Gracias por su visita.

18 de abril de 2016

COMO CURAR LA PAPADA DE FORMA NATURAL


El cuello es una parte de nuestro cuerpo que solemos tener olvidada hasta que empezamos a notar el paso del tiempo, ya que un cuello fino nos da una imagen mucho más estilizada.

Hay varias cuestiones que influyen en la aparición de la papada, como el sobrepeso y la flacidez, pero también hay muchas soluciones naturales para reducirla progresivamente.

En este artículo te damos las claves para eliminar la papada de manera natural, realizando unos sencillos ejercicios y siguiendo unos consejos generales de salud.

¿Hay sobrepeso?
Cuando la papada no es muy exagerada es posible que sea debida a un aumento de peso, por lo que el primer paso para combatirla será evitar seguir engordando y, a ser posible, bajar un poco de peso. Eso lo conseguiremos, por ejemplo, alimentándonos de manera equilibrada durante el día y reduciendo la cantidad que comemos en la cena, que es la comida que más nos engorda.
Si éste es el motivo de nuestra papada lo confirmaremos abriendo la boca, y constatando si efectivamente destaca el doble mentón.

Además, te damos estos otros consejos para ayudarte a bajar de peso sin grandes sacrificios:

Aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra: fruta, verdura, legumbres, cereales integrales, frutos secos, semillas.

Reducir el consumo de alimentos fritos, azúcares, lácteos cremosos, embutidos y pasteleria.

Acompañar todas las comidas de una ensalada variada.

Beber un vaso de agua media hora antes de cada comida.

Masticar bien la comida y comer sin prisas, saboreando los alimentos. Esto nos ayudará a saciarnos antes y a no comer tanta cantidad.

¿Hay flacidez?
En otros casos la papada se debe más bien a la flacidez de los tejidos de la cara y del cuello, y no tanto al tejido graso. La causa de esta papada está enadelgazamientos bruscos, el paso del tiempo o cuestiones genéticas.
En este caso deberemos aumentar el consumo de proteína, que es la que da firmeza a los tejidos. Además de la proteína animal (carne, pescado, huevo, leche) también debemos comer proteína vegetal (legumbres, frutos secos, setas, espirulina).

Exfoliación e hidratación
En ambos casos es muy importante que no nos olvidemos de exfoliar, hidratar y nutrir en profundidad la zona, para renovar las células muertas de la piel y darle firmeza.
Las exfoliaciones las podemos hacer con productos naturales (sal, azúcar, bicarbonato de sodio) una vez a la semana.
Frotaremos suavemente la piel humedecida de la papada haciendo círculos con los dedos, durante al menos un minuto. A continuación aclararemos, secaremos e hidrataremos.
La hidratación la haremos cada día, una o dos veces, con aceites vegetales adecuados para nuestro tipo de piel: coco, almendra, rosa mosqueta, jojoba, etc.

Aprovecharemos este momento para masajear nuestra piel con este remedio para contribuir a eliminar la papada. Abriremos bien la mano, separando el pulgar y el índice, y masajearemos la piel de la zona apretando un poco, de arriba hacia abajo.

Ejercicios
Finalmente, una parte fundamental para reducir la papada, sea cual sea su causa, es hacer ejercicios diariamente. Bastará con 10 minutos, pero tenemos que ser constantes.

Sentada o de pie, lleva la mirada y la cabeza hacia el techo, levantando la barbilla, y cuando estés al límite entonces frunce los labios y mantén la posición durante unos segundos. Notarás como se estira todo el cuello.

Lleva suavemente la cabeza hacia un lado, mantén unos instantes y luego llévala hacia el otro.

Colocaremos una pelota de tenis debajo de la barbilla y la sostendremos apretándola contra el pecho. Iremos haciendo presiones y soltando la fuerza repetidamente.

Masticar chicle es un curioso y sencillo ejercicio que también nos ayudará a fortalecer toda la musculatura. Pero evitaremos que el chicle sea con azúcar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios