Gracias por su visita.

19 de mayo de 2016

COSECHAS DE LO QUE SE SIEMBRAS


Un maestro de construcción, ya entrado en años, estaba listo para retirarse a disfrutar su pensión de jubilación.

El jefe le pidió, como favor personal, que hiciera el último esfuerzo: construir una casa más.

El hombre accedió y comenzó su trabajo, pero se veía a las claras que no ponía el corazón en lo que hacía.

Utilizaba materiales de inferior calidad, y su trabajo, lo mismo que el de sus ayudantes, era deficiente.

Ya terminada la obra el jefe fue a la casa y le dio al empleado las llaves de la puerta principal.

"Esta es tu casa, querido amigo -dijo-. Es un regalo mío y de la empresa para ti".

El jefe se fue y el albañil quedó apesadumbrado. No sabía que estaba construyendo su propia casa

Ya muy tarde aprendió una dura lección: Se cosecha lo que se siembra. Ojo: Aprende y haz todo con amor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios