Gracias por su visita.

18 de marzo de 2016

LA SALUD DE ACUERDO A LA POSICIÓN QUE SE DUERME


Estudios recientes señalan que la posición al dormir puede afectar la salud. Estas son las más comunes con sus pros y contras.

Tener una buena posición al dormir es importante para la salud. 
La posición al dormir es clave para la salud

Varios estudios científicos han revelado que la posición que adoptan las personas cuando duermen es crucial para tener una óptima condición física y mental. “El descanso es importante para recuperarse del estrés diario y permitir que el cuerpo rejuvenezca. Por eso es clave estar en una posición saludable al dormir”.

Estas son las cinco más comunes con sus peligros y beneficios.

De lado hacia la izquierda
Acostarse en esta posición puede ayudar a eliminar los síntomas de la acidez estomacal y el reflujo gástrico. Al parecer, los órganos internos se alinean de tal forma que se reducen las fugas del ácido estomacal hacia el esófago, que provocan ardor, dolor en el pecho y sabor amargo en la boca. Pese a esto, quienes duermen hacia el lado izquierdo son más propensos a sufrir pesadillas. Así lo reveló un estudio de la Universid
ad Yuzuncu Yil, en Turquía, publicado en la revista Journal of Sleep and Hypnosis, según el cual el 40,9 por ciento de la gente que elegía esta posición padecía estos sueños desagradables.

De lado hacia la derecha
Es la posición más favorable para quienes sufren de hipertensión, pues el corazón está al lado izquierdo del pecho y de esa forma no queda oprimido. Así disminuye el nivel de la presión arterial y las pulsaciones por minuto. Dormir de esta forma ayuda también a disminuir el riesgo de alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas, pues el sistema linfático está más activo durante el sueño y elimina hasta 25 por ciento más las proteínas tau y los depósitos de beta-amiloide, responsables del desarrollo de este mal. Pero investigadores de la Universidad de Auckland, en Nueva Zelanda, revelaron en un estudio que dormir en esta posición no les conviene a las mujeres embarazadas, ya que aumenta el riesgo de muerte durante el parto.

Posición fetal
Cerca del 50 por ciento de las personas duermen así y se benefician de esta posición mediante la cual la espina dorsal adquiere suficiente flexibilidad para moverse durante la noche. Según los expertos, es una manera para eliminar el estrés y las preocupaciones del día. Sin embargo, es importante tener una almohada firme para evitar dolores en el cuello y las articulaciones. Además, la cabeza debe estar alineada con la columna y los hombros. Todo depende también de la contextura física, por lo cual es recomendable asesorarse de un especialista para elegir la mejor almohada en caso de que esta sea la posición preferida para dormir.

De espaldas boca arriba
Esta posición puede favorecer a quienes padecen dolores lumbares, aunque es necesario tener una buena almohada. Dado que la cara no está oprimida contra la almohada, como en las demás posiciones, durante seis o más horas, dormir así ayuda a que las personas sufran menos arrugas y manchas en la piel. Según Goesel Anson, cirujano plástico, esto ocurre porque en esa posición el rostro suda y se bloquean los poros. La desventaja más grande es que duplica la incidencia de ronquidos y de apnea del sueño, que causa hipertensión arterial, diabetes y depresión.

De frente boca abajo
Dormir boca abajo favorece una buena digestión, especialmente en noches donde la persona ha comido demasiado. Según científicos de la Universidad de Shue Yan, en Hong Kong, quienes duermen así, además, son propensos a las eyaculaciones nocturnas o sueños húmedos. Pero es la peor posición para los huesos y los músculos, pues el cuello se estira y aprieta demasiado, y los nervios también se pellizcan. Esto puede provocar dolores de cabeza, rigidez en el cuello, los hombros y los brazos. Adicionalmente, es factible que la persona padezca dolores en la parte baja de la espalda. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Por favor, escriba aquí sus comentarios