Gracias por su visita.

29 de mayo de 2016

HE DECIDO VIVIR MÁS UNIDO A TI


Padre del amor, con tu ayuda acepto la adversidad y así no cargo el peso del sufrimiento.

Acepto que cierta cuota de dolor es parte de la vida y que el sufrimiento es dolor sin aceptación y sin amor.

Señor, me das tu fuerza y así no reniego, no me consumo en el fuego de la ira ni me lleno de amargura.

Aprendo de los enfermos con serios dolores que cargan su cruz con fe, serenidad y gozosa aceptación.

Por eso decido vivir más unido a ti, Señor, ya que con tu Espíritu no me deprimo y salgo adelante.

Gracias, Dios mío, por estar siempre conmigo, por tantas bendiciones y por tu amor ilimitado.

No me dejes sucumbir, aumenta mi fe, llévame de tu mano y levántame cuando tropiece.

Con tu amor tengo paciencia, dejo de estar enredado y venzo las dudas y las confusiones. Te amo, Señor. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios