Gracias por su visita.

9 de mayo de 2016

DIFERENCIA ENTRE TENER NOVIO Y COMPAÑERO DE VIDA


La diferencia entre tener un novio y encontrar a tu compañero de vida
Con tu novio te preguntas si sigue amándote, con tu compañero de vida no necesitas siquiera preguntártelo: es obvio

Las relaciones amorosas nunca son tan sencillas como parecen. De partida nos enfrentamos a personas que tienen diferentes definiciones de lo que significa estar con alguien, y aunque para algunos significa quedarse con alguien para siempre, para otros significa probar sin comprometerse demasiado. La verdad es que estamos en una época en la que todos podemos tener algo con alguien, le llamemos relación o no. Es sencillo conseguir un número telefónico o conocer a alguien que parece hacer click con nosotros de forma casi inmediata, podemos amar y tener a alguien que nos ame y está bien, sin embargo, pocos son los que llegan a convertir a esta persona en su compañero de vida.

Cuando lo vemos así, parece extraño ¿no? Después de todo somos esa generación que muere por el amor, que lo busca y lo idealiza en cada esquina, y sin embargo, es como si no tuviésemos en nosotros la habilidad de comprometernos más allá, de dar ese paso necesario para convertir esa relación en algo más que un simple amor. El problema es que creo que primero deberás pasar por un largo proceso de ensayo y error, un proceso que no todos están dispuestos a vivir. Puedes tener un novio y presentárselo a tus padres, puedes incluso sentir que tu vida depende de esa persona, sin embargo, eso no lo convierte en tu compañero de vida porque para ello primero necesitas voluntad y tiempo. Amarse no siempre es suficiente, por duro que parezca. Las parejas que se transforman en compañeros de vida son aquellos individuos que han pasado por los altos y bajos de la relación y que aún así se han quedado al lado de esa persona. Han pasado por las cosas buenas y la malas, han convivido con la duda diaria de sentir que quizás hay alguien mejor para ellos en otro lugar y a pesar de todo eso han decidido seguir amándose.

El amor real es una decisión consciente que tomamos todos los días: es la decisión de quedarse, cuando podrías irte, de preocuparte cuando podrías ignorar, de apoyar cuando podrías mirar hacia otro lado. Cuando dos personas se transforman en compañeros de vida se dan cuenta que están el uno al lado del otro porque quieren construir algo juntos, incluso si podrían hacerlo por separado. Por otro lado, las relaciones o noviazgos suelen ser más volátiles, mientras que la relación que puedas tener con tu compañero de vida será completamente estable. Atrás quedarán las dudas, la necesidad de ser validada o esa inseguridad que sientes porque crees que no te ama lo suficiente.

Estas personas han pasado por tantas cosas que se conocen a la perfección, se tienen paciencia y saben que sus sentimientos son algo estable que ni siquiera necesita ser cuestionado: se aman y nada puede negarlo.

Además de eso, han llegado a un punto en el que no sólo son honestos con su pareja, sino que también consigo mismos: saben que hay ocasiones en las que no se sienten tan amorosos, en las que se enojan, en las que se frustran con la persona que tienen en frente y aún así, no dejan que eso acabe con su amor. En vez de eso lidian con estos temas difíciles y los exponen sin tapujos o vergüenzas frente a su pareja. El resultado es una unión entre dos personas estables y honestas que cuidan el uno del otro y que se aman sin mentiras. Cuando encuentras a tu compañero de vida encuentras a la persona que estará ahí para apoyarte en todo lo que te propongas, será la persona que te amará por lo que eres y no por lo que puedes llegar a ser y será también aquel individuo que te escogerá, una y otra vez, porque sabe que no hay nadie más con quien querría estar.

Al final, las relaciones son para el momento, incluso si ese momento dura algunos años, pero un compañero es para toda la vida. No es fácil, no es sencillo y requiere que nos esforcemos, que trabajemos y que superemos obstáculos cuando lo único que querremos será renunciar y decir adiós. No lo hagas, porque si has superado todo esto y más, significa que tienes a tu lado a esa persona especial que el cielo y el universo han destinado sólo para ti. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios