Gracias por su visita.

17 de mayo de 2016

EL ULTIMO DECÁLOGO NUTRICIONAL


Salmón
El salmón es alto en DMAE (que combate el deterioro de la del sistema ocular y el sistema nervioso relacionados con la edad) y en ácidos grasos esenciales (de hecho, más del 5% de su contenido son las denominadas grasas buenas). El Dr. Perricone hace énfasis en que no elijamos los criados en piscifactorías porque la diferencia de contenido en Omega-3 es considerable.

Aceite de Oliva Virgen Extra
El ácido oleico es el encargado de que disminuya el "colesterol malo" -y que provoca el deterioro de las células- y el aceite de oliva está compuesto en casi un 75% por esta grasa monoinsaturada. También contiene protectores antioxidantes. Dentro de este decálogo, se recomienda el aceite de oliva virgen extra de primer prensado por tener menos acidez y mayores niveles de ácidos grasos (a más prensados, menos antioxidantes).

Verduras verdes
Las verduras de hoja verde contienen grandes cantidades de agua, que hidrata la piel desde dentro. Además, una sopa a base de brócoli, espinacas o espárragos verdes puede ser una gran fuente de nutrientes y antioxidantes como vitamina C, calcio o magnesio. El Dr. Perricone recomienda optar por alimentos frescos o congelados al natural siempre que sea posible, y evitar los envasados y procesados, que habitualmente incluyen cocciones en exceso que destruyen sus nutrientes.

Frutos Rojos
Los frutos rojos son potentes antioxidantes y, además, tienen bajo contenido glicémico, dos de las claves para conseguir un rostro más joven y lleno de vitalidad. Más allá de los beneficios para la piel, los frutos del bosque ayudan a reducir la grasa corporal acumulada, ya que normalmente se "fija" con los alimentos que tienen un índice glicémico superior a 50.

Lácteos
Pero no cualquier lácteo: el Dr. Perricone recomiendo naturales orgánicos, sin edulcorantes y bajos en sal. En general, se recomienda consumir productos ecológicos siempre que sea posible, y aún más en el caso de los lácteos que formarán parte de esta dieta antiaging. Solo así tendremos la garantía de que están exentos de BGH (la hormona del crecimiento bovino). De entre todos los derivados lácteos, los más recomendables son el yogur natural orgánico sin azúcar ni edulcorantes añadidos y el kéfir. Los dos contribuyen a la salud intestinal y a la mejora de la digestión. Algunos quesos sólidos, como el feta, también están permitidos.

Avena en copos
Tiene un alto contenido en fibras, grasas monoinsaturadas y proteínas. Ayuda a mantener a raya el colesterol y la presión arterial, además de mejorar el sistema digestivo, regular el azúcar y prevenir el cáncer.

Especias y plantas aromáticas
Algunas especias, además de dar sabor, tienen propiedades antiaging. ¿Ejemplos? La cúrcuma, que es antiinflamatoria y neuroprotectora. La salsa de tabasco también se admite en la Dieta Perricone, ya que su proceso de preparación conserva el poderoso antioxidante que contienen los chiles, la capsaicina.

Té verde
Este tipo de té es una de las grandes claves de la Dieta Perricone por sus propiedades antienvejecimiento confirmadas científicamente. El té verde tiene antioxidantes que estimulan el metabolismo y frenan el envejecimiento (polifenoles de catechin), y además dificulta la absorción de grasas perjudiciales y puede llegar a reducirla en un 30%.  Por otro lado,la theonina mejora el estado de ánimo.

Agua mineral
La deshidratación impide la eliminación de residuos del organismo y dificulta la metabolización de las grasas, así que también fomenta el desarrollo de los compuestos inflamatorios. El Dr. Perricone recomienda "evitar el agua del grifo, pues puede contener residuos perjudiciales como partículas de metales pesados".

Cacao puro
Increíble pero cierto: el chocolate ayuda a frenar el envejecimiento. Eso sí, en pequeñas dosis y lo más puro posible (eso implica que debe ser sin leche). El cacao es un potente antioxidante que evita el ataque de los radicales libres y, gracias a que es rico en magnesio, regula los niveles de azúcar, ayuda a fijar el calcio a los huesos, controla la flora intestinal y protege el sistema cardiovascular.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios