Gracias por su visita.

19 de mayo de 2016

CONSEJOS DE MADRE A HIJA


1- Recuerda que solo tienes una vida; esto no es un ensayo.
2- Intenta ser positivo y buscar el lado bueno de cada experiencia vital.
3- Piensa en el aquí y el ahora.
4- Vive cada día de tu vida de forma plena porque no sabes lo que te espera a la vuelta de la esquina.
5- Recuerda que la vida puede cambiar en un instante.
6- Ama todas las etapas de tu vida y no temas pasar por ninguna, porque todas y cada una de ellas son mágicas.
7- Aprende a vivir el momento. Si consigues hacerlo cuando eres joven, te ayudará cuando tengas 60.
8- La vida es demasiado corta como para estar preocupándose por algo que ocurrirá en el futuro. Vive el hoy.
9- ¡Sal y disfruta de la naturaleza!
10- Busca un hobby o un empleo que te hagan experimentar las diferentes sensaciones de cada fase de tu vida.
11- Sé tú misma. Envejece con dignidad.
12- Concéntrate en envejecer de forma positiva, no en evitar el envejecimiento.
13- Acepta los cambios de tu cuerpo y de tu mente a medida que vas madurando.
14- Sé sincera contigo misma siempre. Es un proceso de aprendizaje lento, pero vale la pena.
15- Guarda tus recuerdos, pero no seas demasiado dura contigo misma.
16- Dale todos los días las gracias a Dios por todo lo bueno que te ocurre y pídele sabiduría para que puedas resolver de la mejor manera tus problemas
17- Olvídate de los estereotipos que tiene la sociedad sobre el envejecimiento.
18- No te preocupes por envejecer. Preocúpate por el aburrimiento.
19- La edad es solo un número, no define quién eres.
20- El tiempo va a pasar quieras o no, así que ¡empieza a vivirlo!
21- No dejes de inspirarte.
22- Vive de una manera sencilla y ahorra. Ejercítate, cultívate, lee y viaja.
23- Cómprate ropa clásica, siempre estará a la moda.
24- No malgastes el dinero en zapatos; los hombres no se fijan en tus pies.
25- ¡No llenes tu vida de cosas ni personas inútiles!
26- Sé tú misma; brilla con luz propia. Muéstrate presente, verdadera, consciente y viva en cada momento.
27- No te obsesiones con las arrugas. Cuando empiecen a aparecer en tu cara, piensa que son el mapa de tu vida.
28- Vive con pasión y con amor, con los ojos y el corazón abiertos. Simplemente, sé feliz.
29- Vive el presente; no te preocupes por envejecer. Lo mejor está por venir.
30- Valora los pequeños placeres de la vida; no compliques más las cosas.
31- Quiere y respeta a tu pareja y a tus hijos del mismo modo que quieres que ellos te amen y te respeten a ti.
32- Da tu amor de forma libre e incondicional.
33- Ten hijos cuando quieras tenerlos: no hay un momento clave y específico para ello.
34- Muestra empatía contigo misma y con los que te rodean.
35- Haz muchas fotos, te alegrarás de tenerlas cuando tus seres queridos dejen de estar ahí.
36- Aprende a perdonar desde la juventud.
37- Olvida tus enfados, y deja que la gratitud y la alegría sean tu ley de vida.
38- Ten un círculo íntimo de amigas. ¡Es fundamental!
39- Valora a tu familia. Estarán contigo cuando los demás se alejen. Te apoyarán durante todo el recorrido de tu vida.
40- Nunca te vayas a dormir enfadada contigo misma o con otra persona.
41- Dile a tu pareja, a tus amigos y a tu familia que los quieres todos los días.
42- A los 30 te haces mujer. Aprecia tu belleza.
43- No pierdas el tiempo preocupándote de cosas que no puedes cambiar; cambia las cosas que sí puedes.
44- Sal cuanto antes de una mala relación, no puedes cambiar a la otra persona.
45- ¡Cuida tu piel! Y sonríe con frecuencia.
46- Confía en tus instintos y nunca hables mal de ti.
47- Sé amable contigo misma. No tengas en cuenta lo que no está bajo tu control. Si hay algo que te hace sentir mal, sácalo de tu vida.
48- Aprende a reírte de ti misma. ¡No seas tan seria!
49- Concédete un rato para ti misma cada día; ríete y sonríe a cada momento.
50- Simplemente, sé tu misma. No ansíes la perfección.
51- Si tienes hijos, quiérelos, pero no intentes ser una madre perfecta.
52- Deja que tu hijo sea tu maestro.
53- Sé una guerrera; aprende a disponer de tus propios recursos y a ser autosuficiente.
54- No te dejes guiar por el miedo.
55- No dejes de aprender y refuerza tu mente, tu físico y tu espíritu.
56- Muéstrate agradecida cada día, hasta cuando sea un mal día. Siempre hay una lección por aprender.
57- Acepta los aspectos positivos del envejecimiento, como el hecho de tener menos responsabilidad y más libertad.
58- Muchas batallas se simplifican con la edad.
59- ¡No dejes que nadie te diga que eres demasiado vieja para hacer algo! O demasiado joven.
60- No tengas miedo. Cuando envejezcas, te sentirás bien. La vida y la naturaleza te preparan para cada fase de tu vida.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios