Gracias por su visita.

27 de abril de 2016

UN CÓNYUGE FELIZ ES TAMBIÉN UN BUEN NEGOCIO PARA LAS EMPRESAS



Un Matrimonio feliz, es una vida feliz: ¿pero lo es incluso en la oficina?
Un matrimonio feliz es un buen negocio, sugieren los estudios.

Los estudios dicen que existe un vínculo entre el estado de las relaciones conyugales de los empleados de las emprsas y sus niveles de productividad.

Cuando mi esposa está triste, no vengo contento a la oficina, expresa un empleado.

Varias compañías han estado planeando eventos —en parte de desarrollo profesional y en parte de esparcimiento— para familiarizar a los cónyuges de los empleados con el trabajo de sus parejas.

Las reuniones les dan a los esposos y esposas un lugar para expresarse y, las empresas esperan una mayor comprensión la próxima vez que su pareja se quede trabajando hasta tarde en la oficina o salga en un viaje de negocios de último minuto.

Un cónyuge infeliz puede restarle eficacia a su pareja en el trabajo. Un estudio publicado en la revista académica Journal of Marriage and Family halló que los hombres están más felices con su vida cuando sus esposas están satisfechas con su matrimonio, independientemente de la opinión de los esposos sobre la unión. Además, un estudio reciente en la revista Psychological Science mostró que la personalidad de un cónyuge puede influir en el desempeño de su pareja en el trabajo.

Los empleados cuyos cónyuges son personas concienzudas que tienden a ser organizadas y seguir las reglas eran más propensos a tener un mejor desempeño laboral, obtener ascensos y alzas de salario y estar contentos con su trabajo. El estudio utilizó datos de cinco años de 2.272 parejas en Australia.

Estrategias:

Las empresas están creando grupos privados en Facebook para que las parejas de los empleados interactúen. Los miembros hablan sobre sus problemas actuales y lo que la empresa puede hacer para ayudarles.

Las compañías organizan eventos con charlas motivacionales, juegos y premios en el que participaron  los cónyuges de los empleados. Algunas personas hablan sobre las frustraciones que genera tener un marido que trabaja durante largas horas.  En ocasiones, los maridos también han asistido, pero el enfoque del programa de parejas es mas hacia los conyuges de los empleados.
Estos encuentros han llevado a apoyar más el horario de los esposos.

Las empresas imparten clases para los cónyuges e hijos adultos de los empleados en temas como resolución de conflictos.

La respuesta predominante de estos encuentros ha sido: ‘Ahora entiendo por qué mi pareja trabaja tanto aquí”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios