Gracias por su visita.

13 de abril de 2016

APRENDER A RESPIRAR MEJORA LA SALUD


Respire profundamente y relájese.

Detrás de ese consejo de sentido común hay una compleja serie de procesos fisiológicos que tranquilizan al cuerpo, reducen el ritmo del corazón y ayudan a controlar el dolor.

Respirar y controlar su aliento es una de las formas más fáciles de mejorar su salud mental y física, indican los médicos y psicólogos. Se ha demostrado que la respiración lenta, profunda y consistente tiene beneficios para tratar condiciones que van desde las migrañas y el síndrome del intestino irritable hasta trastornos de ansiedad y dolor.

“Si te entrenas para respirar un poco más lento ello puede tener beneficios de salud a largo plazo”, afirmó un profesor de psiquiatría del Centro Médico de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte. La respiración profunda, indicó, activa una respuesta de relajación “que potencialmente disminuye la inflamación, mejora la salud del corazón, fortalece el sistema inmunológico y quizás incluso mejora la longevidad”.

Para ayudar a fomentar el hábito de la respiración saludable, compania de tecnología de San Francisco recientemente lanzó un dispositivo de vestir llamado Spire que monitorea los patrones de respiración y le indica a los usuarios cuando se encuentran demasiado tensos o ansiosos.

“Uno de los objetivos de este trabajo era, ‘¿Cómo podemos hacerlo tan sencillo hacer la transición a la calma y concentración que la gente no tenga que parar lo que está haciendo?” apuntó la directora de Calming Technology Lab en la Universidad de Stanford.

Muchos de los primeros compradores del aparato Spire de US$150 son trabajadores de oficina que dedican mucho tiempo enfrente de la computadora. La investigación ha hallado que la gente que trabaja en computadoras a menudo contiene la respiración, una acción llamada apnea de pantalla, afirmó.

Los gerentes corporativos ansiosos por aprender a controlar mejor su estrés figuran entre sus mayores clientes.

Vranich dice que instruye a sus clientes a respirar con el abdomen. Durante la inhalación, eso motiva al diafragma a allanarse y a las costillas se ensanchan. La mayoría de nosotros por instinto respiramos de forma vertical, utilizando nuestro pecho, hombros y cuello, apunta.

La respiración abdominal, o diafragmática, a menudo se enseña en las clases de yoga y meditación. Los expertos dicen que el aire debería ser absorbido por la nariz, y que la exhalación debería ser más larga que la inhalación. Vranich recomienda intentar respirar de esta forma todo el tiempo pero los expertos dicen que es suficiente utilizar la técnica durante momentos estresantes o tensos o cuando es necesario para enfocarse y concentrarse.

La respiración lenta estimula al nervio vago, que va desde el bulbo raquídeo hasta el abdomen. Forma parte del sistema nervioso parasimpático, que es responsable de las actividades del cuerpo de “descansar y digerir”.

La actividad del nervio vago causa que el ritmo cardíaco disminuya a medida que exhalamos. La actividad vagal puede activarse al respirar a un ritmo de alrededor de entre cinco y siete veces por minuto, comparado con niveles promedio de respiración de alrededor de 12 a 18 respiraciones por minuto.

La respuesta del nervio vago incluye la liberación de diferentes químicos, incluyendo acetilcolina, un neurotransmisor que actúa como antiinflamatorio y reduce el ritmo de la digestión y del corazón, señaló el director del Centro de Jaqueca Jefferson en la Universidad de Thomas Jefferson en Filadelfia, que está trabajando en un artículo sobre el nervio vago y sus funciones.

Cuando las condiciones médicas son severas, como con la epilepsia, algunas veces se implantan dispositivos médicos para estimular el nervio vago. Para la mayoría de la gente, la respiración lenta y constante es una forma natural de estimular el nervio.

Se ha demostrado que ciertas condiciones, incluyendo el asma y los trastornos de ansiedad, se benefician de otras técnicas de respiración: hacer respiraciones poco profundas por la nariz a una velocidad regular rítmica de ocho a 13 respiraciones por minuto. Para estos pacientes, la respiración profunda puede causarles que inhalen demasiado aire y se hiperventilen.

Spire, el dispositivo que monitorea los patrones de respiración, es un dispositivo estilo podómetro que puede conectarse a los pantalones o al sostén y puede detectar patrones de respiración sin tocar la piel.

Un sensor detecta expansiones y contracciones sutiles del torso, anotó Moraveji, de Stanford. El dispositivo detecta los patrones estándares de respiración de la gente y les puede decir a los usuarios cuando están tensos o podría necesitar respirar profundamente. Incluye una aplicación que guía a la gente a realizar ejercicios de respiración de hasta solo 30 segundos.

La investigación de Moraveji incluye un estudio de 2011 de Stanford de 13 estudiantes que halló que los sujetos en promedio respiraban 16,7 veces por minuto cuando hacían trabajo normal de computadora comparado con 9,3 respiraciones por minuto cuando se encontraban relajados, indicó. El estudio fue publicado en los registros de anual Simposio de ACM sobre la Tecnología y Software de Interfaz de Usuario.


Un estudio de seguimiento halló que dar retroalimentación sobre patrones de respiración en una pantalla de computadora permitió a los sujetos controlar su respiración sin disminuir su desempeño en una tarea analítica, dijo Moraveji. “Probamos que ya que la respiración se controla con tanta facilidad, uno no tiene que interrumpir una tarea para regular el sistema nervioso”, indicó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios