El tipo de hierro que se encuentra en las carnes, esencialmente no está asociada con la fertilidad“, dice Chavarro, quien dirigió el estudio de Harvard que produjo esta estadística. “En cambio, la asociación fuerte es el tipo de hierro que proviene de cualquiera de los suplementos o fuentes vegetales.” ¿Pueden las lentejas ayudarte a quedar embarazada? Nadie sabe con certeza, todavía. De las muchas condiciones que causan infertilidad, los trastornos ovulatorios son los que muestran en los estudios responder más fuertemente a los cambios en la dieta, dice Chavarro.

11. Proteínas vegetales, en vez de proteínas en carnes
Las mujeres que consumen al menos un 5 por ciento de sus calorías diarias en forma de proteínas vegetales en lugar de proteínas de carne, tienen un riesgo 50 por ciento menor de infertilidad por insuficiencia ovulatoria que las mujeres que consumen únicamente proteína de la carne.

Sustituir el pollo y la carne roja con fuentes vegetales de proteínas podría reducir el riesgo de infertilidad ovulatoria, escriben los autores del estudio basado en Harvard que produjo esta estadística. “La carne roja contiene ácido araquidónico que pueden causar o empeorar las reacciones inflamatorias internas”, explica Lewis. “Cuando el cuerpo está en un estado de reactividad interna, está en un estado de “malestar”, y tiene menos energía disponible para funciones de mantenimiento, como la procreación”.


12. Antioxidantes para mejorar la fertilidad
El esperma de los hombres que consumen cantidades muy bajas de antioxidantes, es de sólo dos terceras partes móvil que el esperma de los hombres que consumen altas cantidades de antioxidantes.


El estudio, afiliado a la Universidad de California en Berkeley que produjo esta estadística, encontró que la ingesta alta de antioxidantes, aumenta no sólo la motilidad del esperma, es decir, su fuerza para nadar, sino también el conteo de espermatozoides. Aunque es tentador pensar que bebiendo té verde conduce directamente a la paternidad, “Yo no creo que haya alimentos que al comerlos te hagan más fértil, ni existen alimentos que puedes comer para ser infértil”, dice Domar. El mejor consejo es “comer exactamente como tu abuela te dijo que comieras. Comer alimentos llenos de nutrientes buenos, un montón de frutas y verduras. No beber refrescos de soda, no comer procesado, empezar a comer orgánico, consumir buenos suplementos de calidad y procurar la tranquilidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios