Gracias por su visita.

20 de mayo de 2016

NO ANDES EN COMPAÑÍA DE AMIGOS QUE NO LO SON


Dos amigos daban una caminata por un bosque y, de repente, apareció un gran oso.

Uno de ellos se subió precipitadamente a un árbol y allí se refugió, sin pensar en su amigo.

El otro, a punto de ser atrapado, se dejó caer en el suelo y se hizo el muerto.

El oso le arrimó el hocico y le olfateaba, mientras él contenía la respiración. Dicen que un oso no toca un cadáver.

Cuando se marchó, el del árbol le dijo:
Parecía que te hablaba, cuéntame, ¿te dijo algo?

Claro, me dijo esto:
No andes en compañía de amigos que no lo son y te abandonan cuando los necesitas.

Aprende a elegir a tus amigos, cuida la relación y está a su lado en los tiempos turbulentos.


Ama de tal modo que ellos puedan decirte: Amigo, contigo soy más y sin ti soy menos. ¿De verdad tienes a Dios como tu amigo?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios