Gracias por su visita.

2 de mayo de 2016

LA CELEBRACIÓN DEL SEIS DE ENERO


El seis de enero los sabios de oriente llegaron a adorar al niño Jesús en Belén.

El oro, el incienso y la mirra simbolizan la realeza, la humanidad y la divinidad de ese ser que llega como luz para la Tierra.

Tarde, por allá en el siglo XIV, el monje benedictino Beda les puso los nombres que hoy conocemos:

Melchor o Magalath, anciano de blancos cabellos y larga barba, de origen Europeo.

Gaspar o Galgalath, el más joven y rubio de Asia.

Baltasar o Serakin, de raza negra, procedente de África.

La valiosa lección de unos personajes de otra raza y credo que visitan a Jesús es un llamado a la tolerancia.

Se nos invita a derribar los muros de la incomprensión y a tender puentes de amorosa hermandad.

¿Tú amas a los de otro credo, raza o ideología? ¿Los respetas o exiges que piensen como tú?

Tolerancia es no juzgar y valorar las diferencias. Aprende a ser una persona plural.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios