Gracias por su visita.

3 de mayo de 2016

COMO CURAR LAS UÑAS ENTERRADAS


Las uñas de los dedos de los pies se encarnan o se entierran, cuando una de las esquinas de una uña se dobla y se mete en la piel, haciendo que ésta se enrojezca e inflame. Esto puede suceder en cualquier dedo, pero con mayor frecuencia se produce en los dedos gordos.

Causas más frecuentes
 Cuando el corte de las uñas se hace de manera incorrecta, dándoles una forma redonda, lo que causa el crecimiento anormal. Para que la uña pueda crecer de una manera normal, hay que cortarla recta, permitiendo que las esquinas salgan y no se doblen.

 Usando zapatos muy apretados o con un tacón muy alto, también afectamos el libre crecimiento de las uñas, provocando que éstas se entierren.

Cuando no se hace una limpieza adecuada de los pies, las uñas recogen suciedad que puede producir el efecto de que se entierren.

Cuando se reciben muchos golpes en los dedos de los pies, ya sea por la practica de algún deporte o por cuestiones laborales, se afectan las uñas

Síntomas
 – Mucho dolor en el dedo afectado.
– Un profundo enrojecimiento en el pliegue del dedo.
– Una hinchazón alrededor de la uña.
– Sensibilidad e inflamación.
– Se puede presentar infección.

Las personas que sufren de artritis, obesidad y trastornos circulatorios (o las defensas de cuyo sistema inmunológico están bajas) son las que tienen mayor riesgo de padecer de las uñas encarnadas.

Remedios caseros para tratar las uñas encarnadas
 – Colocar un ajo machacado sobre el dedo afectado. Lo dejamos durante toda la noche, colocando una venda para que se mantenga en el puesto correcto.
– Otro procedimiento que es posible realizar es remojar la uña afectada en un poco de zumo de cebolla.
– También podemos remojar la uña enferma en agua caliente con sal. Luego dejamos el dedo tapado durante toda la noche.
– El remojo de la uña afectada es el remedio casero más utilizado. Es muy efectivo hacerlo con un poco de tintura de caléndula en medio litro de agua caliente. Se deja en remojo durante aproximadamente treinta minutos. Luego el dedo se envuelve en un trozo de tela limpio. Lo dejamos así durante toda la noche y al día siguiente ya notamos la mejoría.
– Partir un limón y calentarlo en la estufa. Ahuecarlo un poco de manera que se pueda introducir el dedo afectado. Dejar el dedo allí durante unos veinte minutos: el limón calmará el dolor.
– Finalmente, para que el dedo se desinflame y podamos extraer la uña enterrada con mayor facilidad, tenemos que pelar y lavar una zanahoria. Se ralla y se coloca un poco sobre el dedo enfermo. Dejar actuar por lo menos durante una o dos horas.

Recomendaciones especiales para el correcto crecimiento de las uñas
– Cortar las uñas de manera recta. Es importante recordar la forma tiene que ser recta, nunca ovalada (cuando la uña se curva y se entierra en la piel).
– Dar baños tibios para calmar el dolor: remojar el pie afectado en agua caliente durante media hora varias veces al día. Así se calmará el dolor y podremos extraer la uña.
– Adquirir zapatos adecuados
Los zapatos tienen que ser amplios en la parte delantera para que los dedos tengan el espacio suficiente. La altura de los zapatos debe ser preferiblemente de dos centímetros y medio, como máximo.
– Usar sandalias en la casa. Usa sandalias cuando estás en casa. De esta manera la uña afectada se puede recuperar mas fácil.
– Evitar los tropiezos. Cuando una uña está enterrada y se sufre un fuerte tropiezo, esto puede provocar que la uña se entierre mucho más. Por eso hay que tener mucho cuidado, especialmente, si andamos con sandalias.
– Consultar al médico. Si la persona padece de diabetes, lo primero que tiene que hacer, cuando se presente el primer síntoma de una uña enterrada, es consultar al médico, Se puede presentar alguna complicación por la mala circulación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios