Gracias por su visita.

2 de abril de 2016

LA ENFERMEDAD ES UN MENSAJE DEL ALMA


Si últimamente te pones enfermo con mucha facilidad, incluso sin estar expuesto a nada, debes empezar a pensar que tal vez tu cuerpo te esté intentando enviar algún tipo de mensaje.

No solo debemos cuidar nuestro exterior, ya que nuestro interior también tiene mucho que ver en nuestra salud. Es por eso por lo que cuando hay síntomas físicos de que algo no está bien, con mucha asiduidad, tal vez debas resolver algo que te está atormentando.

La enfermedad es el mensaje del alma, así que préstale atención y nunca intentes ignorarla

Si tu enfermedad afecta a tus pulmones o a tus vías respiratorias, impidiéndote así respirar con normalidad, está claro que hay algo que te está aprisionando en vez de liberarte. ¿Qué es lo que te impide ser libre? ¿Qué es lo que te está impidiendo expresarte?

Hay unas cuerdas que te están atando y de las que crees no poder liberarte. Es importante que reflexiones sobre si hay alguna persona en tu vida que te está asfixiando, si hay algo que te está impidiéndote expresar lo que quieres sacar fuera de ti. Hay algo que tienes dentro y que no logras liberar.

Si la enfermedad que estás padeciendo te afecta al corazón, no lo dudes, hay algún problema relacionado con el amor. Tal vez estés sufriendo por alguien o, incluso, te encuentres dentro de una relación o un amor tóxico. En tu corazón debería haber equilibrio, pero ahora mismo tan solo hay desequilibrio y dolor.

Que los problemas afecten a nuestro corazón implica que ocurre algo con nuestros sentimientos. Fíjate si tienes algún límite para expresar tus sentimientos, si tienes miedo a ser herido y te encuentras cerrado en banda hacia el amor. Aprende a amarte a ti mismo, libérate de las garras de la dependencia.

Cuando tu estómago es el que está afectado en este caso, hay una situación o una persona a la que te está costando digerir, por el motivo que sea.
Si estás sufriendo dolores de estómago piensa en lo que estás viviendo. Quizás exista alguna dificultad para adaptarse a algo o a alguien, tal vez haya una resistencia a ideas nuevas o algún tipo de intolerancia. Descúbrelo para poder solucionarlo.

Las piernas son las encargadas de llevarnos allá donde deseamos. Es por esto por lo que se encuentran ligadas a avanzar, a cómo hacerle frente a nuestro futuro. ¿Qué ocurre entonces si nos duelen?
En el caso de que te duela tu pierna izquierda, debes liberarte del pasado porque lo estás teniendo muy presente en tu vida y te está impidiendo avanzar. Si te duele la derecha, puede que tengas miedo a un futuro incierto y que estés postergando todo lo que tienes en tu presente para ese futuro. Debes vivir el momento.

Hay muchas otras partes de nuestro cuerpo que pueden indicar algún tipo de problema que afecta a nuestro bienestar y a nuestra paz interior:

Rodillas: ligadas al orgullo, manifiestan que nos doblegamos a nuestro ego.
Pies: ligados al aquí y el ahora, indican que debemos seguir avanzando, que necesitamos apoyo y que debemos mantener los pies en la tierra.

Manos: problemas con dar y con recibir, tal vez des demasiado a quien no lo merece, a veces debemos ser algo egoístas con nosotros mismos.

Cadera: clama que hay falta de confianza, inseguridades, miedos que deben ser superados. Suele manifestarse su dolor cuando nos encontramos perdidos, sin una dirección que seguir.

Espalda: si cargas con muchos problemas, estos se manifestarán en tu propia espalda.

Cabeza: si piensas demasiado en vez de actuar o tienes preocupaciones que no logras solventar, tu cabeza será la primera afectada.

Cualquier problema que haya en nuestro interior se manifestará, sin duda alguno, en nuestro exterior

Si has estado enfermo con mucha asiduidad y no sabes porqué motivo, es importante que mires en tu interior porque ahí puede que halles la respuesta.

No te fijes solo en lo externo. Cultivar tu bienestar interior será lo que te permita estar saludable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios